italiano


También se encuentra en: Sinónimos.

italiano, a

1. adj. De Italia, país de la Europa mediterránea.
2. s. Persona natural de este país.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Lengua románica hablada en este país.

italiano, -na

 
adj.-s. De Italia.
m. ling. Lengua románica hablada en Italia, Suiza, parte de Eslovenia y de Francia. Su sistema fonético es semejante al español, pero con más variedad de sonidos vocálicos y consonánticos. Su léxico procede casi exclusivamente del latín, con escasas aportaciones griegas y bizantinas, árabes, germánicas y del castellano.

italiano, -na

(i'taljano, -na)
abreviación
que está relacionado con Italia o sus habitantes comer pasta italiana

italiano, -na


sustantivo masculino-femenino
persona que es de Italia Un grupo de italianos visitó el museo.

italiano


sustantivo masculino
idioma hablado en Italia El italiano es una lengua romance.
Traducciones

italiano

Italian, Italianlanguage

italiano

италианец, италиански

italiano

italià

italiano

italien

italiano

इटालियन

italiano

olasz

italiano

italiano

italiano

italiano

italiano

Ital, italský, italština

italiano

italiener, italiensk

italiano

italia, italialainen

italiano

Talijan, talijanski

italiano

イタリアの, イタリア人, イタリア語

italiano

이탈리아 사람, 이탈리아어, 이탈리아의

italiano

italienare, italiensk, italienska

italiano

เกี่ยวกับอิตาลี, ชาวอิตาเลียน, ภาษาอิตาเลียน

italiano

người Ý, thuộc nước/người/tiếng Ý, tiếng Ý

italiano

איטלקית

italiano

/a
A. ADJ & SM/FItalian
B. SM (Ling) → Italian
Ejemplos ?
«La hija amantísima...» «El padre querido y feliz...» ¡Mentira, todo mentira! Mi hija ya no es mi hija, es un culebrón, y ese italiano un granuja.
Si Italia tiene la región de Trentino y de Istria, de conformidad con el artículo 4, junto con Dalmacia y las islas del Adriático dentro de los límites especificados en la Sección 5, y la Bahía de Valona (artículo 6), y si la parte central de Albania se utilizará para establecer un pequeño Estado independiente y neutral, Italia no debe oponerse a la división del norte y el sur de Albania entre Montenegro, Serbia y Grecia, si este fuese el deseo de Francia, Gran Bretaña y Rusia. La costa de la frontera sur del territorio italiano de Valona (ver punto 6) hasta el Cabo de Stylos, debe declararse neutral.
Viejos amigos de casa. ¡Charmant! -Viene usted hecho un perfecto italiano -le dijo la generala-. Hablará la lengua como un nativo, ¿verdad?
Llevó de corte en corte sus sublimes ensueños: en todas fue tratado de visionario; y la América aun fuera todavía un misterio no revelado, si la exaltada imaginación de Isabel la Católica, ávida de sucesos fantásticos, no hubiese alentado las esperanzas de aquel italiano inmortal.
Francisco de Quevedo Villegas, caballero de la Orden de Santiago; y reconozco en él muy útiles advertimientos políticos para ejemplo y escarmiento, tanto que se conoce en ellos más intención de aprovechar a otros que ambición de alabanza propia. El estilo es el que en tantas obras suyas hemos leído, traducidas en los idiomas italiano, inglés, flamenco, francés y latino.
Aquél continúa... como en éxtasis... —¡Salud! —brindan con un licor italiano tres elegantemenmte vestidos—. ¡Salud! —Por el éxito del negocio...
Con respecto a los campos nada más desolador que este cuadro trazado por un sacerdote italiano que los recorre en 1825: “ Los montevideanos de tanta variedad de amenísimos campos que poseen, abundantes ríos, torrentes y lagunas de limpias aguas, no cultivan sino pocos pedazos.
Y además, no le pueden echar la culpa a Berlusconi porque no está. Le hicieron el allanamiento, fueron más prolijitos que el Fondo Monetario y el gobierno técnico italiano.
Desde este punto la frontera seguirá al Sureste hacia el Schneeberg, dejando toda la cuenca del río Sava y sus afluentes situados fuera del territorio italiano.
Del italiano al castellano. Fue reeditada dos veces más: en Barcelona (1599) y en Burgos (1603). Advertencias que los catholicos de Inglaterra embiaron a los de Francia en el cerco de París (1592).
No era un conde polaco de los que se dejan entretener por señoras, ni un marqués italiano que acaba haciendo trampas en el juego, ni un gran señor ruso que muchas veces vive de los fondos de la Policía; era un hidalgo, un grande de España.
(Madrid, 1588), de Giovanni Tomaso Midanoi Da Rovigo. Del italiano al castellano, en cuatro volúmenes. Diez libros de la razón de Estado; con tres libros de las causas de la grandeza, y magnificencia de las ciudades de Iuan Botero (Madrid, 1592), de Giovanni Botero.