leído


También se encuentra en: Sinónimos.

leído, a

1. adj. Que ha leído mucho y es erudito su forma de hablar demuestra que es un hombre muy leído. docto
2. leído y escribido loc. adj. coloquial Se aplica a la persona que presume de instrucción y buena cultura.

leído, -da

 
adj. Díc. de la persona que ha leído mucho y es muy erudita.
Traducciones

leído

lesen

leído

lezen

leído

阅读

leído

閱讀

leído

číst

leído

læse

leído

לקרוא

leído

읽기

leído

läsa

leído

อ่าน

leído

ADJ [persona] → well-read; [libro] → widely read
ser muy leídoto be well-read
Ejemplos ?
—¿Y eso?—me ha dicho el médico mirándome—. ¿Quién le ha definido esas cosas? —Las he leído alguna vez—respondo—. Haga el favor de examinarme, le ruego.
(...) Después de haber leído aquellos versos clarísimos y puros como el cristal sonoro de una fuente, pensé: si yo pudiera abandonar las complicadas sendas, dejar la engañadora florescencia de los invernaderos angostados, hacer canciones buenas, escuchar con unción la sinfonía interior...
on las 17:40 horas del día lunes, en unos instantes más voy a recibir las cartas credencias de nuevos embajadores en la República Argentina, un día más de gestión de gobierno pero evidentemente un día diferente en mi vida, que como todos saben cambió en forma definitiva. He leído o escuchado que este es mi momento más difícil, en realidad es otra cosa, es mi momento más doloroso.
«No, primero voy a mirar», se dijo, «para ver si lleva o no la indicación de veneno.» Porque Alicia había leído preciosos cuentos de niños que se habían quemado, o habían sido devorados por bestias feroces, u otras cosas desagradables, sólo por no haber querido recordar las sencillas normas que las personas que buscaban su bien les habían inculcado: como que un hierro al rojo te quema si no lo sueltas en seguida, o que si te cortas muy hondo en un dedo con un cuchillo suele salir sangre.
¡Miserables¡ La queríais por su riqueza y la odiabais por su orgullo, y cuando su salud endeble, la bendijisteis porque moría, ¡Como, entonces, sera leído el ritual?
Y por lograr esta ocasión que le daba el testamento leído, viendo entrar el entierro, Marco Antonio oró en alabanza de César; y como viese al pueblo vencido y granjeado de su oración, para crecer con la lástima su piedad, alargando el brazo cogió la vestidura de César, y desdoblándola ensangrentada y hecha pedazos cruelmente con las heridas, la enseñó al pueblo.
Por lo cual, rehecho, máximas a ti gracias te doy porque no te has vengado de mi pecado, y no suplico ya, si los abominables escritos de Sesto yo recibiere, que pesadez y tos le lleve su frío no a mí, sino al propio Sesto, que entonces me llama: cuando su mal libro he leído.
No bien descubrí la carta en cuestión, comprendí que era la que andaba buscando. En verdad, era, en apariencia, radicalmente distinta de aquella que nos había leído el prefecto una descripción tan minuciosa.
Alicia pensó que éste sería el modo correcto de dirigirse a un ratón; nunca se había visto antes en una situación parecida, pero recordó haber leído en la Gramática Latina de su hermano «el ratón - del ratón - al ratón - para el ratón - ¡oh, ratón!» El Ratón la miró atentamente, y a Alicia le pareció que le guiñaba uno de sus ojillos, pero no dijo nada.
Francisco de Quevedo Villegas, caballero de la Orden de Santiago; y reconozco en él muy útiles advertimientos políticos para ejemplo y escarmiento, tanto que se conoce en ellos más intención de aprovechar a otros que ambición de alabanza propia. El estilo es el que en tantas obras suyas hemos leído, traducidas en los idiomas italiano, inglés, flamenco, francés y latino.
XI-XII, 1888): "Es preciso haber leído algo de este literato, conocer los chisporroteos de ingenio que riega a cada paso en sus períodos, su erudicción maciza, llena, fundamental, su facilidad de producir, sus principios literarios razonados, el brillante encadenamiento de su prosa, su pureza en el decir al par que el absoluto modernismo en la expresión, de manera que es un clásico elegante, su estilo compuesto de joyas nuevas de plata vieja, pura, para apreciarla." En Nicaragua publicó dos libros sobre las relaciones entre Costa Rica y Nicaragua y la cuestión canalera, también Lecciones de Filosofía Natural o Positiva.
Por inclinación y por necesidad ha leído los clásicos españoles, y mi alma ha salido de entre tanto volumen, vacía y sin conservar recuerdo alguno, ni rastro de sacudimientos profundos.