Ejemplos ?
Consonantes Sus consonantes (oclusiva labiovelar sorda), (oclusiva labiovelar sonora), ' (cierre glotal), m, n, ñ, f (fricativa bilabial sorda), v (fricativa bilabial sonora), s, x (fricativa velar), h (fricativa glotal sorda), l, r, rr y la semivocal w.
En muchos casos el jónico cambia el sonido labiovelar del Proto-griego /kw/ en /k/ en lugar de /p/ ante vocales posteriores.:Por ejemplo: lo que en ático es ὅπως (hopos) en jónico es ὄκως (okos), "del mismo modo (que), en la misma forma (que)".
En otros dialectos, este fonema se ha confundido con. La secuencia /hw/, una aproximante labiovelar sorda, se considera a veces como un fonema aparte.
Estos autores consideran que la evolución de la labiovelar a labial () compartida por las lenguas britónicas y el galo es secundaria y pudo producirse tardíamente en ambos grupos independientemente.
Por otro lado, una oclusiva velar labializada u oclusiva labiovelar tiene una única articulación oclusiva, el de una velar k con una articulación de tipo aproximante consistente en el redondeo de los labios.
El huasteco (pero no el chicomucelteco) es también la única lengua mayense en tener un fonema labiovelar; sin embargo, se sabe que esto se debe a un desarrollo postcolonial: comparando los documentos coloniales del huasteco al huasteco moderno, se puede ver que la moderna porcede originalmente de secuencias de seguidas por una vocal redondeada y una aproximante.
Estos nombres tampoco son comprensibles en gótico habiendo derivado directamente, como el nombre de otras runas, del futhark antiguo. Algo similar se haría en el futhorc en otra incorporación adaptando la forma y nombre de peorð para la runa labiovelar cweorð.
Labiovelares La consonante labiovelar sonora /g u̯ / se convierte en la sonante /u̯/ en posición inicial y ante vocal: El verbo id.
Las 22 consonantes eran p, ph (aspirada), t, th (aspirada), ty (palatal), ts (africada), k, kh (aspirada), kw (labiovelar), b, d, y (oclusiva palatal sonora), g, m, n, ñ, f, s, z (fricativa alveolar sonora), h (fricativa glotal sorda), che (africada palatal), y la semivocal w.
La C representaba los sonidos k y g en latín arcaico, aunque en latín clásico se reservó solo para el sonido k al crearse la letra G. El dígrafo QU correspondía en latín tardío a kw (en latín arcaico seguramente era una labiovelar k w).
Esta teoría se apoya, además de las teorías lingüísticas, en el hecho geográfico de que los pueblos que conservaron las lenguas celtas-Q se encuentran en los extremos occidentales de Europa, Irlanda, Escocia y la península ibérica, como si éstos hubiesen sido desplazados hacia el oeste por otras migraciones, mientras que las celtas-P ocupan el centro de Europa y del área de la cultura celta. En las lenguas pertenecientes a este primer grupo el sonido labiovelar indoeuropeo / k w / se reduce a /p/.
El siguiente cuadro resume los fonemas del proto-otomangue: Es de notar la ausencia de consonantes labiales. En muchas ramas el fonema derivado // deriva de la labiovelar //.