las fuerzas de la naturaleza

Traducciones

las fuerzas de la naturaleza

the elements
Ejemplos ?
Como las fuerzas de la naturaleza aún no eran entregadas a los Ngen, los pillanes y las wangulén las utilizaron para combatir; lo cual trajo más desequilibrio al wenumapu y al resto del universo mapuche.
Carvalho y Manini crearon un conjunto sorprendente, producto directo del espíritu del s. XIX, tiempo en el que se ensalzaron las fuerzas de la naturaleza y se evidenció la fragilidad del hombre.
Para muchos practicantes, esta religión gira en torno a dos dioses principales, "el Dios y la Diosa", que encarnan las fuerzas de la naturaleza y corresponden a la mitología asociada a los cultos de la fertilidad.
La física a esta escala se puede describir por una gran teoría de unificación en el que los grupos de gauge del modelo éstandar se integra en un grupo mucho mayor, que se rompe para producir las fuerzas de la Naturaleza observadas.
Aku quería robar la joya, pero fue interceptada por una fuerza que derrotó a Aku. Luego, convocó a las fuerzas de la naturaleza para protegerla: La Tierra, el Viento y el Fuego.
Los primeros vikingos eran paganos y politeístas. Adoraban a un panteón de dioses que personificaban las fuerzas de la naturaleza y otros conceptos.
En muchos de los "dioses" de los Athabascanos del sur se personificaban las fuerzas de la naturaleza que la gente utilizaba para sus propios fines a través de diversos rituales.
Más tarde el gran poeta portugués Luís de Camões inmortalizó el viaje de Bartolomé Díaz en el poema épico Os Lusíadas, concretamente con el personaje mitológico Adamastor, el cual simboliza las fuerzas de la naturaleza que los navegantes portugueses tuvieron que superar durante la circunnavegación de los cabos.
Con el tiempo, Thrall aprendió a escuchar a los espíritus de las fuerzas de la naturaleza: a tener comunión con la lluvia, el viento, la tierra, la tormenta, el fuego y los animales, y se convirtió en un poderoso chamán, tomando su lugar como jefe de los exiliados Lobo Gélido.
El rewe (que significa lugar puro) es el espacio de concentración de las fuerzas de la naturaleza donde la persona se interrelaciona con ellas en las ceremonias.
El primero de ellos se mostraba en la exquisitez de las formas, en el origen de los temas decorativos tomando como paradigma las fuerzas de la naturaleza y su acción sobre el espíritu humano, y en el gran conocimiento técnico de los materiales que ha caracterizado todas las formas artísticas.
El paisaje del cordón de dunas del litoral aquitano, en el cual se incluye la Gran Duna, es el resultado tanto de la acción de las fuerzas de la naturaleza como de la intervención humana.