jazmín


También se encuentra en: Sinónimos.

jazmín

(Del ár. yasamin.)
1. s. m. BOTÁNICA Planta oleácea, con tallos trepadores, hojas compuestas y flores blancas olorosas, que se cultiva en los jardines y se usa en perfumería. jazmín común
2. BOTÁNICA Flor de esta planta.
3. jazmín amarillo BOTÁNICA El que presenta hojas alternas, flores muy olorosas y fruto en baya globosa, muy usado en perfumería.
4. jazmín de España, real o español BOTÁNICA El que es trepador y presenta flores de corola rojiza por fuera y muy olorosas, con tubo más largo que el cáliz y lóbulos obtusos.
5. jazmín de invierno BOTÁNICA El que presenta ramas angulosas y flores amarillas e inodoras, de floración precoz.
6. jazmín del Cabo o de la India BOTÁNICA Gardenia, planta rubiácea, y su flor.
7. jazmín del monte BOTÁNICA Muermera, planta arbustiva.
NOTA: Nombre científico: (Jasminum nudiflorum.)

jazmín

 
m. bot. Arbusto de la familia oleáceas (Jasminum officinale), de flores blancas, muy olorosas.

jazmín

(xaθ'min)
sustantivo masculino
arbusto de flores blancas muy perfumadas Adoro el perfume del jazmín.
Sinónimos

jazmín


jazmín de la India sustantivo femenino gardenia.
Traducciones

jazmín

jasmim

jazmín

jasmine

jazmín

gelsomino

jazmín

Jasmin

jazmín

jasmin

jazmín

jaśmin

jazmín

茉莉花

jazmín

茉莉花

jazmín

יסמין

jazmín

ジャスミン

jazmín

SMjasmine
jazmín de la India, jazmín del Cabogardenia
Ejemplos ?
-dijo, y después de haber cubierto el cuerpo con tierra y hojas, volvió a su casa con la cabeza y una ramita de jazmín que florecía en el sitio de la sepultura.
-¡Ya hemos vengado al muerto! -dijeron, y se retiraron de nuevo a las flores blancas del jazmín. Al amanecer y abrirse súbitamente la ventana del dormitorio, entraron el elfo de la rosa con la reina de las abejas y todo el enjambre, que veníam a ejecutar su venganza.
Bella matrona, por la edad no ajada, aun muestra cuánto fué su edad primera en gracia y hermosura aventajada: aún brilla en sus miradas, hechicera, la luz de la pasión, y aun a despecho del pesar que la acosa, tiñen su bello rostro peregrino, y sus torneados hombros y alto pecho, el color del jazmín y de la rosa, que envidia dieran al pincel de Urbino.
Sus amargas lágrimas caían sobre la ramita de jazmín, la cual crecía y se ponía verde y lozana, mientras la palidez iba invadiendo las mejillas de la doncella.
El aromo, la flor de narango, el paraíso, la acacia de los jardines, la rosa, el jazmín, la diamela, en fin, todas cuantas fragantes flores existen en el mundo, y necesitan la mano del hombre, y del hombre cultivador para vivir y producir, tienen vida, animación, procreación, en aquel vergel delicioso, sin más cuidado que el riego natural y permanente de sus correntosos ríos, la pureza del clima, y suaves y vivificadores rayos de un sol meridional.
Pero la noche anterior, la primera que siguió al fallecimiento de la hermana, al quedarse dormido el malvado en su cama junto al oloroso jazmín, se abrieron todos los cálices; invisibles, pero armadas de ponzoñosos dardos, salieron todas las almas de las flores y, penetrando primero en sus oídos, le contaron sueños de pesadilla; luego, volando a sus labios, le hirieron en la lengua con sus venenosas flechas.
Pero ya estaba muerto; varias personas que rodeaban la cama dijeron: -El perfume del jazmín lo ha matado. El elfo comprendió la venganza de las flores y lo explicó a la reina de las abejas, y ella, con todo el enjambre, revoloteó zumbando en torno a la maceta.
La pálida violeta es apreciada, y lánguido el jazmín tal vez fallece, sin que del ramo, que adornaba ufano, las ninfas le desprendan con su mano.
Decidme: ¿el que idolatró las estrellas, porque vea de la que se anticipó el esplendor, a las otras las69 negará el esplendor? ¿El que en el culto jardín vio la rosa y celebró la púrpura, del jazmín después no alabó el candor?
JUAN. Erráisos, Garci-Ruiz. No de enojo, mas de amor mudó el clavel en jazmín, por una nueva que yo de vuestro riesgo le dí. GARCIA .
Procurará mostrarse alegre, y agradable a los ojos, porque es deber humano causar placer en vez de pena, y quien conoce la belleza la respeta y cuida en los demás y en sí. Pero no pondrá en un jarrón de China un jazmín: pondrá el jazmín, solo y ligero, en un cristal de agua clara.
Consuelo, regadera en mano, recogida en la cintura la falda de percal, que dejaba ver los pulidos zapatos, y que ceñíase con pérfida ductilidad a la pierna nerviosa y fina; luciendo vistoso collar de abalorios, y tocado de flores el espléndido cabello, entreteníase en regar los geranios que embellecían el largo arriate que adornaba el patio de la casa, en que vivía, en tanto la señora Rosario charlaba animadamente con la señora Angustias la Veterana, sentadas las dos en uno de los extremos del patio, y, retrepado en su silla contra el ruinoso muro, dormitaba el señor Curro el Almejero; cosía la Caperuza a la sombra que proyectaba un jazmín que escalaba el añoso parral...