látigo


También se encuentra en: Sinónimos.

látigo

(Probablemente del germ. laittug, correa para conducir.)
1. s. m. Tira de cuero u otro material flexible, fina, alargada y con mango, usada para avivar, azotar o castigar, principalmente a las caballerías y a otros animales el domador golpeaba el suelo con el látigo para adiestrar a los tigres. tralla, zurriago
2. Atracción de feria que consiste en unas vagonetas que, unidas a una cinta, recorren un circuito elíptico y aumentan su velocidad al llegar a las curvas.
3. Cordel con que se sujeta al peso lo que se quiere pesar.
4. EQUITACIÓN Cuerda o correa con que se asegura y aprieta la cincha de la caballería.
5. INDUMENTARIA Y MODA Pluma larga que se ponía en el sombrero para adornarlo, rodeándolo por entero.

látigo

 
m. Azote con que se aviva y castiga a las caballerías.
Cordel para afianzar al peso lo que se quiere pesar.
Cuerda o correa con que se asegura y aprieta la cincha.
(Amér.) Latigazo.
(Chile) Meta, término en las carreras de caballos.
(Chile) Tira de cuero.
(Perú) Jinete.

látigo

('latiγo)
sustantivo masculino
azote para aplicar castigos provisto de una vara y una soga de material flexible un látigo de cuero
Sinónimos

látigo

sustantivo masculino
tralla, zurriago, zurriaga, fusta, chinchorro (Panamá) (col.).

látigo:

vergajocorrea, azote, vara, flagelo, zurriago, disciplina, tralla, fusta, verga,
Traducciones

látigo

whip, lash, crop

látigo

fouet

látigo

кнут

látigo

سَوْط

látigo

bič

látigo

pisk

látigo

Peitsche

látigo

ruoska

látigo

bič

látigo

látigo

채찍

látigo

zweep

látigo

pisk

látigo

bat

látigo

chicote

látigo

piska

látigo

แส้

látigo

kırbaç

látigo

roi da

látigo

鞭子,

látigo

камшик

látigo

látigo

שוט

látigo

SM
1. (= instrumento) → whip
2. (Andes) (= sonido) → crack (of the whip)
3. (Cono Sur) (Dep) → finishing post, finishing line
salir al látigoto complete a task
4. (Andes, Cono Sur) (= jinete) → horseman, rider
Ejemplos ?
Vara sutil de magistrado lleva, Que en él parece látigo sangriento, Ningun rasgo de humano sentimiento En su frente fanática se ve.
Ion: Inclínate, le dice, bien preparado, sobre tu carro a la izquierda; al mismo tiempo con el látigo y la voz apura al caballo de la derecha, flojándole las riendas; haz que el caballo de la izquierda se aproxime a la meta, de manera que el cubo de la rueda, hecho con arte, parezca tocar en ella, y que sin embargo evite tropezarla.
Tuna! Si alguien caer hubiera visto sobre el rostro indefenso de la ciega esa vara cual látigo de fuego... con qué odio y rencor te maldijera!
Salté hacia la orquídea, y allí, arriba del murallón, vi al niño musulmán con la cara cruzada por un látigo de aceite negro; de pronto este látigo de aceite negro cruzó el espacio, y ya no le vimos más.
"Cuando todo está en calma abajo, en la montaña hay tormenta, los arroyos empiezan a tomar fuerza y toman rumbo hacia la cañada", dijo después de una bocanada. En la época de lluvias este río es fiero, un látigo marrón, un temblor fuera de cauce, es todo fuerza.
El canto de las nuevas liturgias es la combinación de siniestros ruidos que se anudan unos a otros en el extremo de sus ecos; la plegaria, el lamento, el silbido del látigo, el crujimiento de los huesos triturados por la herradura de los caballos, el rechinamiento de las puertas de los presidios, la maldición del sicario, la caída de los cuerpos en las aguas del mar, el chisporroteo de las rancherías incendiadas, el paso cauteloso del espía, el cuchicheo del denunciante, la risa del cortesano, el clamor de la adulación, el lloro de los pequeñuelos y el murmullo monótono de oraciones estúpidas ...
Hace poco yo estaba viendo a alguien, hay que ver lo que significa que, tiene una significación para nosotros, cada quien le dará su propio enfoque, yo le doy el mío como bueno amante del béisbol que he sido toda mi vida, y cuando tenía 15 años, soñaba con ser pitcher de los Gigantes de San Francisco, porque allá estaba el “látigo” Chávez, en ese estadium, bueno ese creo que es un estadium nuevo ahora ¿no?, no es el mismo; pero hay que...
yo por eso iba a los Gigantes en memoria, in memoriam de Isaías, Néstor Isaías Chávez; no lo conocí, no fue familia mía, era un muchacho de Chacao, a los 19 años fue representando al Distrito Federal a un nacional de béisbol, venía de los Criollitos de Venezuela; organización en la que yo jugaba también, pero bueno ya yo era todavía infantil, junior; pero el “látigo” era juvenil y el “látigo” fue a Margarita, lanzó allá, no sé, batió récord allá, poncho a todo el mundo; el “látigo” Chávez empezaron a llamarlo.
Yo creo que el “látigo” fue el segundo pitcher, le preguntaba a Jorge hace poco por teléfono, Jorge tú que conoces la historia del béisbol mejor que yo, el “patón” Carrasquel fue el primero, pitcher y creo que el segundo fue Isaías Chávez; y ya había ganado el primer juego, era abridor cuando se mató —lamentablemente— aquél domingo terrible, de un avión que cayó en Ziruma, en Maracaibo, no sé cuántos muertos; entre ellos, el “látigo” Chávez, 21 años.
La escoltaban doce preciosas doncellas, todas vestidas de blanca seda y cabalgando en caballos negros como azabache, mientras la princesa montaba un corcel blanco como la nieve, adornado con diamantes y rubíes; su traje de amazona era de oro puro, y el látigo que sostenía en la mano relucía como un rayo de sol, mientras la corona que ceñía su cabeza centelleaba como las estrellitas del cielo, y el manto que la cubría estaba hecho de miles de bellísimas alas de mariposas.
torpe y bruja, ni hay galera en Madrid que la reclame? ¿Y no quieres, Andrés, que brame y cruja el látigo tendido en la cloaca que a Sodoma y Gomorra sobrepuja?
204.- El juez o autoridad que arrancare declaraciones o confesiones contra las personas indicadas en el artículo anterior, por medio del látigo, de prisión, de amenaza o de tormento, será reprimido con prisión de dos a cinco años y privación de los derechos de ciudadanía por igual tiempo al de la condena.