lindo


También se encuentra en: Sinónimos.

lindo, a

(Del lat. legitimus, legítimo.)
1. adj. Que es bonito y agradable a los sentidos ¡qué canción tan linda! hermoso
2. Que es muy bueno o exquisito hacen una comida linda de verdad aquí. estupendo pésimo
3. s. m. coloquial Hombre afeminado, que presume de sí mismo y se cuida demasiado de su compostura y aseo.
4. de lo lindo loc. adv. Mucho, en gran cantidad, en exceso ha llovido de lo lindo esta noche. abundantemente

lindo, -da

 
adj. Apacible y grato a la vista.
fig.Perfecto, exquisito.
m. Hombre presumido.
De lo lindo. loc. adv. Lindamente, con gran primor; mucho o con exceso.

lindo, -da

('lindo, -da)
abreviación
1. que tiene belleza y gracia una niña muy linda
2. desagradable que es bueno y agradable un lindo atardecer
de manera excesiva Bebimos de lo lindo.
Traducciones

lindo

красив

lindo

skøn, smuk

lindo

kaunis

lindo

pulcher

lindo

mooi

lindo

skjønn

lindo

lep, lepa, lepo

lindo

skön

lindo

A. ADJ (esp LAm)
1. (= bonito) → nice, lovely, pretty
un lindo cochea nice car, a fine car
2. (iró) → fine, pretty
3. (= excelente) → fine, excellent, first-rate
un lindo partidoa first-rate game
un lindo conciertoa good concert
de lo lindoa lot, a great deal
jugaron de lo lindothey played fantastically, they played a first-rate game
B. ADV (LAm) → nicely, well
baila lindoshe dances beautifully
C. SM (Hist) → fop

lindo-a

a. pretty.
Ejemplos ?
Sabía que el Niño puede proteger al que le implora, y que a la tía Carmela, guardiana del corral, en más de una ocasión el Niño la sacó de graves apuros. Era, además, tan lindo y gentil el divino Infante, que atraía y convidaba a pedirle favores.
El cuello tenía ya la edad suficiente para pensar en casarse, y he aquí que en el cesto de la ropa coincidió con una liga. Dijo el cuello: -Jamás vi a nadie tan esbelto, distinguido y lindo.
A veces llegaban con un puchero lleno de los frutos recogidos, o con las fresas ensartadas en una paja, y, sentándose junto al menudo abeto, decían: «¡Qué pequeño y qué lindo es!».
Además, mirándola bien, no es tan repugnante como muchos creen. Tiene un lindo color rojizo, casi bermellón. Sus patitas parecen alambres aterciopelados y su cabeza, ¡Ah, su cabecita!, un simpático alfiler dorado.
que un lindo caleidoscopio tenemos siempre ante nos; y bajo el brillante prisma de nuestra ilusión primera, ni la ventura es quimera, ni hay ocaso para el sol.
Mientras más conozco la ingratitud humana, más amo a mi Pito. Y como en los cuentos de hadas: Y vivieron muy felices el lindo perrito y su noble protectora...
Me dice mi madre. —No frunzas la frente. ¡Es lindo el cuadrito! ¡Te quedó muy bien! Francisquito se cayó en el fregadero Como el agua estaba muy fría, mi amigo Francisco se resfrió.
Yo me senté al lado de unas fotos que me habían regalado en la clínica muy lindas, que eran fotos una mía con Néstor, esas fotos típicas mías y de él donde nos estamos mirando, muy lindas, no sé de dónde la sacaron, lindo él, lindo el portarretratos y otra con mis hijos y estaba sentado al lado cuando el médico me dijo que, bueno, que no habían encontrado células cancerígenas en los nódulos, que me habían encontrado un tercer nódulo que no había aparecido, inclusive en la tomografía ni tampoco en la otra, y ese fue el único momento que me puse a llorar.
El señor Gobernador era de los que dicen que la mujer, en aritmética, es un multiplicador que no hace operaciones con un quebrado; en álgebra, la X de una ecuación; en geo- metría un poliedro de muchas caras; en botánica, flor bella y de grato aroma, pero de jugo venenoso; en zoología, bípedo lindo, pero indomesticable; en literatura, valiente paradoja de poetas chirles; en náutica, abismo que asusta y atrae; en me- dicina, pildora dorada y de sabor amargo; en ciencia admi- nistrativa, un banco hipotecario de la razón y el acierto, y...
Emprendieron el vuelo en medio de la tormenta, y el compañero de Juan les sacudió de lo lindo con las tres varas; nunca había recibido el brujo en las espaldas una granizada como aquélla.
Y el son de los remos, el único germen del cuento en que hacían tan lindo papel la braca que hendía las aguas que duermen, la trova, el castillo, la dama, el doncel… tal vez se me antoja que fué alguna hoja que en la agua tranquila cayó de un laurel; y en ella el que oía forjó aquella historia, quimérica, vaga, fugaz, transitoria, como esa voz llena de fe y poesía que un día cantaba y contaba en la mía, y que hoy aún me halaga con una memoria que deja una estela de luz y de miel.
Su mirada vertía desconfianza... Quizo huir... pero con suerte le convenía y... —Ks...ks...ks... lindo perrito... ks...ks...ks... Véngase para acá mi rey...