llorón

(redireccionado de llorones)
También se encuentra en: Sinónimos.

llorón, a

1. adj./ s. Que llora mucho y sin motivo aparente el mayor fue un niño llorón. llorica
2. Que se queja o se lamenta mucho no seas llorón, que menuda suerte tienes. quejica
3. Que produce llanto o tristeza ha tenido una borrachera llorona.
4. s. m. Penacho de plumas largas y flexibles, que adorna los sombreros.

llorón -rona

  (de llorar)
adj.-s. Que llora mucho o fácilmente.
m. Penacho de plumas largas, flexibles y péndulas.

llorón, -rona

(ʎo'ɾon, -'ɾona)
abreviación
que se queja y llora muy fácilmente unos hermanos llorones
Sinónimos
Traducciones

llorón

weeping

llorón

/ona
A. ADJ
1. (= que llora) era muy llorón de pequeñohe was a real crybaby when he was little
es una mujer muy lloronashe cries very easily
V tb sauce
2. (= quejica) no seas tan lloróndon't be such a moaner o whinger
B. SM/F
1. (= que llora) → crybaby
2. (= quejica) → moaner, whinger
Ejemplos ?
De vez en cuando, una mujer o un hombre la detenían para preguntarle el precio de las flores. Y le compraban, después de haberle hecho regateos llorones y haber logrado que la viejecita rebajara el precio.
Te halagan como a un dios o a un demonio; lloriquean delante de ti como delante de un dios o de un demonio. ¡Qué importa! Son halagadores y llorones, y nada más. También se te dan a menudo como amables.
Cual la insensatez humana que paga tributo al lodo inmun-do, bordan las márgenes de El Sapero sauces llorones que lo besan; chachafrutos que le riegan sus pétalos purpúreos; borracheros que le adulan con la grosería de sus perfumes y la hipérbole de sus flores; dragos que enrojecen sus hojas por adornarlo.
Sugiéreme esta observación el bando del alcalde popular de Madrid y el sinnúmero de periódicos liberalísimos que he visto enlutados en la pasada semana, al hablar de las victorias del «2 de mayo», lanzando el gemido y el sollozo, que no parece sino que los llorones son de la casa mortuoria.
Así transcurrió el espacio de tres años; la historia del Mal caballero, que sólo por este nombre se le conocía, comenzaba a pertenecer al exclusivo dominio de las viejas, que en las eternas veladas del invierno las relataban con voz hueca y temerosa a los asombrados chicos: las madres asustaban a los pequeñuelos incorregibles o llorones diciéndoles:, cuando he aquí que no sé si un día o una noche, si caído del cielo o abortado de los profundos, el temido señor apareció efectivamente y, como suele decirse, en carne y hueso, en mitad de sus antiguos vasallos.
Aquí no se encuentran ni sauces llorones, ni en lúgubres sones agita el ciprés la fúnebre punta, cual hacha mortuoria que alumbra la historia pasada de ayer.
-Que un divé sus bendiga, caballeros. ¿Queréis argo pa el sitio aonde van a parar toítos los niños llorones? -preguntó en aquel momento desde el umbral el señor Cayetano el Ortigosa.
Mentiras, por cierto; pero estos esquiladores son muy pillos, y, por la mañana, temprano, se juntaron unos diez o doce, bajo los sauces, y alrededor de una mata de paja muy pisoteada y quebrajeada, estaban todos, -¡las risas!- escarbando la tierra con el pie, imitando los bufidos de los vacunos enojados o llorones, cuando se juntan en el sitio donde se carneó una compañera.
Entramos después por un angosto camino pedregoso que sombreaban enormes y tranquilos sauces llorones, bajo los cuales corría una acequia, pero tan débilmente que parecía estancada.
Caminero tal vez, mucho viajero, promotor de libertades mensajeras, despeñador de cantos, enemigo de apariencias vanas, buscador de las verdades nuevas y alegrador de los llorones valles.
Aquella casa venerable se distinguía desde lejos por los árboles que la rodeaban, que parecían invitar al que pasaba, mientras que algunos sauces llorones evocaban la frescura de un bosquecillo, lo que hacía muy agradable el lugar durante el calor del verano.
¡Si se creerá usté que yo estoy tonta porque sufro y callo y no digo esta boca es mía! ¡Si se creerá usté que estoy en el limbo como los niños llorones!