mañana por la mañana

Traducciones

mañana por la mañana

tomorrowmorning

mañana por la mañana

domani mattina, domattina
mañana por la mañana 
Ejemplos ?
-Eso es cierto -dijo el marido- pero démonos tiempo, pensemos de aquí a mañana por la mañana, las tres cosas que nos son más necesarias, y luego las pediremos.
– En la Barrera de Italia, fuera de las fortificaciones. Hemos cogido el camino más largo, pero el más seguro, volveremos por otro mañana por la mañana.
-Güeno, hombre, como si juera un búsano..., y cuando sea ya media noche sale usté de su concha, se va usté a su casa por la parte trasera, que da ar Legío, aonde a esta hora no hay ní un arma en pena; la paré der patio se puée sartar casi de un brinco; la sarta usté, se cuela usté por la puerta der patio, que no tiée más que un pestillo, y... lo demás ya mos lo dirá usté mañana por la mañana si se levanta trempano.
-Y ahora, Trot -me dijo, acariciándome la mano mientras estábamos sentados al lado del fuego, siguiendo nuestra antigua costumbre-, ¿cuándo vas a ir a Canterbury? -Buscaré un caballo e iré mañana por la mañana, a menos de que quieras venir conmigo.
-Emily tiene razón, señorito Davy -dijo Ham-; y puesto que Emily lo desea y está un poco inquieta y asustada, la dejaré aquí hasta mañana por la mañana.
Desde que está usted aquí, ya me siento mejor. ¿Verdad, mamá, que parezco otra? Vuelva usted, doctor, vuelva usted mañana por la mañana... si no le molesta.
Pasaré allí la noche, viendo si cobro unos maravedises, y volveré mañana por la mañana temprano a recoger la pesca que caiga esta noche.
Pero no te irás mañana; te quedarás aquí y yo viviré de rodillas, adivinándote los pensamientos. Me voy mañana por la mañana; tengo todo listo, cerrados los baúles, tomado el pasaje...
-Pos esa presona dijo esto, chispa más, chispa menos: «Aquí, en esta mesma armá, hay dos pájaros que me traen a mí de cabeza, y si la una me gusta, por la otra prevelico; pero de aquí a mañana por la mañana estoy yo ya más entregao a uno de dambos que Cristo a los fariseos».
--A propósito, gatito; si de verdad estuviste conmigo en mi sueño, hay algo con lo que desde luego lo habrías pasado muy bien..., toda esa cantidad de poemas que me recitaron y, ¡todos sobre peces! Mañana por la mañana te daré algo que te guste mucho: mientras te comes el desayuno te recitaré La morsa y el carpintero, ¡para que puedas imaginarte que te estás zampando unas ostras!
Además, no puedo perder tiempo. ¡Mañana por la mañana tengo que levantarme temprano para la siega! (Entra VOINITZKII, envuelto en una bata y con una vela en la mano.) VOINITZKII.
La solterona bajó, oyó que la puerta se cerraba y se encontró cara a cara con su hermano, que le dijo: -¿No te han matado? -Acuéstate -dijo Silvia-. Mañana por la mañana veremos lo que hay que hacer.