ladino


También se encuentra en: Sinónimos.

ladino, a

(Del lat. latinus.)
1. adj. Que es astuto o sagaz es tan ladino que se sirve de todas las artimañas para conseguir lo que desea. taimado
2. s. m. LINGÜÍSTICA Retorrománico, lengua hablada en Retia, antigua demarcación romana.
3. LINGÜÍSTICA Lengua religiosa de los sefardíes.
4. LINGÜÍSTICA Dialecto judeoespañol oriental.
5. s. Méx., Amér. Central SOCIOLOGÍA Persona aborigen que se considera distinta de los indios.

ladino, -na

 
adj. Díc. del musulmán que hablaba latín o romance.
(Amér.) Díc. del indio que habla bien el castellano.
p. ext.díc. del que sabe hablar lenguas extranjeras.
fig.Sagaz, taimado.
m. ling. Dialecto del retorrománico.
Lengua religiosa de los sefardíes.
Dialecto judeoespañol del Oriente.

ladino, -na

(la'ðino, -na)
abreviación
que actúa con sagacidad para conseguir lo que se propone un vendedor ladino
Sinónimos

ladino

sustantivo masculino

ladino

, ladina
Traducciones

ladino

Ladinies

ladino

Dolomitenladinisch, Ladinisch, aalglatt

ladino

ladina

ladino

ladino

ladino

ladino

ladino

Ladinisch

ladino

ladinske, ladinsk

ladino

ladyński

ladino

ladină

ladino

拉登語, 拉登语

ladino

ladino dolomita

ladino

Ladino

ladino

Ladino

ladino

/a
A. ADJ
1. (= astuto) → smart, shrewd; (= taimado) → cunning, wily
2. (LAm) [indio] → Spanish-speaking
3. (CAm, Méx) (= mestizo) → half-breed, mestizo; (= blanco) → non-Indian, white, of Spanish descent
4. (LAm) (= adulador) → smooth-tongued, smarmy
5. (Méx) [voz] → high-pitched, fluty
B. SM/F
1. (LAm) (= indio) → Spanish-speaking Indian
2. (CAm, Méx) (= mestizo) → half-breed, mestizo; (= blanco) → non-Indian, white
C. SM (Ling) → Ladin (Rhaeto-Romance dialect); [de sefardíes] → Ladino, Sephardic, Judeo-Spanish
Ejemplos ?
MENSAJERO Tan grande es su beldad como su nobleza. Su padre es nada menos que Eurito; su nombre es Yola. ¡Y cómo callaba su linaje el ladino! ¡Claro!
Como Argos el hijo de Pepino prevé dónde atacar quiere Agramante; y no hay traza del árabe ladino a la cual perspicaz no se adelante.
-Mañana al amanecer, si esta misma noche no puedo hacerlo. El viejo acaricióse las barbas, y sonrió picaresco y ladino: -Siempre nos veremos antes.
¡no vus canséis en calarme la sereña! Y no mordía la ujana, el muy ladino. En éstas y otras, presentósele un día el Tuerto con las manos en los bolsillos y la cara hecha un vinagre.
Hay una ciudad llamada Efira en el riñón de la Argólide, criadora de caballos, y en ella vivía Sísifo Eólida, que fue el más ladino de los hombres.
"Aquel" continuó: –Los tres pececillos y el mono "Kaiser" –que así se llama el ladino– son los dos polos de una tragedia tan pavorosa como la sombra que la protegió.
Todo lo dicho que lo e uisto a uista de ojos y los padres de las dotrinas lo conciente porque más precian ellos sus rrescates el salario y el pie del altar que otra cosa. Antes deziéndole y abizándole desto, luego manda que lo ehe al yndio ladino del pueblo.
Mantiene una actitud de “indio sumiso” cuando tiene que sufrir las consecuencias de la corrupción de las autoridades, instituciones y leyes cualquiera que estas sean, pero al mismo tiempo mantienen una actitud de indio ladino cuando puede usufructuar para su beneficio, la corrupción de la autoridad, las instituciones y las leyes.
Como el alcalde y los cabildantes eran de la comitiva, y el ladino viejo hablaba en razón, entraron en componendas con él: y por cuatro duros de plata y una botella de cañazo, se convino en que, siendo el tronco bastante largo se corta- ra, do la parte de arriba, lo suficiente para labrar la imagen de la Virgen, dejando la de abajo para que ño Pachurro atase su borrico.
Yo murmuré con simulada indiferencia: —Luego hablaremos de ello. El fraile barboteó ladino: —Tal vez no sea preciso... Pues sí señor, continúo ejerciendo oficios de capellán en casa de la Señora Condesa de Volfani.
Y allí se sentó CUAUHTZIN, el indio triste, y permaneció así toda su vida; no obstante los menosprecios y los insultos que se acostumbró a no entender. -¡Indio taimado! -¡Indio holgazán! -¡Indio ladino! -¡Indio borracho! -¡Indio ignorante!
Mi compadre, un hombre muy ladino, se metió por medio y dijo que antes de pelear debían ajustarse las condiciones del desafío y que yo, como ofendido, tenía derecho para elegir las que mejor me pareciesen.