Ejemplos ?
No que de allí le quede atrevimiento para creer que en sí mérito encierra con que al supremo obligue entendimiento, pues la impotencia misma que la tierra tiene para obligar que le dé el cielo llovida ambrosia en valle, en llano, o en sierra, o para producir flores el hielo y plantas levantar de verde cima desierto estéril y arenoso suelo, tiene el alma mejor, de más estima, para obligar que en ella gracia influya el bien que a tanta alteza le sublima.
Ello fue que un día, por allá en los julios siguientes, apareció por la casa, como llovida del cielo y en calidad de huésped, doña Débora Cordobés, señora briosa y espiritual, paisana y próxima parienta del Rector del Seminario.
Durango se ha convertido en uno de los estados turísticos más importantes por sus paisajes y lugares turísticos para visitar es un lugar perfecto para disfrutar de alguna aventura, para personas que gustan de emociones fuertes, cuenta con cañones quebradas ríos y presas, cuenta con una gran diversidad geográfica para practicar varios deportes extremos como kayak, bicicleta de montaña, rapel, escalada libre y más, ya que Durango cuenta con imponentes quebradas, arroyos secos como el Puente de Hojuela ubicado en Mapimi, cascadas de hasta 80 metros de altura como lo es el Salto del Agua Llovida...
Gandía y Oliva en 1987, cuando fuertes lluvias que superaron los 500 l/m² asolaron la comarca de la Safor. En Oliva se alcanzó el récord de España de cantidad de agua llovida en 24 horas: 817 l/m².
Dónde hallaré camino mejor que la vereda que a ti me lleva, madre; la verdad que corta por los campos frutales, pintada de hojas secas, siempre recién llovida, con pájaros del trópico, con muchachas de la aldea, hombres que dicen: "Buenos días, niño", y el queso que me guardas siempre para merienda?
Venía vestida, por ser invierno, de una saya entera de terciopelo negro, llovida de botones de oro y perlas, cintura y collar de diamantes.
Cargue usted, señor Duende, de raciocinio, llénese bien los bolsillos de lógica, que aquí está llovida con profusión, como el maná lo estuvo en otro tiempo sobre el pueblo de Dios; ¡bendigamos la mano benéfica que nos la envía y no indaguemos de dónde la saca!
Y el señor cura, que comprendió la equivocación del señor obispo, y vio como llovida del cielo la ocasión de desahogarse un poco, aunque fuese parabólicamente, se encaró con su ilustrísima y le dijo con mucho retintín: -Debo advertir a vuestra ilustrísima que no soy yo el que rebaña.
-En efecto, algo extraño debía parecer a estos salvajes, que habían vivido luengos siglos sin conocer otros hombres que los de su raza, ver caer sobre su tierra una falange poderosa, que como llovida del cielo se encontraba señora de la isla con usos y costumbres enteramente opuestos, con una aureola de semidioses, y de cuya existencia jamás habían tenido ejemplo ni noticia.
De igual modo los días muy fríos del invierno serán (en promedio) un mes más tarde. Para la gente del campo, en las canículas hay un balance negativo entre la cantidad de agua llovida y la evapotranspiración.
Sin embargo, algunos sensores eléctricos en el mercado también miden la cantidad de agua a partir de un cubo que gotea, o muestras conductoras para medir la cantidad de agua llovida.