jansenismo

jansenismo

(De Cornelius Jansen, obispo flamenco.)
s. m. RELIGIÓN Doctrina religiosa fundada en el siglo xvii, que defendía la salvación de la persona sólo mediante la gracia divina, en detrimento de la libertad humana.

jansenismo

 
m. rel. Movimiento religioso cristiano inspirado en los escritos de Jansenio. Tuvo su origen en el s. XVII y se desarrolló sobre todo en Francia durante los ss. XVII y XVIII. Basándose en la doctrina de san Agustín, atribuía una gran dosis de intervención a la iniciativa divina, y sostenía que Dios predestinaba a los hombres a salvarse o a condenarse.
Traducciones

jansenismo

giansenismo
Ejemplos ?
Con la edición de 'Jansenismo y regalismo', obra "erudita" y "sabia" de Miguélez, se "prolonga la vida de una obra literaria sobrepasada por el tiempo.
(Datos para la historia)": Anales Valentinos 36/71(2009)161-165. Héctor Linares González, Jansenismo y regalismo en la España del Siglo XVIII.
Nacido en el seno de una familia de magistrados parisinos, era hermano de Angélique y Agnés Arnauld, abadesas de Port-Royal-des-Champs. Estudió teología en la Sorbona despuntando como gran teólogo pero, influido por Saint-Cyran se inclinó hacia el jansenismo.
Publica varios estudios literarios, el más famoso de los cuales es Port-Royal (1837-1859), su obra maestra, que describe la historia de la Abadía de Port-Royal-des-Champs, que fue cuna del jansenismo, desde sus orígenes hasta el momento en el que fue destruida.
Su libro De la fréquente Communión (1643), fue la clave que le indujo a dirigir los objetivos e ideales de este movimiento hacia la comprensión del gran público; esto le acarreó tantas enemistades que se vio forzado a esconderse y, durante veinte años, no se atrevió a mostrarse en público en París. Durante este tiempo escribió innumerables opúsculos a favor del jansenismo.
Al ser trasladados los restos del obispo en 1789 a Salamanca desde Madrid, donde había fallecido en 1783, Pedro Estala pronunció una oración fúnebre en latín que hace pensar en la estrecha relación que los ligó; muy probablemente fue su secretario o el encargado de gestionar el largo proceso que culminó con la creación del Seminario de San Carlos, que fue una auténtica obsesión para Bertrán, quien era, además, proclive al jansenismo y un auténtico paladín de la traducción de las Sagradas Escrituras a la lengua vulgar, cuyo permiso de traducción consiguió al fin en 1782 y fue encomendado al escolapio ya citado Scío.
Las prácticas religiosas que se consideraban demasiado próximas al protestantismo (como el Jansenismo) o a la mística (como el Quietismo) también fueron severamente reprimidas, así como los libertinos o el ateísmo.
Este supuesto jansenismo no le impidió ser nombrado obispo de Astorga, consagrado en Barcelona el 1 de mayo de 1835, siendo al mismo tiempo prelado doméstico.
Su ontologismo es producto de una reacción contra el jansenismo y de una evolución de las ideas cartesianas en la línea de Malebranche.
Publicó El Jansenismo dedicado al Filósofo Rancio (Cádiz, 1811), con el seudónimo de Ireneo Nystactes, seguido del muy famoso Las angélicas fuentes o el tomista en las Cortes (Cádiz, 1811-1813).
Por su parte, la reforma luterana propugnada por Martín Lutero introdujo el determinismo en el mundo cristiano, negando el libre albedrío, como lo haría también el calvinismo o el jansenismo.
Por el breve Litteris altero abhinc armo, del 25 de marzo de 1830, manifestó que en la celebración de los matrimonios mixtos en los que la educación católica de los futuros hijos no hubiera quedado previamente establecida, los prelados sólo permitirían la asistencia pasiva del sacerdote. En su constitución apostólica Traditi humiliati condenó el indiferentismo religioso, el jansenismo y las sociedades secretas.