Ejemplos ?
Los principales métodos de alimentación son el espigado de hojas y ramas secas, el sondeo bajo la corteza suelta y en las grietas —también en frutos leñosos de Casuarina pauper —, así como libar flores de Eucalyptus gracilis y hacer salir fuera los insectos.
De hecho, los herbívoros pastan las hojas de estas plantas con gran dificultad, y sólo después de un buen secado que evapora las sustancias más peligrosas. Incluso las abejas evitan libar su néctar.
Al libar la flor siguiente, el insecto puede depositar algunos granos de polen sobre el pistilo llevándose a cabo la polinización.
El que así hablaba era un zángano, que se posó sobre una de las flores del rosal del jardín de la casa de Francisco y comenzó a libar néctar.
Es posible observarla en pinares, encinares, en bosques de ribera, y también en jardines, donde acude a libar plantas rícas en néctar.
A efectos de libar sobre las llamas recogían sangre de la crátera a partir de fuentes doradas, jurando juzgar según las leyes otorgadas por Poseidón y obedecer solo a aquel que así las administrara, castigando tanto lo que fuere infringido en el pasado como lo que se premeditara intencionadamente en el futuro.
Forrajean en árboles y arbustos. También realizan vuelos cortos para atrapar insectos y libar flores. Su alimentación se basa principalmente en insectos, bayas, néctar y flores.
PALOMAS «Palomas, ¡ Oh blancas palomas!, Que revoloteáis sobre las fosas, A los huecos de las losas venid a libar Una luz sideral.
Entre los invertebrados cabe destacar a la esfinge de la lecherina, a la esfinge de la calavera (estival), a la mariposa colibrí, una polilla de hábitos diurnos llamada así por su aspecto y forma de vuelo al libar el néctar de las flores; al ciervo volante, un escarabajo dotado con unas mandíbulas extraordinariamente desarrolladas; al caracol de Quimper; a las frigáneas y efímeras; a los escorpiones de agua y a otros insectos propios de aguas frías.
Su glosa o lengua es muy larga de 6,5 a 6,7 milímetros lo que le permite alcanzar néctar de flores como el trébol que otras abejas no pueden libar.
Su aparato bucal es de tipo probóscide (véase Insecto) provisto de una larga trompa que se enrolla en espiral (espiritrompa) que permanece enrollada en estado de reposo y que les sirve para libar el néctar de las flores que polinizan.
Al igual que Nectariniidae y a diferencia de otros pájaros el picaflor tiene una lengua que puede curvar los bordes formando un tubo que le permite libar néctar.