lamer

(redireccionado de lamas)
También se encuentra en: Sinónimos.

lamer

(Del lat. lambere.)
1. v. tr. y prnl. Pasar la lengua por un lugar de forma repetida el perro lamía la mano de su amo; un felino se estaba lamiendo la pata herida. chupar
2. v. tr. literario Tocar una cosa con suavidad las olas lamían la parda arena de la playa. rozar
3. dejar a alguien qué lamer coloquial Causar a una persona un daño difícil de remediar con lo de la pelea a ése le dejaron qué lamer.
4. llevar o tener alguien qué lamer coloquial Haber recibido una persona un daño difícil de remediar después de la quiebra, el pobre tuvo qué lamer.

lamer

 
tr.-prnl. Pasar la lengua [por alguna cosa].
fig.Rozar suavemente.

lamer

(la'meɾ)
verbo transitivo
1. pasar la lengua sobre algo lamer un helado
2. rozar algo de manera blanda o suave Las llamas de la fogata lamían las sombras.

lamer


Participio Pasado: lamido
Gerundio: lamiendo

Presente Indicativo
yo lamo
tú lames
Ud./él/ella lame
nosotros, -as lamemos
vosotros, -as laméis
Uds./ellos/ellas lamen
Imperfecto
yo lamía
tú lamías
Ud./él/ella lamía
nosotros, -as lamíamos
vosotros, -as lamíais
Uds./ellos/ellas lamían
Futuro
yo lameré
tú lamerás
Ud./él/ella lamerá
nosotros, -as lameremos
vosotros, -as lameréis
Uds./ellos/ellas lamerán
Pretérito
yo lamí
tú lamiste
Ud./él/ella lamió
nosotros, -as lamimos
vosotros, -as lamisteis
Uds./ellos/ellas lamieron
Condicional
yo lamería
tú lamerías
Ud./él/ella lamería
nosotros, -as lameríamos
vosotros, -as lameríais
Uds./ellos/ellas lamerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo lamiera
tú lamieras
Ud./él/ella lamiera
nosotros, -as lamiéramos
vosotros, -as lamierais
Uds./ellos/ellas lamieran
yo lamiese
tú lamieses
Ud./él/ella lamiese
nosotros, -as lamiésemos
vosotros, -as lamieseis
Uds./ellos/ellas lamiesen
Presente de Subjuntivo
yo lama
tú lamas
Ud./él/ella lama
nosotros, -as lamamos
vosotros, -as lamáis
Uds./ellos/ellas laman
Futuro de Subjuntivo
yo lamiere
tú lamieres
Ud./él/ella lamiere
nosotros, -as lamiéremos
vosotros, -as lamiereis
Uds./ellos/ellas lamieren
Imperativo
lame (tú)
lama (Ud./él/ella)
lamed (vosotros, -as)
laman (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había lamido
tú habías lamido
Ud./él/ella había lamido
nosotros, -as habíamos lamido
vosotros, -as habíais lamido
Uds./ellos/ellas habían lamido
Futuro Perfecto
yo habré lamido
tú habrás lamido
Ud./él/ella habrá lamido
nosotros, -as habremos lamido
vosotros, -as habréis lamido
Uds./ellos/ellas habrán lamido
Pretérito Perfecto
yo he lamido
tú has lamido
Ud./él/ella ha lamido
nosotros, -as hemos lamido
vosotros, -as habéis lamido
Uds./ellos/ellas han lamido
Condicional Anterior
yo habría lamido
tú habrías lamido
Ud./él/ella habría lamido
nosotros, -as habríamos lamido
vosotros, -as habríais lamido
Uds./ellos/ellas habrían lamido
Pretérito Anterior
yo hube lamido
tú hubiste lamido
Ud./él/ella hubo lamido
nosotros, -as hubimos lamido
vosotros, -as hubísteis lamido
Uds./ellos/ellas hubieron lamido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya lamido
tú hayas lamido
Ud./él/ella haya lamido
nosotros, -as hayamos lamido
vosotros, -as hayáis lamido
Uds./ellos/ellas hayan lamido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera lamido
tú hubieras lamido
Ud./él/ella hubiera lamido
nosotros, -as hubiéramos lamido
vosotros, -as hubierais lamido
Uds./ellos/ellas hubieran lamido
Presente Continuo
yo estoy lamiendo
tú estás lamiendo
Ud./él/ella está lamiendo
nosotros, -as estamos lamiendo
vosotros, -as estáis lamiendo
Uds./ellos/ellas están lamiendo
Pretérito Continuo
yo estuve lamiendo
tú estuviste lamiendo
Ud./él/ella estuvo lamiendo
nosotros, -as estuvimos lamiendo
vosotros, -as estuvisteis lamiendo
Uds./ellos/ellas estuvieron lamiendo
Imperfecto Continuo
yo estaba lamiendo
tú estabas lamiendo
Ud./él/ella estaba lamiendo
nosotros, -as estábamos lamiendo
vosotros, -as estabais lamiendo
Uds./ellos/ellas estaban lamiendo
Futuro Continuo
yo estaré lamiendo
tú estarás lamiendo
Ud./él/ella estará lamiendo
nosotros, -as estaremos lamiendo
vosotros, -as estaréis lamiendo
Uds./ellos/ellas estarán lamiendo
Condicional Continuo
yo estaría lamiendo
tú estarías lamiendo
Ud./él/ella estaría lamiendo
nosotros, -as estaríamos lamiendo
vosotros, -as estaríais lamiendo
Uds./ellos/ellas estarían lamiendo
Traducciones

