lechón

(redireccionado de lechones)
También se encuentra en: Sinónimos.

lechón, a

1. s. GANADERÍA Cerdo que todavía mama tenemos tres lechones de la última camada.
2. s. m. GANADERÍA Cerdo macho han matado al mejor lechón.
3. adj./ s. m. Que va sucio y desaseado entró en el bar un tipo que iba hecho un lechón.

lechón

 
m. zool. Cochinillo que aun mama.
m.-adj. fig.Hombre puerco, desaseado.

lechón, -chona

(le'ʧon, -'ʧona)
sustantivo masculino
1. cerdo que está en estado de lactancia La cerda tuvo lechones.
2. cerdo de cualquier edad comer lechón asado
Sinónimos

lechón

sustantivo masculino

lechón:

cochinillolechal,
Traducciones

lechón

piglet

lechón

Ferkel, Schwein

lechón

leitão

lechón

仔猪

lechón

仔豬

lechón

חזרזיר

lechón

/ona SM/F
1. (= cochinillo) → piglet (Culin) → sucking pig, suckling pig (EEUU)
2. (= desaseado) → pig, slob
Ejemplos ?
Y muy galán que era aquel emperador del cuento, que se metía de noche la barba larga en una bolsa de seda azul, para que no lo conocieran, y se iba por las casas de los chinos pobres, repartiendo sacos de arroz y pescado seco, y hablando con los viejos y los niños, y leyendo, en aquellos libros que empiezan por la última página, lo que Confucio dijo de los perezosos, que eran peor que el veneno de las culebras, y lo que dijo de los que aprenden de memoria sin preguntar por qué, que no son leones con alas de paloma, como debe el hombre ser, sino lechones flacos, con la cola de tirabuzón y las orejas caídas, que van donde el porquero les dice que vayan, comiendo y gruñendo.
Ni menos en el sol las alas tienden los alciones, de la Teti amados; ni los lechones con la boca entienden en derramar los haces desatados; mas antes a los valles se descienden, y en ellos se recuestan, rellanados los húmidos vapores, y en el techo apenas abre la lechuza el pecho.
Se quedaron algo admirados al ver el campo de Benjamín alambrado, con sus corrales y chiqueros; pero, cuando vieron de qué hacienda se había hecho dueño, soltaron la risa. -«Bien decía que podrías comer lechones» -dijo uno.
Los cerdos, bien alimentados, gruñían reposadamente, sin moverse, en la tranquilidad y abundancia de sus zahúrdas, de donde salían, de cuando en cuando, piaras de lechones, como si quisieran tomar un poco de aire fresco.
¡Qué llena está de piñones! Morcilla de cortesanos, y asada por esas manos hechas a cebar lechones. ¡Vive Dios!, que se podía poner al lado del Rey, puerco, Inés, á toda ley, que hinche tripa vacía.
Y lo que más le gustaba es que allí siempre era que cazaba, con el cinchón hecho un lazo, lechones gordos, de los numerosos cerdos sin dueño que se venían a revolcar en el fango del cañadón.
-«Podrás criar patos» -le dijo el mayor. -«Y comer lechones» -agregó el segundo. -«Y vender juncos y cazar nutrias» -dijeron los otros.
como si lanas no pudiera haberlos también en los Pedros, Narcisos, o Cornelios. San Juan y San Pedro eran días de comilona, en que los pasteles, los pavos y los lechones hacían el gasto.
Sin embargo, estudios histológicos en algunos perros acondroplásicos han mostrado alteraciones en los patrones de células en los cartílagos, lo cual es muy similar a lo observado en los humanos que presentan la enfermedad. Un tipo similar de acondroplasia se encontró en una camada de lechones daneses que tenía un fenotipo normal aparente.
Aproximadamente en el año 1912 en la hacienda La India, vivía doña Socorrito Munguía Madriz, la que solía poner trozos de cuajada simple en una tortilla recién salida del comal, la pringaba de sal y la enrollaba. Al contacto de lo caliente la cuajada adquiría una consistencia elástica, por lo que ella le decía hule o lechones.
El enanismo fue dominante en la descendencia de la madre, y aunque los lechones nacieron fenotípicamente normales, con el tiempo se fue haciendo cada vez más evidente el padecimiento.
El museo está bajo la autoridad de la Fundación León Jimenes (propietarios de la Cervecería Nacional Dominicana, así como la Industria de Tabaco León Jimenes) Museo de Arte Folclórico Tomás Morel: en este lugar se pueden admirar artículos relacionados con el folclore y aspectos cotidianos de la vida del hogar de Santiago de la época colonial hasta 1960. Contiene una colección de máscaras de lechones, representación del carnaval santiaguense.