llaga


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con llaga: afta

llaga

(Del lat. plaga.)
1. s. f. MEDICINA Úlcera o herida abierta, especialmente la que se padece en una parte externa del cuerpo los zapatos le han hecho una llaga en el talón. laceración
2. Pena que causa una cosa su desprecio me produce una profunda llaga. pesadumbre, tristeza
3. CONSTRUCCIÓN Junta entre dos ladrillos de una misma hilada.

llaga

 
f. med. Úlcera (de pus).
fig.Daño o infortunio que causa pena, dolor y pesadumbre.
Junta entre dos ladrillos de una misma hilada.

llaga

('ʎaγa)
sustantivo femenino
1. lesión que destruye los tejidos de la piel curarse una llaga
2. infortunio que causa pena y dolor El divorcio abrió una llaga en mi vida.
Sinónimos

llaga

sustantivo femenino
absceso* (medicina), tumor (medicina), postema (medicina), apostema, úlcera (de pus), ulceración.

llaga:

ulceraciónabsceso, chancro, fístula, pústula, herida, postilla, afta, úlcera,
Traducciones

llaga

piaga

llaga

bolavé místo

llaga

ømhed

llaga

Wunde

llaga

haava

llaga

douleur

llaga

rana

llaga

さわると痛いところ

llaga

상처

llaga

zweer

llaga

sår

llaga

rana

llaga

ferida

llaga

sår

llaga

ความเจ็บ

llaga

yara

llaga

vết thương

llaga

痛处

llaga

SF
1. (= úlcera) → ulcer, sore
¡por las llagas (de Cristo)!damnation!
2. (= sufrimiento) → affliction, torment
las llagas de la guerrathe havoc of war, the afflictions of war
renovar la llagato open up an old wound
V tb dedo 1

llaga

f. sore, ulcer, blain.

llaga

f ulcer, sore
Ejemplos ?
Plaza es muy popular, porque ha tocado la llaga que corroe los corazones, y ha dicho, con una valentía digna de su tiempo, en los altares cristianos, delante de la imagen de María: "Aquí me tienes a tus pies rendido y nunca mi rodilla tocó el suelo, porque nunca Señora le he pedido ni amor al mundo ni piedad al cielo".
Una sola fuerza puede extirparlo, es la de la opinión pública, la voluntad social encaminada a ese fin; y para formar esa opinión y convertirla en voluntad dispuesta a obrar, hay que poner de manifiesto la llaga que nos debilita ahora y nos amenaza para el futuro y hay que hacer sentir los estímulos del deber y del patriotismo y aun los del interés por el propio bienestar.
No puede haber, en un mundo tan interrelacionado. una estrategia ni a largo ni a corto plazo, que llaga caso omiso de las circunstancias mundiales contemporáneas.
La dominación de Filipinas, con todo y la alianza del gobierno de Wastington y los frailes, no causa más que molestias; es una condecoración ridícula prendida en la carne; la vanidad y la necesidad de conservar el prestigio de un poderío formidable hacen que la aguante el pecho del vencedor aunque su rostro no pueda disimular el gesto del disgusto: tarde o temprano la medalla se desprenderá dejando una llaga en la carne que la sostiene mientras acaba de pudrirse.
Por él, nunca sus padres hubiesen tenido noticias de su existencia. Fue necesario que «aquélla», la «pícara» se compadeciese, hablase, curase la llaga...
Entonces, en ese instante en que crucé la galería, sentí intensamente lo que acababa de hacer. Aspiración de lujo, matrimonio encumbrado, todo me resaltó como una llaga en mi propia alma.
Su corazón, que no ha palpitado en el fuego de la pelea ni en la presencia del tigre, lata violento bajo la mano que se llaga a él, temiendo se desborde la felicidad que ya no basta a contener.
Hizo tanta penitencia, que se volvio un esqueleto: se le salieron los ojos a fuerza de llorar, y la lengua se le convirtió en una llaga.
Durante seis meses consecutivos se pudo leer en el Fanal de Rouen sueltos de este género: «Todas las personas que se dirigen hacia las fértiles tierras de la Picardía habrán observado sin duda, en la cuesta del Bois Guillaume, a un desgraciado afectado de una horrible llaga en la cara.
La habilidad del diablo considero en hacer que requiebre con la llaga, y por bien azotado, un caballero; y en ver que el alma entera aquél le paga, que capirote y túnica le aprueba, mientras viene quien más cadera haga.
-Tocas en la llaga, querida -dijo mi tía-; tenemos esta casa encima para seis meses, a menos de poderla subarrendar, lo que no creo.
Finalmente y vinculado también con lo que empecé, con el repudio y la condena a la muerte del embajador Christopher Stevens en Libia, quiero referirme también a lo que para nosotros, los argentinos, constituye y sigue constituyendo una llaga abierta porque todavía no ha habido justicia y que es la voladura de la mutual israelita AMIA en el año 94 y también de la embajada de Israel en el año 92, hechos absolutamente condenables y deplorables.