jovencito

Traducciones

jovencito

stripling

jovencito

/a SM/Fyoungster

jovencito-a

a. youngster.
Ejemplos ?
Ofendido por sus características que tenía Novo le contestó: Luis Spota, jovencito imberbe que lleva en el apellido paterno, la profesión materna.
Bajo su dirección debutó un jovencito que haría historia en el béisbol mexicano por haber jugado en 5 décadas: Ramón "Tres Patines" Arano, el cual tiene el récord de más juegos ganados como lanzador derecho en la Liga Mexicana de Béisbol.
Pero, cuando se pensaba que la oposición se había desaparecido en el Municipio, en las elecciones legislativas del 2008, un atrevidísimo jovencito de nombre ANTONIO DEOGRACIAS ESONO NDONG, se presenta como candidato del CPDS,desafiando nada más y nada menos que a D.MIGUEL EDJANG ANGUE, un habitual del P.D.G.E.
Encabezaban estas tropas Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, respectivamente. Yáñez era entonces un jovencito. Ascendió a subteniente en abril de 1830 y pasó al 8º Batallón de infantería, en el que sirvió durante 14 años.
El mes de mayo consagrado a María Inmaculada, 1858. Vida del jovencito Domingo Savio, alumno del Oratorio de San Francisco de Sales, 1859.
Wilde tenía el protagonismo junto a la que fue su esposa, Jean Wallace; además de otros actores versátiles que participaron en el film producido por la Paramount, también podemos visualizar el debut de un jovencito, que luego se haría muy conocido por trabajar en series de westerns para la televisión Norteamericana.
a los que atrajo pagando mejores sueldos; a la cabeza de ellos estaba el nuevo editor de Timely, un joven pero experimentado dibujante de 26 años llamado Joe Simon; con el tiempo también irían sumándose nuevos talentos, entre ellos un jovencito emparentado con Goodman que recién había acabado el instituto, Stanley Lieber, que solía firmar con el seudónimo de Stan Lee.
Me acuerdo todavía que se las recé, estando enferma en cama de resultas del viaje al Callao... - ¿Qué edad tiene aquel jovencito?
El Expósito quiso meter el cuezo, olfatear que monos danzaban allí, pero la mujerona gorda, rubia, repeinada en bucles, que despachaba los billetes, le dijo con voz melosa: -¡Eh!... Jovencito, señorito..., la sua entrada, ¿eh?
Contra mí no tenía nada, mejor dicho, se encaprichó conmigo, porque cuando me conoció era yo un jovencito de doce años, más o menos.
Don Juan José Larrea era en 1823 un jovencito de la primera aristocracia del Cuzco, como si dijéramos uno de esos alfeñiques limeños de nuestros días, tan áticamente retratados por Abelardo Gamarra, a quien el virrey La Serna expidió despachos de alférez, que en clase inferior no podía principiar quien era deudo de condes, marqueses y caballeros de Santiago, Alcántara y Calatrava.
Por eso, cuando el gran sabio señor y guía de los TENOCHCAS, MOCTECUHZOMA, XOCOYOTZIN, el venerado XOCOYOTITO, el más jovencito de los hijos de ANAHUAC, contemplaba todo este resplandor desde las tierras de su TECPAN, la casa del señorío, bella como un palacio, se sentía orgulloso y agradecía a IPALNEMOHUANI, aquello por lo cual vivimos, el TEOTL, la energía creadora, que él pudiera dirigir ahora a su pueblo hacia el perfeccionamiento.