lebrillo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con lebrillo: dintel

lebrillo

s. m. Recipiente de barro vidriado o metal, semejante a un barreño pequeño, usado para fregar o lavarse.

lebrillo

 
m. Vasija más ancha por el borde que por el fondo, usada para lavar.
Sinónimos

lebrillo

sustantivo masculino
Traducciones

lebrillo

bassin, bol

lebrillo

SMearthenware bowl
Ejemplos ?
-Como que es un león, pero que un león pa el trabajo; como que entoavía andaban por los cielos de parranda las últimas estrellas y ya estaba mi niña en el lebrillo.
El sol, un sol otoñal, iluminaba espléndidamente la escena, el reducido patio invadido casi del todo por el lebrillo de lavar, por una higuera despojada de pámpanos y frutos y convertida en tendedero, y por la orza de la lejía, en que uno de los dos rapaces hundía los desnudos brazos, mientras su compañero impacientaba a una gata de morisca piel que sufría pacientemente sus infantiles travesuras.
Puestos a la mesa, levantose Jesús, y tomando una toalla y un lebrillo de agua, lavó los pies a sus discípulos, diciéndoles: -Así como yo lo hago ahora, pídoos que os sirváis los unos a los otros: y que si me amáis, os améis con mi amor para que os conozcan por míos.
5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó á lavar los pies de los discípulos, y á limpiarlos con la toalla con que estaba ceñido.
El patio presentaba un risueño golpe de vista con sus bien cuidados arriates, que la mano de Mariquita cuidábase de limpiar de hojas secas y de flores mustias, y que sus desvelos habían convertido en reducidos verjeles, en que imperaban las notas de rubíes de los geranios y las no menos purpurinas de los claveles de bengala; un a modo de tapiz de enredaderas vestía la parte más ruinosa del muro, donde ponían una nota de intensa poesía las azules campanillas; un carambuco lucía, en uno de los extremos, sus áureos botones, y en otro, un jazmín lucía sus flores perfumadas; en el centro del patio, y sobre el carcomido brocal del pozo, goteaba el cubo, pendiente de una garrucha, y junto al brocal, sobre un tenderete de pino, el enorme lebrillo de lavar...
-gritó de nuevo el de Mairena, y al conjuro de su voz dejó precipitadamente Rosario el lebrillo en que luchaba denodadamente por devolver a algunas prendas interiores su primitiva blancura, y con las mangas de la chaquetilla arrollada en los brazos redondos y bien dibujados, aprisionándose casi del todo la esbelta cintura con ambas manos; revuelto el pelo negrísimo y rizoso, haciendo sonar de modo rápido, no las bordadas chinelas, sino dos brodequines fuera de uso y convertidos en babuchas merced a dos martillazos en el contrafuerte; un tanto jadeante la respiración, arrogante y mal jateada y riente y animado el rostro juvenil y bellísimo, lanzóse a la puerta de la calle mientras su madre le gritaba con voz gangosa: -¿Aónde vas, castigo?
5. Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido.
Se muestran piezas como la referida almufía (especie de barreño o lebrillo mediano) y diversos tipos y tamaños de jarras de uno y dos bicos.
Antigua voz prerromana, según Corominas, común con el portugués, gascón y languedociano, es un derivado de barro por abreviación de lebrillo, barreño, llamado así por la materia de que se hace.
Posee una Pila Bautismal, basada en un arcón de obra con tapa de madera, en cuyo interior aparecen un pequeño barreño vidriado, tipo lebrillo y un caldero de cobre con tapa.
Vale por balde, cubo, caldero y lebrillo, siendo las tres primeras voces básicamente urbanas y la última de carácter rural. Covarrubias también recoge su posible origen arábigo: Algunos quieren sea arábigo, de «barran», que vale caldero.
En su elaboración se forma una masa con todos los ingredientes, incluidos levadura, aceite y azúcar, y se deja reposar unas horas hasta su fermentación en un recipiente adecuado con cierta profundidad, tradicionalmente se ha empleado el lebrillo; posteriormente se la da la forma y se adorna con almendras y miel antes de hornearla.