jirón


También se encuentra en: Sinónimos.

jirón

(Del fr. ant. giron, pedazo de un vestido cortado en punta.)
1. s. m. Pedazo desgarrado de la ropa se hizo un jirón en la camisa al engancharse con el clavo. desgarrón
2. Parte pequeña de un todo. pizca
3. INDUMENTARIA Y MODA Faja que se echaba en el ruedo del sayo o saya.
4. Pendón o bandera que termina en punta.
5. HERÁLDICA Figura triangular que apoyándose en el borde del escudo llega hasta el centro de éste.
6. Perú Vía urbana compuesta de varias calles o tramos entre esquinas.

jirón

 
m. Faja que se echa en el ruedo del sayo o saya.
Pedazo desgarrado de una ropa.
fig.Parte pequeña de un todo.
(Perú) Vía urbana compuesta de varias calles o tramos entre esquinas.
blas. Figura triangular del blasón.

jirón

(xi'ɾon)
sustantivo masculino
1. trozo desgarrado de una tela o una prenda de vestir Se enganchó con una rama y se hizo un jirón en la camisa.
2. parte pequeña que se desprende de una cosa un jirón de nube
Sinónimos
Traducciones

jirón

shred, rag

jirón

giron

jirón

SM
1. (= andrajo) → rag, shred
hacer algo jironesto tear sth to shreds
hecho jironesin shreds o tatters
2. (= parte) → bit, shred
3. (Perú) (= calle) → street
Ejemplos ?
La han saludado las fuerzas de mar y tierra de la República; ha recibido de ellas los honores pertenecientes al jirón de la Patria.
María Rosario la miraba un momento, y luego sus ojos compasivos se tornaban hacia otra mendiga que daba el pecho a un niño escuálido, envuelto en el jirón de un manto: -¿Es tuyo ese niño, Paula?
Mi ejército fue formado por vosotros, conciudadanos, nimbados por la aureola brillante del honor sin mancha; sus proezas las visteis desde Puebla hasta este jirón de tierra bautizada con el nombre de Morelos...
De igual modo el reino de Saúl, que, efectivamente, fue reprobado y desechado, era una sombra del futuro reino que había de conservarse en la eternidad, mediante a que el óleo santo con que fue ungido, y el crisma, de donde se dijo y llamó Cristo se debe tomar místicamente, y entender que es, un grande misterio, el cual reverenció tanto en Saúl el mismo David, que de terror le palpitó el corazón cuando habiéndose ocultado en una tenebrosa y oscura cueva, donde por acaso el mismo Saúl entró forzado de necesidad natural, le cortó sin que le sintiese, por detrás, un jirón de su manto...
Venido a la América del sur, en busca de fortuna, deja correr su mirada, del surco, al horizonte sin fin de la llanura inmensa; y calcula que de esta misma tierra rica y fértil, hay extensiones inacabables y desiertas; y, al acordarse las maravillas que, en su tierra, crea el trabajo industrioso del hombre, en una sola hectárea, poblándola de centenares de árboles de variada fruta, de hortalizas suficientes para mantener a familias numerosas, de forrajes productores de carne y de leche, y hasta de glorietas floridas que, de algún rincón hacen un paraíso, siente cundir en su alma de pobre peón, la vehemente ambición de poseer, él también, algún día, un retazo, un jirón, una hilacha de este manto regio.
Prieto 39 Don Pedro Donoso 40 Don José Antonio Bravo 41 Don Faustino de la Cruz 42 Don Pedro Vergara 43 Don Antonio Fernández 44 Don Juan Albano 45 Doña Rita Cruz, viuda 46 Don Anselmo de la Cruz 47 Doña Josefa Toledo, viuda 48 Don Manuel Vergara 49 Don Juan Toledo 50 Don Domingo Paíz ESPAÑOLES 51 Antonio Soloaga 52 Juan Berríos 53 Nicolasa Poblete 54 Mónica Olave 55 José María Ruiz 56 Mercedes Guerrero 57 Rosa Yáñez 58 José Antonio Durán 59 Josefa Lezana 60 Rosa Lezana 61 Dionisia Ramírez 62 Josefina Morales 63 Juan José del Moral 64 Juan de Rojas 65 José Torres 66 Lorenzo Rojas 67 Juan Palacios 68 Juan Bta. Jirón 69 Juan Francisco Quinteros 70 Cipriano Rodríguez 71 Julián de San Martín 72 Petronila Aguilar 73 Juan Agt.
¡Y cuando vuelva al lugar, qué va a traer sino las camisas y los calzoncillos en un puro jirón y en la conciencia un cargamento de pecados mortales!
En el momento en que Constanza salió del bosquecillo, sin velo alguno que ocultase a los ojos de su amante los escondidos tesoros de su hermosura, sus compañeras comenzaron nuevamente a cantar estas palabras con una melodía dulcísima: CORO - Genios del aire, habitadores del luminoso éter, venid envueltos en un jirón de niebla plateada.
Hasta que al fin, lanzando hondo suspiro del doliente pecho, volvió a decir, pisando de la capilla en el umbral estrecho: «Quédate a Dios, jirón desconocido, y si cerca de ti viene algún día el desolado espíritu perdido que en tu centro vivía, dile que busque al de mi amante hermosa en la región oscura y misteriosa donde van los espíritus que tiran la cáscara mortal que les encierra en su penoso viaje por la tierra.
n la ciudad de Lima a los diez y siete días del mes de febrero de mil novecientos cincuenta y nueve, en el local de la Asamblea de Sociedades Unidas, en jirón Miro Quesada Nº 549 (número quinientos cuarenta y nueve) bajo la presidencia del señor Aparicio Godoy Vargas del distrito de Vilcanchos y con la asistencia de los señores Ananías Sumari Mendoza...
Oh, blancura imposible de la Amada imposible! ¡Por todos mis desvelos cruza, como un fantasma, como un jirón de invierno, su carne sin penumbras, inverosímilmente blanca!
TERESA Todo lo que decís está muy bien dicho; pero si Marcos no nos hubiera persuadido de la inutilidad de pedir justicia a nuestro tirano, estaríamos esperando y continuaríamos esperando, por siglos, que nos viniera de lo alto un jirón de libertad, un guiñapo de justicia o una migaja de pan, cuando no hemos hecho más que decidirnos a alargar la mano para ser libres y dueños de la riqueza social.