lloroso

(redireccionado de llorosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

lloroso, a

1. adj. Que tiene aspecto de haber llorado o de estar a punto de llorar cuando la vi, tenía los ojos llorosos. lagrimoso
2. Que causa llanto o tristeza. lacrimoso

lloroso, -sa

 
adj. Que tiene señales de haber llorado.
Que causa llanto o tristeza.

lloroso, -sa

(ʎoɾoso, -sa)
abreviación
que tiene señales de haber derramado lágrimas Tienes los ojos llorosos.
Sinónimos

lloroso

, llorosa
adjetivo

lloroso:

compungidolacrimoso,
Traducciones

lloroso

sad, tearful

lloroso

ADJ [tono, voz] → tearful; [ojos] → watery
-¿me has echado de menos? -le dijo con voz llorosa"have you missed me?," she said tearfully o in a tearful voice
tenía los ojos llorosos por la alergiaher eyes were watering from hayfever, her eyes were all watery from hayfever
se le pusieron los ojos llorosos cuando le regañaronshe was close to tears when they told her off
Ejemplos ?
Noche de esclavitud, de amargas horas, Sin perfumes, sin cantos, sin auroras, Vaga en la margen del paterno río... De los llorosos sauces Que el Uruguay retrata en su corriente, Cuelgan las arpas mudas, Ay!
Preguntóle el ermitaño cómo allí fue su venida; el rey, los ojos llorosos, aquesto le respondía: -El desdichado Rodrigo yo soy, que rey ser solía; véngome a hacer penitencia contigo en tu compañía; no recibas pesadumbre, por Dios y Santa María.
¡Un inmenso hombre pálido, de rostro enjuto, ojos llorosos y boca seca, vestido de negro, anda con pasos graves, sin reposar ni dormir, por toda la tierra, –y se ha sentado en todos los hogares, y ha puesto su mano trémula en todas las cabeceras!
Los amigos le rodearon llorosos, y con ellos iba Aquileo, el de los pies ligeros, derramando ardientes lágrimas, desde que vio al fiel compañero desgarrado por el agudo bronce y tendido en el féretro.
ra la noche: en la mitad del cielo Su luz rayaba la argentada luna, Y otra luz más amable destellaba De sus llorosos ojos la hermosura.
Su valor fué mayor que el mío. —Es rico—dijo con los ojos llorosos y haciendo casi un puchero. Y se llevó heroicamente otra vez a la boca la varilla de bronce.
Pues bien, ese tipo, que en la lucha por la vida siempre se ha sentido forfeit: ese tipo que ha limitado sus aspiraciones a un terreno que tenga la superficie de un pañuelo o una sábana de una plaza; ese buen señor de ojos llorosos, punta de nariz enrojecida, manos siempre húmedas de un sudor frío, encorvado a lo Rigoletto; ese señor, hoy, bruscamente, se ha enderezado, y en vez de andar merodeando por La Mosca o por Villa Soldati abandona los extramuros y convierte en su radio de acción el barrio Norte o la Avenida Alvear.
Estando, en efecto, San Francisco para morir y viéndose, como el santo patriarca Jacob, rodeado de sus hijos, acongojados y llorosos por la partida de un padre tan amable, preguntó: ¿Dónde está mi primogénito?
Jesús resucitó en la madrugada, el primer día de la semana, y se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. 10. Ella fue a comunicar la noticia a los que habían vivido con él, que estaban tristes y llorosos. 11.
Comenzó su lamento el viento matinal pero la noche continuó; en su enorme telar la red de la tristeza se extendió hasta que cada hebra fue hilada: y al rezar, nuestro miedo creció ante la justicia del sol. Vagó con su lamento el viento por los muros llorosos de la cárcel.
¡Tú llorando, Madre mía, Cuando una lágrima tuya El mundo rescataría, Cuando el tiempo le concluya En el postrimero día! ¡Tus ojos llorosos tanto Cuando al sol prestan su luz!
El andar era dificultoso; en el rostro se habían cavado hoyos de sombra, surcos severos. Los ojos, amortecidos, se encuadraron en el marco de párpados llorosos.