ketoconazol


Búsquedas relacionadas con ketoconazol: clotrimazol, fluconazol
Traducciones

ketoconazol

m ketoconazole
Ejemplos ?
Se conoce que tras la administración del glicopirrolato disminuye la absorción gastrointestinal de otros fármacos como el ketoconazol.
Su efecto se aumenta por medicamentos como la eritromicina, ketoconazol, itraconazol, ritonavir, indinavir y nefazodona y se disminuye por la carbamazepina.
El tratamiento de la candidiasis se basa en cuatro pilares: Realización de un diagnóstico precoz y certero de la infección Corrección de los factores facilitadores o de las enfermedades subyacentes Determinación del tipo de infección candidiásica Empleo de fármacos fungicidas apropiados En el ámbito clínico, la candidiasis es comúnmente tratada con antimicóticos; los medicamentos antimicóticos comúnmente usados para tratar la candidiasis son clotrimazol tópico, nistatina tópica, fluconazol y ketoconazol tópico.
Inhibidores de CYP3A4 (ej, diltiazem, eritromicina, jugo de pomelo, itraconazol, Ketoconazol, nefazodona, ritonavir, verapamilo): pueden elevar los niveles plasmáticas, incrementando los efectos plasmáticos y efectos adversos.
El ketoconazol, las drogas DDL y otros cuya absorción depende de los niveles de pH del estómago pueden ser mal absorbidos debido a la presencia de la ácida kombucha».
Por el contrario, los fármacos inhibidores de esta enzima (ketoconazol, itraconazol, fluconazol, miconazol, cimetidina, claritromicina, eritromicina, nefazodona y algunos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina como la sertralina o la fluoxetina), aumentan su concentración plasmática ya que la isoenzima esta inhibida y no metaboliza a la misma velocidad al modafinilo.
En casos de alergia a los yoduros, ciertos antimicóticos como el Itraconazol son la elección. Otros como el ketoconazol y la Anfotericina B no son usados en estas infecciones.
Miltefosina no puede ser usada en mujeres embarazadas dadas sus propiedades teratogénicas, razón por la cual se desaconseja el uso de esta droga. Alopurinol Ketoconazol Itraconazol Consiste en la extirpación de lesiones pequeñas.
El medicamento de mayor elección actualmente es el ketoconazol, aunque el alquitrán de hulla y otros champús menos costosos pueden elegirse como primer intento contra las formas más leves.
Por vía tópica la desaparición completa del dermatofito es difícil: un 65% de los pacientes vuelven a experimentar la enfermedad en un plazo de dos años. Para estas recaídas son de utilidad los antimicótico por vía oral (ketoconazol, por ejemplo).
Puede ser necesario probar varios champús con ingredientes activos diferentes (sulfuro de selenio, alquitrán, ácido salicílico, piritionato de zinc, ketoconazol) para encontrar el más adecuado para cada individuo en particular.
Entre los muchos fármacos utilizados para el pie de atleta podemos destacar los derivados del imidazol (econazol, miconazol, ketoconazol, entre otros), ciclopirox, tolnaftato o terbinafina.