Ejemplos ?
En Alemania hay bastantes más y variados, oficiales y no oficiales, diseñados por Klaus Teuber o no. Juego de dados, de precio aproximado de 9€.
En 1529 Carlos V regula en América el juego de dados y naipes mandando se observen y guarden las leyes de Castilla: “Que no se pueda jugar a los dados, ni tenerlos, y a los naypes y otros juegos no se jueguen más de diez pesos de oro en un día” (...).
Se habla de Karna como un leal y verdadero amigo de Duriodhana. Aunque más tarde se involucró en el infame juego de dados para complacer a Duriodhana, al principio se oponía a él.
Llaves estriadas y españolas de diferentes medidas. Autocle, juego de dados de diferentes medidas que se utilizan con una especia de matraca para apretar o desapretar.
Bhima se sintió furioso cuando su hermano Yudistira (que padecía de ludopatía) se dejó atrapar en el juego de dados con el tramposo tío Shakuni y con su primo Duriodhana.
Ajedrez aleatorio de Fischer, variante del ajedrez propuesta por Bobby Fischer, en la que la posición de salida de las piezas se determina aleatoriamente, aunque con ciertas restricciones. Aleatorio viene del latín alea, que significa juego de dados.
En algunas de las piedras existen signos de un antiguo juego de dados, lo que da soporte a la hipótesis de que se trata del lugar donde los soldados romanos se jugaron las ropas de Jesús.
Sabha-parva: la vida en la casa de los Pándavas, el juego de dados con su malvado primo Duriódhana (el hijo de Dhrita-Rastra), que provoca el exilio de los Pándavas al desierto.
Bootstrap le pide a su hijo huir pero este responde no irse sin la llave del cofre. Al rato Will observa un juego de dados y decide apostar su vida de servicio a cambio de la llave.
En Harlem, Nueva York de 1918 Sugar Ray, Richard Pryor tiene un juego de dados va en la parte posterior de su tienda de golosinas.
Aparte de la historia del reinado de Augusto, que le causó muchos problemas, sus principales obras fueron una historia de los etruscos y ocho volúmenes sobre la historia de Cartago, además de un diccionario etrusco y un libro sobre el juego de dados.
Su odio se alimentó cuando todos los mayores de los Kurus preferían los Pándavas por sus buenos rasgos. Por su deseo de obtener el trono, Duriodhana tramó el juego de dados.