macana


También se encuentra en: Sinónimos.

macana

(Del náhuatl macuahuitl, madera de mano.)
1. s. f. HISTORIA Arma que usaban los indios americanos, parecida a un hacha de madera dura con el filo de pedernal.
2. Amér. Merid. Especie de chal, casi siempre de fibra de algodón, que usan las mestizas.
3. Amér. Garrote grueso de madera dura y pesada.
4. Urug. Desatino o embuste.
5. Argent. Regalo de poco valor o importancia.
6. ¡qué macana! interj. Argent. Exclamación con la que se expresa contrariedad.

macana

 
f. Palo corto y grueso.
Arma ofensiva a manera de machete, hecha con madera dura y filo de pedernal, que usaban los indios americanos.
fig.Broma, camelo, disparate.
fig.Artículo de comercio que queda sin fácil salida por su deterioro o falta de novedad.
Sinónimos

macana

sustantivo femenino
1 porra.
2 (Aragón) broma, disparate*, paparrucha, chanza.

macana:

embusteporra, disparate, desatino, garrote,
Traducciones

macana

prick, club, fib, tale

macana

Macana

macana

Macana

macana

Macana

macana

マカナ

macana

Macana

macana

SF
1. (LAm) (= porra) (gen) → club, cudgel; [de policía] → truncheon, billy (club) (EEUU) (Hist) → Indian club o cudgel
2. (Andes, Cono Sur) (= mentira) → lie
¡macana!it's all lies! macanas (= tonterías) → rubbish sing, nonsense sing
3. (Cono Sur) (= contrariedad) → pain, nuisance
¡qué macana! el ascensor no funcionawhat a pain o nuisance! the lift's not working
4. (Cono Sur) (= chapuza) → bad job
5. (Cono Sur) (= charla) → long boring conversation
6. (Caribe) de macanaundoubtedly
es de macana queof course ...
Ejemplos ?
Navegaban en grandes canoas, usando como armas la macana, el arco y la flecha; sin embargo su estilo de vida era sedentario, hilaban y tejían con algodón y otras fibras vegetales, también eran buenos ceramistas.
El municipio de Dolores sigue siendo eminentemente agrícola. Los métodos que se usan en la agricultura son los mismos de sus antepasados: tumba, roza, quema y siembra con macana.
Según la interpretación histórica del Escudo, el cacique aparece en porción diestra con macana y flecha que recuerda al cacique Acarigua, quien regía una tribu de indígenas Caquetíos y Cuybas cuyo nombre de la tribu deriva del vocablo aborigen Akare-gua que significa akare: Caimán, gua: Agua (caimán del agua) estos indios eran residentes en las tierras donde está hoy la ciudad.
Está compuesto por 23 aldeas, entre las cuales se encuentran Santa Marta, Guayabal, El Castillo, San Isidro, Cuchilla de Las Huacas, Mesa de las Palmas, Paiva, La Macana, Quebraditas Trinidad San Pedro, El Portón entre otras.
Cuenta con 41 Aldeas Entre las Aldeas y comunidades más importantes se destacan: Bocadillos de Trinidad Cuchilla de Huacas Cumbre Pinto El Castillo El Guayabal El Portón El Tabacal Kilómetro 3 La Asunción La Macana Los Algarrobos Los Amogres Los Pozuelos Los Ranchos Mesa de La Vieja Monte Frio Paiva Paramito Quebrada Negra Quebraditas de la Azulita Quebraditas de Trinidad Santa Marta San Isidro San Pedro Vega de San Isidro Mesa de San Jose El Maporal Mesa del Guamo Las Espenzas San Rafael del Guayabal El Bordo Bolero (Bajo y Alto) La Providencia San Buenaventura San José El Ramal Los Algarrobos Campo Alegre Cuchilla de Mora Cuesta de Los Quintero El Quebradón La Pica Ranchería San Felipe San José de Campo Alegre Norte...
Jesús Mejía defensor de ésta plaza en el ataque que hicieron los franceses el día 13 de mayo de 1864 El actual escudo de la ciudad fue desarrollado por David Andrade Bautista, tiene apariencia de libro abierto, mostrando en la parte superior izquierda en campo azul a un indio caxcán con taparrabo, chimalli (un tipo de escudo), macana y tocado.
Vestíale a veces sus galas episcopales y le ponía en la manita, no la flor de otro tiempo, sino el báculo, que no era otro que el chuzo de macana, aquel chuzo formidable.
Aquellos países tan lejanos, todavía semifantásticos, se tragaban a la gente; la huella se perdía; podía ser el mar, podía ser la macana del salvaje...
y enfangaste en orgías el alma inmortal que yo te di, y arrastrastes a tu ángel guardián por los lupanares y él lloraba tras tuyo, mientras tu bocaza carnicera se llenaba de abominaciones...» Y lo peor es que yo no se lo voy a poder negar... ¿Cómo le voy a negar el pecado? ¡Qué macana, Dios mío! El cielo era sobre su cabeza una cúpula de yeso azul.
Toma una espada y sígueme. -No, mi macana me basta, con ella he peleado en cien batallas, y ha derribado a muchos enemigos, tan fuertes como tú.
«Nos conocen», decía esgrimiendo su macana con una mano, mientras que con la otra cortaba las olas, cual si fuese la quilla de un bajel.
Abandonó luego el 25 de Mayo, y puso su guardia en la Barrancosa, muchas leguas mas adentro; al mando del célebre Ramirez, de sobre-nombre Macana .