latinoamericano


También se encuentra en: Sinónimos.

latinoamericano, a

1. adj. De Latinoamérica.
2. s. Persona natural de Latinoamérica.

latinoamericano, -na

 
adj.-s. Díc. de los países de América oriundos de naciones latinas de Europa.
Relativo a aquellos países.

latinoamericano, -na

(latinoameɾi'kano, -na)
abreviación
1. relacionado con los países de América colonizados por naciones latinas música latinoamericana
2. persona que es de alguno de estos países La mujer latinoamericana tiene un perfil físico propio.

latinoamericano, -na


sustantivo masculino-femenino
persona que es de un país de América colonizado por naciones latinas Los latinoamericanos tienen una cultura diferente a los europeos.
Sinónimos

latinoamericano

, latinoamericana

latinoamericano:

iberoamericanohispanoamericano,
Traducciones

latinoamericano

Latin American

latinoamericano

latinoaméricain, latino-américain

latinoamericano

latinskoamerický

latinoamericano

latinamerikansk

latinoamericano

lateinamerikanisch

latinoamericano

latinalaisamerikkalainen

latinoamericano

latinoamerički

latinoamericano

latino-americano

latinoamericano

ラテンアメリカの

latinoamericano

라틴 아메리카의

latinoamericano

Latijns-Amerikaans

latinoamericano

latinamerikansk

latinoamericano

latynoamerykański

latinoamericano

latinamerikansk

latinoamericano

เกี่ยวกับละตินอเมริกา

latinoamericano

Latin Amerika

latinoamericano

thuộc Mỹ La tinh

latinoamericano

Латинска Америка

latinoamericano

拉丁美洲

latinoamericano

אמריקה הלטינית

latinoamericano

/a ADJ & SM/FLatin American
Ejemplos ?
Ello significa que, si bien las ideas liberales (y aún las conservadoras) constituyeron el hilo conductor del pensamiento latinoamericano del siglo XIX, a partir de la década del 20 del siglo siguiente, y sobre todo desde la gran crisis de 1929, al desmoronarse las economías primario/exportadoras y los modelos de desarrollo oligárquico liberales tradicionales, diversas variantes nacionalistas vienen a ocupar su lugar (por lo menos hasta comienzos de los años 80 de este siglo).
Llegando aquí valdría la pena preguntarse: ¿hasta qué punto el nacionalismo latinoamericano, o aun el anarquismo y el pensamiento socialista –no aludimos a las normativas de la Tercera Internacional-, anulan el legado demoliberal?
Diversos autores se refieren al arsenal teórico moderno que emplearon los ideólogos del liberalismo, pero pocos han explicado satisfactoriamente en qué reside el aporte original del pensamiento latinoamericano al empeño de “conocer para transformar” la realidad nacional de países que enfrentaban un mismo imperativo histórico: superar la herencia colonial.
Desde fines de la década del 60 la introducción del positivismo comtiano y spenceriano vino a reafirmar, y al mismo tiempo a corregir, el ideario liberal latinoamericano.
Como se sabe, ni la generación de los soñadores, ni tampoco la siguiente, conocieron el positivismo, aunque en sus motivos y enfoques lo anticiparon hasta el punto que, de Alejandro Korn a Leopoldo Zea, pocos se atreven a negar la existencia de un positivismo autóctono latinoamericano, con un desarrollo paralelo pero independiente del comtismo europeo.
El compromiso histórico y esencial del continente latinoamericano es unirse para la liberación económica y social, la superación científica y tecnológica.
Paulatinamente, y ya bajo regímenes nacidos de la evolución liberal, todo esto pasó a formar parte, desde México hasta Buenos Aires, del llamado “progresismo oligárquico” latinoamericano.
El nacionalismo latinoamericano constituye la toma de conciencia de nuestros pueblos sobre su realidad profunda y su verdadera personalidad, fruto del mestizaje de sangre, fusión de culturas y comunes vivencias históricas, sociales y económicas.
Este importante giro del pensamiento latinoamericano, cuya impronta ética todavía perdura, no ha sido analizado en nuestra ponencia.
Lastarría recoge en una frase el ideal del liberalismo latinoamericano en su fase ascendente: “Fuerza es que seamos originales; tenemos dentro de nuestra sociedad todos los elementos para serlo”.
Artículo 7°: El Presidente de la República en Consejo de Ministros podrá renovar y designar transitoriamente a los titulares de los poderes públicos, nacionales, estadales y municipales para asegurar la institucionalidad democrática y el adecuado funcionamiento del Estado de Derecho; así como a los representantes de Venezuela ante los parlamentos Andino y Latinoamericano.
Consideraciones finales: El pensamiento progresista latinoamericano combinó, a lo largo del siglo XIX, las aspiraciones democráticas y los principios liberales de manera diversa, de acuerdo con los cambios en la coyuntura histórica, las especificidades nacionales y las formas originales que adoptó la recepción de las influencias filosóficas europeas.