Ejemplos ?
Ya Lloyd Loar, un ingeniero de la Gibson, había tenido una idea similar cuando había construido en 1924 un instrumento pequeño, pero amplificado eléctricamente.
Su primer prototipo de Contrabajo eléctrico era muy similar a los contrabajos eléctricos que conocemos hoy día, pero cuando Loar presentó su idea a Gibson, ésta no pareció muy interesada y el ingeniero creó su propia compañía, Vivi-Tone para distribuir éste y otros instrumentos de su invención.
Christel Loar de Popmatters describió la canciómo como un momento cumbre, mientas escribe una reseña1 describiendo el material como una «rara representación de una producción perfecta que sólo es puro y simple placer».
Debe tenerse en cuenta que ella escribe sobre sucesos que tuvieron lugar cuando era una niña, y que no podía recordar como testigo. Su neutralidad queda comprometida ya que escribe con el fin de loar a su padre y denigrar a su sucesor.
Se atribuye la construcción del primer contrabajo eléctrico de la historia al ingeniero y luthier de la Gibson Lloyd Loar, a mediados de los años 20 del pasado siglo.
Cuando la Sibilia había recitado sus acrósticos sobre las Señales del Juicio, todos los profetas cantaban al unísono un himno para loar al muy esperado Salvador.
La vida me pasé glorificando la prez de España y sus varones ínclitos: saqué la cara y enristré la pluma para loar doquier el mal que hizo.
El italiano tiene que ser fascista, o no vivir en el reino; quien no se inscribe en el único partido existente y no asiste puntualmente a las manifestaciones populares (?), ordenadas para loar al duce, pierde su puesto, para después ser perseguido, encarcelado o muerto.
Y en el frío Mes de diciembre sombrío, En el patriarcal sosiego Del hogar, mi dulce ruego Ha de loar to belleza Cabe la muda tristeza Del caserón solariego.
20 Luego resurgen tamaños clarores que fieren la nuve, dexándola enxuta, en partes pequeñas así resoluta que toda la fazen bolar en vapores; e resta en el medio, cubierta de flores, una donzella tan mucho fermosa que ante su gesto es loco quien osa otras beldades loar de mayores.
No adjuntaría el nombre del autor de estas palabras; si no figurasen entre las más secretas ni al margen de las cosas corrientes dichas por Epicuro, palabras estas que me permito loar y adoptar.
207 »Ansí lamentava la pía matrona al fijo querido que muerto tú viste, faziéndole ençima semblante de triste, segunt al que pare faze la leona; ¿pues dónde podría pensar la persona los daños que causa la triste demanda de la discordia del reino que anda, donde non gana ninguno corona?» 208 E vi por lo alto venir ya volando el ánima fresca del santo clavero, partida del cuerpo del buen cavallero que por su justiçia murió batallando; si fe merescieren mis versos trobando, jamás en los siglos será muy perfecto el nombre famoso de aquel buen electo, que bien yo non puedo loar alabando...