liberatorio

liberatorio, a

adj. Que sirve o tiene capacidad para liberar o redimir.

liberatorio -ria

 
adj. Que libera.
Ejemplos ?
Las monedas que se acuñen por orden del banco tendrán las denominaciones, el poder liberatorio y las demás características que las leyes respectivas les señalen.
Establecer contribuciones fiscales y, excepcionalmente, contribuciones parafiscales en los casos y bajo las condiciones que establezca la ley. Determinar la moneda legal, la convertibilidad y el alcance de su poder liberatorio, y arreglar el sistema de pesas y medidas.
Artículo 193.- Los pagos realizados al Comerciante con posterioridad a la declaración de quiebra, con conocimiento de que se había declarado la quiebra, no producirán efecto liberatorio.
De esta unidad monetaria no existen billetes con poder liberatorio como tal, sino cheques bancarios de reserva, con una validez limitada en el tiempo.
El Puerto Libre es un régimen especial liberatorio aduanero y tributario que comprende las actividades comerciales que se realicen dentro de un territorio delimitado, para estimular y favorecer su desarrollo socio-económico integral.
Como parte de la prestación que debe dar el comprador, el precio debe tener las siguientes características: Cierto, es decir, que debe ser determinado y determinable, debe fijarse al celebrar el contrato de manera precisa, matemática y exacta). En dinero, es decir, que debe ser en moneda nacional que tenga curso y poder liberatorio pleno conforme a la ley monetaria.
indica: En la venta bajo condición de rescate liberatorio (griego πρᾶξις ἐπὶ λὐσει, prãxis epì lúsei), la persona que teniendo necesidad de dinero vende un bien inmueble a un comprador, tiene obligación de rescatar en un plazo establecido (pero nunca mencionado en el horos).
Estas monedas conmemorativas, que si bien son declaradas de curso legal, y por ende, con poder liberatorio, nunca entraron en circulación, pues solo fueron creadas para colección.
La Consejería de Economía de la Generalidad de Cataluña dirigida en aquellos meses por Josep Tarradellas, en septiembre de 1936 creó el Papel Moneda Nacional Catalán de curso legal en toda Cataluña con la misma consideración y poder liberatorio que los billetes del Banco de España.
En oposición a esto las cosas no fungibles son aquellas que no tienen poder liberatorio equivalente porque poseen una filosofía, características propias y por consiguiente, no pueden ser cambiables por otras.
En general en el derecho se consideran bienes fungibles en dos sentidos: como aquellos que no se pueden usar conforme a su naturaleza si no se consumen (también conocidos como bienes consumibles), y como aquellos que tienen el mismo poder liberatorio, es decir, que se miran como equivalentes para extinguir obligaciones.
Al 1 de enero de 2010, todos los billetes de los tipos B, C, D, D1 y F tienen poder liberatorio; sin embargo, los billetes de los tipos B y C prácticamente no aparecen ya en circulación.