lamer

lick, to lick, lap

lamer

lecken

lamer

nuolla

lamer

lécher

lamer

なめる

lamer

likken

lamer

olíznout

lamer

slikke

lamer

lizati

lamer

핥다

lamer

slikke

lamer

lamber

lamer

slicka

lamer

เลีย

lamer

yalamak

lamer

liếm

lamer

lamer

A. VT
1. (con la lengua) → to lick
2. [olas] → to lap (against)
3. (= pasar rozando) → to graze
B. (lamerse) VPR que no se lame un problema que no se lamea bloody great problem

lamer

vt to lick
Ejemplos ?
Tan satisfecho con su nueva suerte; tan “hallado” en el acogedor medio porteño en donde diariamente podía alternar con decenas y decenas de también emigrados argentinos, encontróse bien pronto Mitre que, escribiendo a Don Andrés Lamas en Junio 28 de 1848, expresábale: “Le diré que mi posición aquí es muy ventajosa y mejora de día en día, y que si no me fuera posible regresar al Río de la Plata, tal vez más adelante hiciese traer a Delfina” (su esposa que aún seguía residiendo con los demás familiares en Montevideo).
Francisco Araucho, Presidente del Superior Tribunal de Justicia; Estanislao Vega, Decano del mismo; Andrés Lamas, Juez Letrado de lo Civil Intestados y el Funcionario del mismo Poder D.
Cuartel General, noviembre 12 de 1815. Se remitirán los Reverendos pp.s Otazu y Lamas en la Lancha S.n Fran.co Solano en vitud dela utilidad, q.e VS.
Cuando hubo terminado la procesión cívica del 13 de abril, nos retiramos con el doctor Del Valle al Club del Progreso, y allí vino el comandante Joaquín Montaña a comunicarnos esta noticia importante; que acababan de comunicarle unos oficiales distinguidos del ejército que había un grupo de oficiales con mando de tropa, opositores al gobierno, quienes deseaban ponerse al habla con nosotros, representándolos los capitanes Castro Sunblad, Lamas, el teniente Berdier y el subteniente Uriburu.
En cambio, se destinó el año 1822 la parte este del edificio del Fuerte, para el establecimiento de la Escuela Lancasteriana, gratuita, fundada por la sociedad de aquel nombre, en que figuraban nuestros primeros hombres de aquella época, donde nos educamos con otros jóvenes de aquel tiempo, como Cándido Juanicó, Andrés Lamas y Salvador Jiménez.
Gramática, Ortografía y demás ramos que se enseñasen, y adjudicación de premios. Despuéa vino la Escuela de la Patria, gratuita, dirigida por el Padre Lamas.
Del hecho dejó constancia expresa el propio Mitre al anotar de su puño y letra en el primer pliego de la copia que se ha conservado en su archivo esta aclaración textual: “Copiado bajo mi inspección de los originales provenientes del archivo de Asunción tomados durante la guerra del Paraguay que se encuentran en el archivo de D. Andrés Lamas.
Andrés Lamas fechada el 11 de marzo aquel-después de referirse a las dificultades que cada día tenía que salvar el Gobierno que venía integrando y expresar su fe optimista en el triunfo final-decíale a éste: “Si le llevan a V.
V Mitre – lo demuestran los hechos – no precisaba recibir un ruego como el de Lamas, cargado de intención amistosa, para demorar la terminación de esa obra que al fin de cuentas le resultaría inacabable… Laborioso y entusiasta por entonces, al tiempo que revisaba personalmente la “papelería” aún intocada por otro cualesquiera del Archivo de Buenos Aires, por medio de corresponsales oficiosos, atentos y diligentes situados en otros lugares, realizaba rastreos más o menos eficaces.
¿Qué flor más bella podría ofrecer al Buen Pastor? El padre Lamas, penitenciario de niños, es informado del caso. ¿Era ignorante ese niño?
Podemos expresarnos al respecto en la forma categórica que ha sido hecha en base a informaciones del propio Mitre quien, en efecto, en el ya anteriormente citado “Prefacio” de su obra consigna con mayor detalle las siguientes puntualizaciones: 1º Que desde 1843 su más antiguo cófrade y amigo en materia de trabajos de historia, Don Andrés Lamas, venía reuniendo antecedentes sobre Belgrano y debía de tener ya casi lista para su publicación una obra acerca del mismo.
Tanto la relación de los últimos momentos de don José Miguel, como la de los de don Luis y don Juan José Carrera, que me ha leído don están conformes con la conversación que ha tenido conmigo sobre estos asuntos, según mis recuerdos y mi conciencia. Montevideo, 3 de Febrero de 1845. José Benito Lamas. (Documento publicado por Diego Barros Arana) ---- Ver También