irunés

(redireccionado de iruneses)

irunés, a

1. adj. De Irún, población de Guipúzcoa.
2. s. Persona natural de esta población.

irunés, -nesa

 
adj.-s. De Irún.
Ejemplos ?
En 1915, Patricio se integró, junto con otros jugadores del Rácing en el Real Unión Club de Irún, equipo surgido de la unión de los dos equipos iruneses: el propio Rácing y el Sporting.
En la final de 1922, sin embargo, el Fútbol Club Barcelona ganó a los iruneses por 5-1; en un partido en el que Patricio marcó el gol irunés y se vio mezclado en una tangana monumental con el jugador barcelonista Surroca.
Sin embargo aquella era la época romántica del fútbol y el joven Petit, en vez de seguir vinculado al Madrid FC, prefirió continuar jugando al fútbol en el equipo de su tierra, el potente Real Unión de Irún que se había formado en 1915 por la fusión de los dos clubes iruneses de fútbol.
Durante el partido se produjo una bronca monumental por el juego extremadamente duro de los iruneses que llegaron a mandar a la enfermería al portero realista Eizaguirre dejando a la Real con diez jugadores y sin portero.
La disputa por su posesión dio lugar a la batalla de San Marcial de 1522, que los iruneses celebran en la fiesta del alarde del 30 de junio.
Como siempre el torneo se decidió en los enfrentamientos directos, mientras que los iruneses ganaron 4:2 en casa; en San Sebastián se produjo un empate.
La prensa madrileña admitió la superioridad de los fronterizos frente al Real Madrid, pero la final no estuvo exenta de polémicas ya que el primer gol de los iruneses fue anulado a Moya por presunta falta cometida sobre el defensa madridista.
El primer gol que sí que subió al marcador fue un gol fantasma muy protestado por el público. Los dos goles iruneses fueron obra de Legarreta.
Otros jugadores internacionales con España que tuvo el Real Unión durante las décadas de 1920 y 1930 fueron Francisco Gamborena, José Echeveste, Juan Errazquin, Sagarzazu, Luis Regueiro, Pedro Regueiro y Julio Antonio Elícegui. Otros dos jugadores iruneses fueron internacionales con Francia durante esa década: René Petit y Manuel Anatol.
La final se disputó entre Racing y Athletic Club con el resultado de empate a 2 tras prórroga. El encuentro de desempate se disputó al día siguiente (23-3-1913) con victoria de los iruneses por 1-0.
En la temporada 1925-26 en cambio, el pulso entre los dos equipos guipuzcoanos lo ganó el Real Unión; además a partir de aquella temporada tuvieron acceso al Campeonato Nacional también los equipos subcampeones de los torneos regionales, lo que supondría que los iruneses participarían a partir de aquel año en todos los campeonatos nacionales, ya que ningún otro equipo de Guipúzcoa era capaz de rivalizar con Real Sociedad y Real Unión.
Durante todos estos años algunos destacados jugadores han militado en las filas del Real Unión, aunque luego desarrollaran su carrera y lograran éxitos en otros clubes, es el caso de los iruneses Javier Irureta y Roberto López Ufarte.