lepra


También se encuentra en: Sinónimos.

lepra

(Del lat. lepra < gr. lepra.)
1. s. f. MEDICINA Enfermedad infecciosa y crónica, caracterizada por lesiones en la piel, nervios, huesos y vísceras y que provoca insensibilidad en la zona afectada e incluso pérdida de miembros. enfermedad de Hansen, malatía
2. VETERINARIA Enfermedad que padecen en especial los cerdos, producida por la larva de la tenia común, y que se manifiesta en forma de pequeños puntos blancos en los músculos.
3. BOTÁNICA Enfermedad de la corteza de los árboles, que les da aspecto escamoso.

lepra

 
f. pat. Enfermedad contagiosa producida por el Mycobacterium leprae, de la misma familia que el gérmen causal de la tuberculosis. Presenta dos tipos principales, con afectación principalmente cutánea o con afectación principalmente nerviosa. Estas dos formas constituyen los extremos de un arco en el que se encuentran formas intermedias con diversos grados de afectación cutánea y nerviosa. La progresión de las lesiones es causa de grandes deformaciones.
fig.Vicio que se extiende como la lepra.

lepra

('lepɾa)
sustantivo femenino
1. medicina enfermedad infecciosa crónica caracterizada por heridas en la piel y las mucosas una epidemia de lepra
2. mal moral difícil de erradicar La ignorancia es una lepra.
Sinónimos

lepra

sustantivo femenino

lepra:

malatíaalbarazo, lacería,
Traducciones

lepra

Lepra

lepra

leprosy

lepra

lebbra

lepra

lèpre

lepra

lepra

lepra

الجذام

lepra

trąd

lepra

Проказа

lepra

Lepra

lepra

spedalskhed

lepra

ハンセン病

lepra

SFleprosy
lepra de montaña (LAm) → mountain leprosy, leishmaniasis (frm)

lepra

f. leprosy, Hansen's disease, infectious disease caused by the Mycobacterium leprae and characterized by more or less severe skin lesions.

lepra

f leprosy, Hansen’s disease; — dimorfa borderline leprosy; — leproma-tosa lepromatous leprosy; — tubercu-loide tuberculoid leprosy
Ejemplos ?
Compadecido de él, extendió su mano, le tocó y le dijo: Quiero; queda limpio. 1.42. Y al instante, le desapareció la lepra y quedó limpio. 1.43.
En el Servicio de Profilaxis de la Lepra fueron establecidos en el curso del año actual cinco Dispensarios en donde reciben el debido tratamiento los enfermos localizados hasta la fecha, esperándose que en el curso del presente año queden instalados los establecimientos adonde habrán de concentrarse los enfermos de este mal.
Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo: "Lo quiero, queda limpio." 14. Y al instante le desapareció la lepra. Jesús le dio aviso que no lo dijera a nadie.
2 Y de Siria habían salido cuadrillas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel una muchacha; la cual sirviendo á la mujer de Naamán, 3 Dijo á su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra.
8 Guárdate de llaga de lepra, observando diligentemente, y haciendo según todo lo que os enseñaren los sacerdotes Levitas: cuidaréis de hacer como les he mandado.
Porque si el Profeta Eliseo, estando ausente del cuerpo, vio a su criado Giezi cómo tomaba los dones que le presentaba Naamán Siro, a quien dicho Profeta había curado de la lepra, cosa que el perverso siervo, como no le veía su señor, pensaba que lo había ejecutado en secreto, ¿cuánto más los santos en aquel cuerpo espiritual verán todas las cosas, no sólo cerrados los ojos, sino también estando con los cuerpos ausentes?
3 Y extendiendo Jesús su mano, le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y luego su lepra fué limpiada. 4 Entonces Jesús le dijo: Mira, no lo digas á nadie; mas ve, muéstrate al sacerdote, y ofrece el presente que mandó Moisés, para testimonio á ellos.
¿es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas, bueyes, siervos y siervas? 27 La lepra de Naamán se te pegará á ti, y á tu simiente para siempre.
20 Y miróle Azarías el sumo sacerdote, y todos los sacerdotes, y he aquí la lepra estaba en su frente; é hiciéronle salir apriesa de aquel lugar; y él también se dió priesa á salir, porque Jehová lo había herido.
Empero, bajo las áureas urdimbres que deslumbran, bajo alfombras de rosas que embriagan bien puede solaparse la lepra que lacera.
Los niños son maravillosos, sobre todo mientras no han aprendido a hablar; su carne pura conoce tal vez lo venidero; su grasa es principal ingrediente de las brujerías; dícese que su sangre cura la lepra.
Y luego, como una trompeta, exclamara a los cuatro vientos: despiértate, raza podrida, pueblo satisfecho en tu insignificancia, contento acaso de ser un mendigo harapiento del sol, resignado como un Job que lame su lepra en un establo.