jamba

(redireccionado de jambas)
También se encuentra en: Sinónimos.

jamba

(Del fr. ant. jambe.)
s. f. ARQUITECTURA Cada una de las piezas verticales que sirven para sostener el arco o el dintel de una puerta o una ventana.

jamba

 
f. arq. Cualquiera de las dos piezas, generalmente labradas, que colocadas verticalmente sostienen el dintel de una puerta o ventana.
Sinónimos
Traducciones

jamba

jamb

jamba

jamb

jamba

Jamb

jamba

SFjamb
jamba de puertadoorjamb, doorpost (EEUU)
V tb jambo
Ejemplos ?
Andando los meses, volví a verle en el Muelle, unas veces con el cesto de los aparejos al brazo y el sueste en la cabeza, de vuelta de la mar; y otras arrimado a las jambas de una puerta, silencioso y encorvado, como esas cariátides de la Arquitectura que sostienen bóvedas con las espaldas.
Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes: Y has de atarlas por señal en tu mano, y estarán en la frente entre tus ojos: Y las escribirás en las jambas de tu casa, y en tus portadas 13- Y será que, si obedeciereis cuidadosamente mis mandamientos que yo ordeno hoy, amando al Señor vuestro D-os, y sirviéndolo con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma, 14- Yo daré la lluvia de vuestra tierra en su tiempo, la temprana y la tardía; y cogerás tu grano, y tu vino, y tu aceite.
Pues bien: nosotros, que ya hemos llevado al camino del Paraíso las vidas de nuestros mejores, queremos un Paraíso difícil, erecto, implacable; un Paraíso donde no se descanse nunca y que tenga, junto a las jambas de las puertas, ángeles con espadas.
Al llegar al primer descansillo vio tres puertas pintadas de rojo sin jambas ni dintel, puertas perdidas en la polvorienta pared y provistas de flejes de hierro con pernos aparentes.
Dijo, y a esas jambas, ornadas a menudo de sus coronas, sus húmedos ojos y pálidos brazos levantando, al atar a lo más alto de las puertas las ataduras de un lazo: 735 “Estas guirnaldas a ti te placen, cruel y despiadada”, dijo, e introdujo su cabeza, pero entonces también vuelto hacia ella, y, peso infeliz, quebrada su garganta, se colgó.
795 Por esa aspersión llameante humean las jambas, y la puerta, para nada prometida a los rigurosos sabinos, por esta fontana nueva fue obstruida, mientras de Marte el soldado se vestía de sus armas.
Cuando Chapeloud entró en su alojamiento, las habitaciones estaban desnudas y los techos ennegrecidos por el humo. Las jambas de la chimenea, de piedra bastante mal esculpida, no habían sido pintadas nunca.
19- Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas, ora sentado en tu casa, ó andando por el camino, Cuando te acuestes, y Cuando te levantes: 20- Y las escribirás en las jambas de tu casa, y en tus portadas: 21- Para que se incrementen vuestros días, y los días de vuestros hijos, sobre la tierra que juró el Señor a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra.
615 Mas los próceres, puesto que a los muros entrar a él se le veta, tanto campo honorado a ti, Cipo, te dieron, cuanto con un hundido arado, a él sometidos unos bueyes, abarcar pudieras hasta el final de la luz desde su nacimiento y unos cuernos que repetían esa admirable forma 620 en las broncíneas jambas esculpen, que permanecerían durante la larga edad.
A menudo para que las llevaran dio sus palabras a tiernas tablillas, a veces, mojadas del rocío de sus lágrimas, coronas a sus jambas tendió y puso en su umbral duro su tierno costado y, triste, a la cerradura insultos le gritó.
Vuélvese entonces Eneas, y ve al pie de una roca que se extiende a la izquierda mano, una gran fortaleza, rodeada de triple muralla, que el rápido Flegetonte, río del Tártaro, circunda de ardientes llamas, arrastrando en su corriente resonantes peñas; en frente se ve una puerta enorme y con jambas de un acero tan duro, que ninguna fuerza humana, ni aun la espada de los mismos dioses, podría derribarlas.
485 En el umbral se había apostado: las jambas que temblaron se cuenta del Eolio, y una palidez inficionó las puertas de arce, y el Sol del lugar huye.