lacre


También se encuentra en: Sinónimos.

lacre

s. m. Pasta sólida de color rojo, compuesta de goma laca y trementina que se derrite con facilidad y se utiliza para cerrar y sellar cartas, paquetes, etc.

lacre

 
m. Pasta de goma, laca y trementina, que se emplea derretida para sellar cartas, documentos, etc.

lacre

('lakɾe)
sustantivo masculino
sustancia generalmente roja que se derrite para sellar sobres Derritió lacre para sellar el sobre.

lacre


abreviación
que es de color rojo como esta pasta Su sombrero era de color lacre.
Sinónimos
Traducciones

lacre

wax, seal

lacre

A. ADJ (LAm) → bright red
B. SM
1. (= cera) → sealing wax
2. (Chile) (= color) → red colour, red color (EEUU)
Ejemplos ?
La pieza a damasquinar se adhiere a un taco de madera mediante lacre y este taco de agarra a un tornillo de bola que descansa en un triángulo de madera pudiendo, de esta forma, ponerse en cualquier posición que se precise.
Puerta del Sol (1970, piedra roja de los Andes; Museo de Pontoise) Quinchamalí (1956, madera, 1,27 x 0,55 x 0,5 m; Parque de las Esculturas Marta Colvin de Chillán) Rosa de los vientos (1979, piedra, 3,60 x 3 x 3 m Facultad de Odontología de la Universidad de París) Señal del bosque / Signal en forêt (1971, madera, 4,5 x 4 x 2 m Bosque de Senart, París) Señal de oriente y occidente / Signal (1991, madera policromada, 3.5 m Parque de las Esculturas de Seúl) Signal (1991, madera policromada rojo lacre, 3.5 m de alto; Plaza de América Latina, París) Signo solar / Grand Signe (1963, piedra de los Andes, 2,4 x 2 x 2,2 m; St.
En las alas presenta las primarias de color negro, con una zona basal blanca. Su pico y patas son rojo lacre. Sus ojos son de color marfil, con un anillo periocular rojo.
La ordenanza municipal haciéndolo suyo, es del 4 de mayo de 1862, y dispone que las armas comunales sean pintadas al óleo para colocarlas en el testero del salón de la Municipalidad y que se grabe un sello para lacre con el fin de refrendar los documentos oficiales.
De esa manera, al usarlo como un sello sobre lacre u otro material, el busto y las letras cambian de sentido y aparecen en su posición natural.
Entre estos, las dos frutas representarían respectivamente el fruto del paraíso perdido y la promesa del fruto del paraíso recobrado, en una interpretación paralela a la que hace Panofsky de las frutas que Jan Van Eyck coloca en el alféizar de las ventanas el Matrimonio Arnolfini o en la Virgen de Lucca. El papel pegado con gotas de lacre resulta ininteligible, quizá debido a las sucesivas restauraciones que ha sufrido la tabla.
"He enterrado hoy a un amigo -pensó- ¿y quién sabe si esta carta no puede costarme otro?" Pero luego, leal a sus obligaciones y condenando su miedo, rompió el lacre y abrió el sobre.
Al mirarle el perfil de toro destacado sobre la plegada hoja lacre de la ventana abierta, tropieza la mirada con una araña casi aérea, como trabajada en humazo, que emerge en absoluta inmovilidad en la madera, a medio metro de altura del testuz del hombre.
Iba a decir ni una nota; pero esto de la «nota» aplíquenlo ustedes a los que me rodeaban, al resto del honrado público, no a mí, prevaricador del arte y desertor de la moral, que, en vez de atender a las melodías de Rossini, sólo tenía ojos y oídos y sentidos corporales para el moverse de dos piececillos traviesos, afiligranados, cucos, que estrenaban aquella noche solemne una funda de seda lacre; lacre era también el gracioso monillo y la falda ceñida e indiscreta que lucía la Duchesini, velada con volantes de rica blonda española...
-Teniente de fragata, Baltasar Mexía de la Cerda. -Teniente de fragata, José Ezquerra Guirior. -Alférez de navío, Luis Aradeas. (Hay un sello de lacre con las armas portuguesas)
Y apenas crucé las primeras esquinas, opacáronse mis nervios, golpeados por una súbita impresión de ruina; y sin darme cuenta, estuve a punto de llorar. El portón lacre y rústico de la mansión familiar apareció abierto de par en par.
Hechas estas reflexiones y otras por el mismo orden, que se omiten aquí para evitar prolijidad, Poldy, escribió una extensa carta, en papel muy fino para que abultase poco; tomó un retrato suyo, sin cartón, en el cual retrato estaba ella descotada y lindísima en su elegante traje de baile; lo incluyó todo en un sobre con fuerte forro de tela que cerró y selló con lacre; escribió encima: al incógnito poeta indio; agujereó la carta con un punzón; pasó una fuerte cinta al través del agujero; y así preparado todo, lo colgó al cuello de la cigüeña como si fuese la insignia de comendador de cualquiera ilustre Orden.