irrisorio


También se encuentra en: Sinónimos.

irrisorio, a

1. adj. Que provoca risa o burla los argumentos que das sobre tu retraso resultan francamente irrisorios.
2. Que es muy pequeño o de poca estimación compré un vestido por un precio irrisorio. insignificante

irrisorio, -ria

 
adj. Que mueve a, o provoca risa y burla.
Insignificante, de poca estimación.

irrisorio, -ria

(iri'soɾjo, -ɾja)
abreviación
1. que ocasiona o provoca risa y burla Fue irrisorio verlo tratando de explicarles la situación a los turistas japoneses.
2. que es muy pequeño o tiene poca importancia Conseguí el libro, está usado pero pagué un precio irrisorio por él.
Sinónimos

irrisorio

, irrisoria
adjetivo
2 insignificante, desestimable, minúsculo.
Son formas intensivas para referirse al tamaño de determinados objetos.
Traducciones

irrisorio

lächerlich

irrisorio

可笑

irrisorio

可笑

irrisorio

ADJ (= ridículo) → derisory, ridiculous; [precio] → absurdly low
Ejemplos ?
Capítulo XI.- La compañía minera, que adopta el nombre de Aparcora, ante la necesidad de agua para el trabajo de la mina consigue una orden judicial que obliga a los propietarios de San Pedro a vender sus tierras de la hacienda «La Esmeralda» a precio irrisorio.
Según la denuncia dichas empresas en virtud de sus cercanías al oficialismo serían beneficiadas con un canon irrisorio por utilizar terrenos públicos pertenecientes a la Ciudad.Telemetrix pertenece a los propietarios de la constructora Emaco S.A., una habitual beneficiada con contratos del Gobierno de la Ciudad.“Después de una clausura de varios locales, las restantes consiguieron habilitaciones express.
Igual de irrisorio ha sido el comercio, ya que más allá de la venta de algunos productos naturales obtenidos de la recogida de la siembra, sólo han existido bares y una pequeña tienda de ultramarinos que cerró en la década de los 90.
Tejedores, alfareros, zapateros, herreros, tintoreros, vidrieros, orfebres y un largo etcétera ofrecían sus productos al público en el mismo lugar donde los fabricaban, atrayendo a los posibles compradores con toda suerte de artimañas y predicando a voces la excelencia de sus productos y lo irrisorio de sus precios.
Por este gesto irrisorio y altamente simbólico, Gandhi alentó a sus compatriotas a violar el monopolio impuesto por el gobierno británico sobre la producción y distribución de sal.
La combinación de bebidas y la casi nulidad expeditiva de los músicos como tales (por mencionar, Ulises jamás había tocado la batería y el resto tenía un conocimiento básico de su instrumento) hacía de las veladas un rejunte cuasi irrisorio.
Lo irrisorio para la comunidad fue, a meses de ganada la elección por Velásquez, la designación por parte de la presidenta Michelle Bachelet Jeria de Rubén Rojo como Gobernador Provincial, aun cuando él estuvo involucrado en la escandalosa gestión de Molina, al ser director de la Corporación Municipal de Cultura y Turismo.
Todavía hay un rasgo más elocuente de la razón que asistía a México: en los mismos momentos en que, por todas las estaciones de radio, se daba cuenta de la expropiación decretada, las compañías petroleras, demasiado tarde y con irrisorio desconocimiento de la seriedad que corresponde al régimen jurídico de una sociedad, hacían saber que, en último recurso, estaban dispuestas a someterse condicionalmente a las peticiones del Sindicato, que laudo y sentencia amparaban.
Habiéndose decidido a emplear por primera vez la azada en la carpida de las calles del yerbal, Salvador, so pretexto de que no podía apreciar­se el costo de ese trabajo, nuevo en el establecimiento, fijó a la tarea un precio irrisorio: di­gamos quince pesos por hectárea.
Se me había olvidado advertirte que no te comprometas a bailar con nadie ¡Quiero ser tu pareja toda la noche! ¡Qué encargo tan inútil y tan irrisorio!
Concejo atraviesa actualmente una crítica situación económica; pues a partir de 1974 no han tenido casi ningún incremento de sus rentas del Fondo Nacional de Participaciones, salvo el irrisorio incremento de s/.
Ruy Godoy, nacido en Acambay, México, había descubierto en sus andanzas de aventurero, un libro incunable muy antiguo que hablaba de un tesoro enterrado en los bosques de India. Lo había comprado en las márgenes del río Sena, en París, a precio irrisorio.