Ejemplos ?
La publicidad radial en Venezuela es la fuente de sostenimiento de emisoras y locutores en prácticamente todas las emisoras existentes en Venezuela.
Enfocado a un público de menos de treinta años. Su programación se basa en temas actuales y los locutores se convierten en prescriptores de discos.
Algunos observadores creen que esta ley podría permitir la suspensión de los locutores o de programas por razones vagas y arbitrarias.
El financiamiento para las estaciones presuntamente proviene del Gobierno, no de las comunidades, y los locutores son partidarios del gobierno.
Lo arrasan y lo que dicen locutores, cantantes, cómicos, actores, actrices, suele tener más atractivo y repercusión que lo que un devaluado profesorado intenta enseñar.
Además, las compañías de televisión, los publicistas y los locutores podrían ser castigados por transmitir contenidos que promuevan, defiendan o inciten a faltar el respeto a las autoridades legítimas".
No debe llamárseles be grande ni ve chica, tampoco be labial ni ve labiodental (de nada sirve articularla con la intervención de labios y dientes; no afecta al fonema y se escucha pedante, como se ve en ciertos locutores); menos be alta y ve baja.
D’ Onofrio, médico y periodista, Tucumán. 97 Raúl Marti, Alicia Tabarés de González Hueso. 98 Sindicato Argentino de Locutores. Argentores.
Quedan incluidos en la disposición de este artículo los anuncios, noticias, discursos escritos que hayan de ser radiados por las emisoras radiotelefónicas, bajo la responsabilidad antedicha, que se exigirá a los propietarios de la emisora y a los locutores que la transmitieran.
El magisterio es minimizado por carecer de esos “encantos o glamur” con que se diseña o falsifica las “grandes personalidades del espectáculo”: locutores, periodistas, actores, cómicos, modelos, cantantes, actores, actrices, deportistas… quienes así se convierten en “maestros” espurios de nuestros jóvenes.
El magisterio es minimizado por carecer de esos “encantos o glamur” con que se diseña o falsifica las “grandes personalidades del espectáculo”: locutores, periodistas, actores, cómicos, modelos, cantantes, actores, actrices, deportistas, etc., quienes así se convierten en “maestros” espurios de nuestros jóvenes.
Calambres: trabajadores expuestos a repetición de movimientos, como telegrafistas, radio-telegrafistas, violinistas, pianistas, dactilógrafos, escribientes, secretarios, mecanógrafas, manejo de máquinas sumadoras, etc. 158. Laringitis crónica con nudosidades en las cuerdas vocales: profesores, cantantes, locutores, actores de teatro, etc. 159.