loriga


También se encuentra en: Sinónimos.

loriga

(Del lat. lorica.)
1. s. f. HISTORIA Armadura para el cuerpo hecha de escamas de acero sobrepuestas.
2. HISTORIA Armadura para caballos que se usaba en la guerra.
3. Pieza circular de hierro con que se reforzaban los bujes de las ruedas de los carruajes.

loriga

 
f. Coraza de láminas pequeñas de acero.
Armadura del caballo en la guerra.
Sinónimos
Traducciones

loriga

lorica
Ejemplos ?
Firme estido Pero Vermúez, por esso no s’ encamó; un colpe reçibiera mas otro firió, quebrantó la boca del escudo, apart ge la echó, passógelo todo que nada no l’ valió, metió’l la lança por los pechos que nada no l’ valió; tres dobles de loriga teníe Fernando, aquesto l’ prestó, las dos le desmanchan & la terçera fincó; el bélmez con la camisa & con la guarnizón de dentro en la carne una mano ge lo metió, por la boca afuera la sangre l’ salió, quebráronle las çinchas, ninguna no l’ ovo pro, por la copla del cavallo en tierra lo echó.
Como Eustaquio iba a formar parte de la ronda gremial, y como no quería, al igual que el honrado maese Goubard, desempeñar su oficio con traje burgués y con una alabarda prestada, se compró una espada de cazoleta, pero sin cazoleta, una celada y una loriga de cobre rojo que parecía de calderero, y después de pasarse tres días limpiándolas y bruñéndolas consiguió darles el lustre que no tenían; pero cuando se puso todo ello y se paseó orgulloso por la tienda preguntando si tenía gracia para llevar la armadura, el arcabucero se echó a reír a mandíbula batiente y aseguró que parecía llevar puesta la batería de cocina.
Et mando que los cavalleros que tovieren las mayores casas pobladas en la villa con mugeres et con fijos, et los que non ovieren mugeres con la conpaña que ovieren, desde ocho dias antes de navidat fasta ocho dias despues de cinquesima, et tovieren caballos et armas et caballo de treinta maravedis arriba e escudo e lanza a capiello de fierro e espada i loriga e brafuneras e perpunte, que sean escusados de pecho, et por los otros heredamientos que ovieren en las otras villas de mios regnos que non pechen por ellos.
Acude, acorre, vuela, traspassa el alta sierra, ocupa el llano; no perdones la espuela, no des paz a la mano, menea fulminando el hierro insano.» ¡Ay, quánto de fatiga, ay, quánto de sudor está presente al que viste loriga, al infante valiente, a hombres y a caballos juntamente!
Curad que vuesa loriga, Que nunca pudo bollar Flecha ni lanza enemiga En combate singular, »De su temple tan seguro No venga a desmerecer De Zamora bajo el muro Por lágrimas de mujer.» -«Vos sabréis que no falsea Los temples de mi armadura Ni el bote de la pelea Ni el ruego de la hermosura.
ácanlos de las tiendas, cáenlos en alcaz; tanto braço con loriga veríedes caer apart, tantas cabeças con yelmos que por el campo caen, cavallos sin duennos salir a todas partes; VII migeros conplidos duró el segudar.
Esto es Fuero de Castiella : Que todo Fijodalgo, que rescivier soldada de suo Señor, e gela dier el Señor bien, e compridamente, deve gela servir en esta guisa: Tres meses compridos en la gueste, dole ovier menester en suo servicio : E si non le dier el Señor la soldada comprida ansi como puso con el, non ira con el a servirlo en aquella gueste, si non quisier; e el Señor non le a que demandar por esta raçon : E si el vasallo toma la soldada comprida de suo Señor, si non gela sirvier, devegela pechar dobrada; e si el Señor dier cavallo, o loriga a suo vasallo ...
He aquí las cosas que a mi voz le es lícito declararte; ve, pues, y sublima hasta los astros con tus hechos el gran nombre de Troya." Después de haberme dirigido estas palabras amigas, dispuso el adivino que llevasen a las naves cuantiosos regalos de oro y marfil; en ellas amontona además mucha plata, vasos de Dodona, una loriga de triples mallas de oro y un magnífico yelmo de undoso y largo crestón, armas de Neptólemo.
Entre tanto Palante con vigoroso ímpetu arroja a Turno su lanza y desenvaina la refulgente espada; va aquella volando a dar en la armadura por el sitio en que cubre los hombros, y abriéndose paso por las orlas del broquel, hiere, en fin, ligeramente el enorme cuerpo de Turno; este entonces, blandiendo largo rato un asta de roble con aguda punta de hierro, la arroja contra Palante y exclama así: "¡Mira si mi dardo penetra mejor que el tuyo!" Dijo, y con vibrante empuje traspasa la punta por mitad del escudo de Palante, aunque guarnecido de tantas chapas de hierro y de bronce, aunque rodeado con tantas vueltas de piel de toro, y sin que baste tampoco a impedirlo la loriga, le taladra el ancho pecho.
Concédeme debelar el cuerpo y destrozar con pujante mano izquierda la arrancada loriga de aquel medio hombre frigio, y manchar en el polvo sus cabellos rizados con caliente hierro y perfumados con mirra." Así se agita furioso, y de su rostro todo saltan chispas; fuego brotan sus feroces ojos.
Aquí también para tantos asesinatos cuyas pilas por este litoral hice y veo, vigor tuvo mi diestra y tiene”, dijo y en lo antes realizado como si mal creer pudiera, 115 su asta manda en derechura, de la plebe licia, a Menetes, y su loriga a la vez, y bajo ella su pecho le rompe.
Al que por su valor había obtenido el segundo lugar dio una loriga labrada con tres hileras de leves mallas de oro, juntamente ornato y defensa, que el mismo Eneas, vencedor, arrebató a Demoleo, junto al rápido Simois, al pie del alto Ilión; apenas podían llevar en hombros su complicada pesadumbre los esclavos Fegeo y Sagaris, y sin embargo, Demoleo, cubierto con ella, perseguía en otro tiempo a los dispersos Troyanos.