macarrónico

macarrónico, a

(Del ital. maccheronico < ital. dialectal maccaron, error garrafal.)
1. adj. Se refiere al lenguaje o estilo que es vulgar e incorrecto tiene un inglés macarrónico.
2. LITERATURA De la macarronea.
3. Que es muy viejo o anticuado no sé cómo aún te pones ese traje macarrónico. desfasado

macarrónico, -ca

 
adj. Díc. del latín muy defectuoso y del lenguaje o estilo contrarios a las leyes de la gramática.
Traducciones

macarrónico

macarrònic

macarrónico

makkaronisch

macarrónico

macaronic

macarrónico

macaronique

macarrónico

maccheronico

macarrónico

ADJmacaronic
Ejemplos ?
Las suripantas, también 'de origen griego' y nacidas en la obra El joven Telémaco de José Rogel Soriano, tomaron su caprichoso nombre del estribillo que un coro de bellas y seductoras interpretaba en dicha pieza, joya de los referidos "bufos madrileños", y cuyo cantable macarrónico sonaba así: «Suripanta la suripanta, macatrunqui de somatén, sunfáriben sunfaridon, melitónimen sonpén».
En la biblioteca, heredera del Escritorio de San Millán dormía durante siglos un códice latino, Aemilianensis 60, en cuyos márgenes un amanuense había escrito unos apuntes (glosas) en lengua romance, en vasco y en un latín que hoy podríamos llamar “macarrónico”.
n Lolcat es la combinación de la fotografía de un gato con un texto humorístico y en inglés macarrónico sobre la idiosincrasia del gato, referido como Kitty Pidgin o lolspeak.
El latín del texto es bastante macarrónico (es decir, burlesco y defectuoso), el poeta que lo escribió probablemente era uno de los caballeros de la Sociedad Musical de Londres, seguramente más músico que erudito en latín.
Es un heroico-burlesco cuento, en macarrónico América enriquecido con expresiones gaélico escocés, de un feudo de campo en las Casitas de tierras de sus viejos amigos los Cunningham.
El símbolo del régimen de Hynkel es la "doble cruz" (parodia de la esvástica nazi), y Hynkel pronuncia sus discursos en un idioma macarrónico, imitación del alemán.
Sin embargo, hay dos piezas escritas para tres voces y una de ellas - La fiera testa - tiene un texto macarrónico que es trilingüe: una estrofa en italiano, otra estrofa en latín y la sección final del ritornello en francés.
Cuarto libro del esforzado caballero Reinaldos de Montalbán: esta obra, de 1542, era en realidad una adaptación de Baldus o Baldo (1521), poema macarrónico (mezcla de palabras latinas y vulgares con terminaciones latinas) del italiano Teófilo Folengo, que presentaba ya narración autobiográfica, un héroe de baja extracción y la pareja del ciego y su mozo.
Teófilo Folengo, autor de un especial lenguaje satírico, el expreso en latín macarrónico, en los 25 libros del Opus maccaronicum o Maccheronee, recogido en cuatro redacciones muy diversas (1517; 1521; 1539-40; 1552, póstuma), o Pietro Aretino, conocido como "azote de príncipes"; destaca también Traiano Boccalini.
Mostró las posibilidades artísticas del latín macarrónico, el lenguaje inventado a fines del Quattrocento por los humanistas de la corte paduana, entremezclando el latín y los dialectos italianos.
El humor aparece ligado al Humanismo por su valor social y cortesano, de forma que uno de los modelos de la época es el vir doctus et facetus y el humanista Giovanni Pontano lo valora en su De sermone como propio del hombre ideal, mientras que Poggio Bracciolini escribe un libro de anécdotas como es el Liber facetiarum. Se ponen de moda los poemas en latín macarrónico inspirándose en el Baldus de Teófilo Folengo.
El latín medieval fue frecuentemente despreciado como latín macarrónico; en cualquier caso, muchas grandes obras de la literatura latina fueron producidas entre la antigüedad y la Edad Media, aunque no sea de los antiguos romanos.