joyero

(redireccionado de joyeros)
También se encuentra en: Sinónimos.

joyero, a

1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que hace o vende joyas.
2. s. m. Estuche o mueble para guardar joyas guardó el anillo en el joyero de ébano.

joyero -ra

 
m. f. Persona que tiene por oficio hacer o vender joyas.
m. Caja o armario para guardar joyas.
(Amér.) Orífice.

joyero, -ra

(xo'ʝeɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona cuyo oficio es vender, reparar o hacer joyas una familia de joyeros

joyero


sustantivo masculino
caja pequeña usado para guardar joyas ¿Me pasas el reloj que está en el joyero, por favor?
Sinónimos
Traducciones

joyero

Juwelier

joyero

bijoutier

joyero

klenotník

joyero

juveler

joyero

kultaseppä

joyero

draguljar

joyero

宝石商

joyero

보석상

joyero

juwelier

joyero

gullsmed

joyero

jubiler

joyero

joalheiro

joyero

juvelerare

joyero

คนขายซื้อและซ่อมเครื่องเพชรพลอย

joyero

kuyumcu

joyero

thợ kim hoàn

joyero

珠宝商

joyero

珠寶商

joyero

/a
A. SM/Fjeweller, jeweler (EEUU)
B. SM (= estuche) → jewel case
Ejemplos ?
La entrada hermosa es por el palacio del Trocadero, de forma de herradura, que quedó de una Exposición de antes, y está ahora lleno de aquellos trabajos exquisitos que hacían con plata para las iglesias y las mesas de los príncipes los joyeros del tiempo de capa y espadón, cuando los platos de comer eran de oro, y las copas de beber eran como los cálices.
Nuestro Amo está expuesto, anda a visitarlo, Damiana, te hincas en el presbiterio, ante el ascua de oro del altar bendito rezas un padre-nuestro y le cuentas a Dios tus angustias, tus deseos, y le dices así: «Padre mío, tú formaste mi alma de diamante y quiero seguir siendo en la vida un diamante para ser un diamante en el cielo y acurrucarme como un lucero, en la noche, que es el infinito raso azul de tus santos joyeros.
Y aun lo que no vive parece desfallecer: los metalúrgicos hablan de la «fatiga» de las aleaciones; los joyeros, de las dolencias de las piedras.
Maestro Mono. Maestro Simio, llegaron a ser músicos, cantantes, tiradores de cerbatana, pintores, escultores, joyeros, orfebres. Ahora bien, Supremo Maestro Mago, Principal Maestro Mago, no hacían cotidianamente más que blanco, que jugar a la pelota .
Y entraron, y vagaron por las calles. Al pasar por el barrio de los joyeros, el joven Pescador se fijó en una copa de plata que estaba expuesta en una tienda.
¡Qué nobles relatos Leemos en vuestros ojos profundos como los mares! Mostradnos los joyeros de vuestras ricas memorias, Esas alhajas maravillosas, hechas de astros y de éter.
¿Y la calle del Cairo, que es una calle egipcia como en Egipto, unos comprando albornoces, otros tejiendo la lana en el telar, unos pregonando sus confites, y otros trabajando de joyeros, de torneros, de alfareros, de jugueteros, y por todas partes, alquilando el pollino, los burreros burlones, y allá arriba, envuelta en velos, la mora hermosa, que mira desde su balcón de persianas caladas?
Quiero decir que a nadie sino a mí le llevan a hilar sartas de perlas; que los joyeros a mí acuden y, a pesar de ser bien escaso el número de collares magníficos en Europa, como todos vienen a parar aquí, ando siempre agobiada de labor...
Yo, que siempre oí decir ´Dime con quién andas y diréte quién eres’, por ir con buena compañía puse el pie en el umbral del camino, y sin sentirlo me hallé resbalado en medio dél como el que se desliza por el hielo, y topé con lo que había menester, porque aquí todos eran bailes y fiestas, juegos y saraos, y no el otro camino, que por falta de sastres iban en él desnudos y rotos, y aquí nos sobraban mercaderes, joyeros y todos oficios.
Valen la mitad de lo que vale el mejor de los collares que usted vio en la calle de la Paz, le contesté con calma imperturbable y sin una sonrisa, después de examinar el contenido de los estuches, marcados los unos con el nombre de Tiffany, los otros con los de varios joyeros parisienses de segundo orden, y donde no había una sola piedra sin defecto.
Echad los ojos por esos mercaderes (sino es que estén ya allá, pues roban los ojos), mirad esos joyeros, que a persuasión de la locura venden enredos resplandecientes y embustes de colores donde se anegan los dotes de los recién casados.
En esto se desapareció con otro tanto ruido. Iba tras ella gran chusma de traperos, mesoneros, venteros, pintores, chicharreros y joyeros, diciéndola: .