leva


También se encuentra en: Sinónimos.

leva

1. s. f. MILITAR Acción de reclutar o movilizar a gente para que realice un servicio, en especial para el ejército. quinta, reclutamiento
2. NÁUTICA Partida de las embarcaciones del puerto o lugar donde están fondeadas.
3. MECÁNICA Palanca recta de madera que usaban los artilleros para levantar las piezas. espeque
4. MECÁNICA Mecanismo que transforma el movimiento mediante un sistema más o menos complicado y gracias a curvas o perfiles calculados de manera adecuada.
5. Cuba INDUMENTARIA Y MODA Americana, prenda de vestir.
6. leva de capital ECONOMÍA Imposición sobre el capital, que se adopta en casos excepcionales, como períodos de posguerra, para cubrir gastos extraordinarios del sector público.

leva

 
f. Partida de las embarcaciones del puerto.
Recluta de gente para el servicio de un Estado.
Espeque (palanca).
Álabe (diente de una rueda).
ingen. mecán. Mecanismo de un árbol de transmisión que transforma un movimiento de rotación en otro alternativo.
Traducciones

leva

CAM

leva

CAM

leva

كام

leva

CAM

leva

凸轮

leva

凸輪

leva

CAM

leva

Cam

leva

カム

leva

leva

CAM

leva

SF
1. (Náut) → weighing anchor
2. (Mil) → levy
3. (Mec) → cam
4. (Andes, CAm) (= estafa) → trick, swindle, ruse
5. bajar la leva a algn (Andes, Cono Sur) → to do sb a mischief
caer de leva (CAm) → to play the fool
echar levas (Andes, Méx) (= jactarse) → to boast (Andes) (= amenazar) → to bluster, utter threats
encender la leva a algn (Caribe) → to give sb a good hiding
ponerse la leva (Andes) (= largarse) → to beat it; (= hacer novillos) → to play truant; (= faltar al trabajo) → to skive off work
Ejemplos ?
Diose con brío a las leyes, Y aunque legislaba a tientas, Dio brujas al Santo Oficio Y vagos a las galeras. Diole además la manía Para adquirir pronta y buena Fama en la corte, de hacer En las mozas una leva.
Al andar, unas veces titubeábanla las caderas, como entre merced y señoría, y otras se balanceaba como barco con juanetes y escandalosa en mar de leva.
A mí, junto con otros tres, me habían cogido al pasar por Omellín. —¿Y os obligaron a seguirlos? —Sí, señor. Hacían leva. —¿Y cómo se ha batido la gente del Fraile? —A mi parecer bien.
El sol entre nubes de oro, de un cadáver comitiva, a la tumba del ocaso con majestad descendía, cuando la pieza de leva dio el trueno de la partida, del Guadalquivir soberbio retumbando en las orillas.
Recuerdo que, dos años ha, mi amigo Eduardo Bustillo, el inspirado cantor de nuestras glorias nacionales, delante de una escena idéntica a la que voy describiendo, desde el mismo sitio, acaso sobre la misma piedra que yo, lloró con su alma las penas de las pobres familias a quienes una leva sumía en el abismo de todos los dolores, y puso en labios de una esposa desvalida estas palabras sencillas, pero tiernas y elocuentes: -Mi pobre niña inocente el amor perdido siente.
Mas volvamos a Angélica, que lleva aquel anillo milagroso en tanto, que puesto en boca de los ojos leva y en el dedo hace vano todo encanto.
El capitán (habiendo ya vendido y siendo bueno el viento en la marina) las anclas leva y de las velas tira, y al fin la proa hacia Poniente gira.
Pudiera decir que arderán los espíritus sin tener cuerpo, como ardía los calabozos oscuros del infierno aquel rico cuando decía: «Padezco dolores y tormentos en esta voraz llama»; no viera que está la respuesta en mano, es decir, que tal era aquella llama, cuáles eran los ojos que leva y con que vio a Lázaro, y cuál era lengua para quien deseaba una gotita de agua, y el dedo de Lázaro con que pedía que se le hiciese aquel beneficio; y, con todo, las almas allí estando sin sus cuerpos.
Sacad banderas, pues; tóquense cajas, haciendo las baquetas los pergaminos rajas; terciad las picas, disparad cometas; que así cobró su esposa en Troya el Griego: publicando la guerra a sangre y fuego.» Calló Raposo, y luego del senado el voto conferido, en la guerra quedó determinado, por ser de todos el mejor partido, más justo y más honroso; y dando Mizifuf, como era justo, los brazos y las gracias a Raposo, brotando humor adusto, a hacer la leva de la gente parte.
¡Oh míseras doncellas a quien lleva la impía Fortuna al litoral infausto, donde esta gente de ellas hace leva y así ejecuta aquel cruel holocausto; que, cuantas más de éstas la orca ceba, menos su pueblo está de hembras exhausto!
En tanto, cerca del promontorio de San Martín balanceábase un buque del Estado, arrojando de sus entrañas de hierro, entre sordos mugidos, espesa columna de humo que el fresco Nordeste impelía hacia la ciudad, como si fuera el adiós fervoroso con que se despedían de ella, y de cuanto en ella dejaban, quizá para siempre, agrupados junto a la borda, los valientes pescadores santanderinos, arrancados de sus hogares por la última leva.
Mías las armas son, que solté un día en el camino que hasta a Armenia lleva; porque seguir a pie me convenía ladrón que antes me había hecho gran leva.