laso

laso, a

(Del lat. lassus, cansado.)
1. adj. Que está desfallecido o falto de fuerzas después de tantos días de duro trabajo, se quedó lasa. débil, abatido vigoroso
2. Se refiere al pelo liso, sin rizar lucía una larga y lasa melena morena. lacio
3. TEXTIL Se aplica al hilo de lino, cáñamo o seda que no está torcido.

laso, -sa

 
adj. Desfallecido, cansado.
Díc. del hilo de lino, cáñamo y seda sin torcer.
Traducciones

laso

Laso

laso

Laso

laso

Laso

laso

(liter) ADJ
1. (= cansado) → weary
2. (= lánguido) → languid (liter), limp
3. (= débil) → weak
Ejemplos ?
Para ella, lo que en algo pueda ser de provecho escribo; confío a mis escritos admoniciones saludables a la manera de recetas de medicinas útiles que comprobé yo mismo eficaces para mis úlceras, las que, si bien no completamente curadas, dejaron de rampar. El camino recto, que tarde y laso de errar he conocido, a los otros muestro.
Lupercio de Argensola, que se hallaba cerca, lleno de indignación y dolor por la desgracia de su dulce Laso, agarró seis o siete tomos que vio a sus pies, y con no vista fuerza los lanzó al enemigo.
El laso e mi rilación ni un chiquito he de arroyar; voy a ponerme a cantar de mi vida los ebentos, y allá van estos lamentos que comienso a desgarrar.
Sócrates: Yo no le conozco bien; me parece ser un joven, que no es conocido aún, y que creo se llama Melito, de la villa de Pithos. Si recuerdas algún Melito de Pithos de pelo laso, barba escasa y nariz aguileña ese es mi acusador.
El aura respirad de la montaña, que vuelve al cuerpo laso el perdido vigor, que a la enojosa vejez retarda el paso, y el rostro a la beldad tiñe de rosa.
Corcobió la rubiecita Pero al fin se sosegó, Cuando el Dotor le contó Que él era el de la cajita. Asigún lo que presumo, La rubia aflojaba laso, Porque el Dotor, amigazo, Se le quería ir al humo.
Pero luego cayeron sobre los enemigos con mayor violencia las dos Caroleas, Carlos famoso, la Hesperoida, las traducciones de Ariosto, el Poema de San Rafael, la Mejicana de Gabriel Laso...
JOSÉ CENTURIÓN Y de mi flor, ¡cuando yo ando desprovisto, siempre tengo tuito listo de la jerga al maniador! Soy gaucho lindo y parejo de bosal, laso y coyunda, poco me enrriedo en la junda de mi reborber ¡canejo!
A los tientos del recao puse el poncho y até el laso, tamién arreglé de paso un maniador muy sobao, con presillas, bien cortao estacas, y una maceta, tuito sampé en mi maleta, y además até al bozal una mordaza oriental bien hechita y muy paqueta.
mi amigo el artista Francisco Laso CANTO PRIMERO Entre cuantas beldades, ora en prosa han sido celebradas, ora en rima, fue la mayor Doña Cristina Llosa, flor la más bella del jardín de Lima; que esta insigne ciudad, madre famosa de hechiceras beldades de alta estima, nunca engendró ni engendrará ninguna que tantas gracias y atractivos una.
FILOCLEÓN: Pero, por mi vida, oye al menos lo que voy a decirte: quizá te agrade más. Laso y Simónides, se dis­putaban en cierta ocasión la palma en un certamen poético y Laso dijo: ¿Y a mí que más me da?
No se empaca pa contar ni es lerdo en la rilasión, ya va largo el pericón acabe pues de prosiar. JOSÉ CENTURIÓN ¡Ya le albertí antes de ahora que el petardo era largaso, como tres tiros de laso, y una consulta dotora!