Ejemplos ?
De este período, que acaba en 1118 con la conquista cristiana de Alfonso I, se conservan parte de sus murallas, el alminar de su mezquita –hoy campanario de San Pedro– y abundante toponimia como la plaza de la Alhóndiga, donde se situaba la posada o "funduq" y el barrio de La Jarea (As-Sari´a), lugar extramuros en donde se reunía todo el pueblo en ciertas festividades.
En el año 1953 quedaba reconstruido el santuario, a partir de entonces siempre se han realizado labores de mantenimiento, y recientemente se han vuelto a repasar las paredes y pinturas. La imagen de la Virgen de la Jarea, es de finales del siglo XV, mide tres palmos de alto y está hecha de fino alabastro.
Las Fiestas de Semana Santa, que antes se celebraba cena popular y balile, ha quedado reducida a la cena popular y las habituales celebraciones religiosas. El lunes de Pascua se realiza una romería a Sesa en honor a la Virgen de la Jarea.
El término árabe evolucionó a 'Xarahe', primer nombre con el que aparece referenciado en los escritos Jaray, palabra de la que se deriva el vocablo castellano jarabe. Jaray proviene de la palabra Jarea, castellanización del término Xarea o Xaria, procedente del árabe al-musallà o saria.
Mugil cephalus (Linnaeus, 1758) - Lisa común, Múgil común, Mújol, Cabezudo, Lisa cabezona, Capitán, Céfalo, Galupe, Lisa rayada, Lisa pardete, Machuto, etc. Mugil curema (Valenciennes, 1836) - Lisa blanca, Jarea, Labrancha, Lisa criolla, Lisa plateada, etc.
Todas derivan de la palabra zara, Jara, Jarea (el sitio donde estaba ubicado la capitalidad, el centro desde donde se explotaban y administraban todas estas tierras).
La Jarea es mucho más que una ermita. Se trata de un conjunto monumental dividido en 3 partes: el templo, el campanario y su reloj y el antiguo seminario sacerdotal con su claustro.
Una vez finalizado el acto religioso, los vecinos, acompañamos a las mairalesas a sus casas, por orden de antigüedad en el cargo, donde somos obsequiados con unas "pastas" y "un vino español". La iglesia de La Jarea tenía en el siglo XVI claustro, actualmente en estado deplorable.
Otras especies comunes son: sábalo (Megalops atlanticus), macabí (Elops saurus), barbú (Polydactylus virginicus), picúa (Sphyraena barracuda), mojarreta (Diapterus rhombeus), róbalo (Centropomus undecimalis), jurel ojón (Caranx latus) y jarea (Mugil curema).
Tiempo después se restauró la imagen en Zaragoza. En La Jarea no se celebró oficios religiosos desde el 1936 hasta el 1953. En la guerra se utilizó como granero de alfalfa y para acceder al interior con los carros y las mulas se hizo un paso a través de la sacristía rompiendo el altar mayor.
En 1951 vino de visita el gobernador para celebrar la solución de unos problemas que habían surgido con los mozos del pueblo y aprovechando el acto, se acordó con las autoridades locales que se arreglaría el altar mayor de Jarea.
Hay muchos topónimos que probablemente pertenecieran a Sesars, como Santolaria (donde estaba la iglesia de Santa Eulalia), San Bartolomé, San Esteban, La Virgen del Camino (que a partir del siglo XVI se llamará de la Jarea), Santa Mª del Puyal, y una serie de hábitats dispersos que sería equivalente a lo que hoy configura la delimitación eclesiástica del arciprestazgo de Sesa (Albero Alto, Alberuela de Tubo, Alcalá del Obispo, Antillón, Argavieso, Bespén, Blecua, Fañanás, Huerto, La venta de Ballerías, Novales, Pueyo de Fañanás, Salillas, Sesa, Torres de Montes y Usón).