irreverente


También se encuentra en: Sinónimos.

irreverente

adj./ s. m. y f. Que muestra falta de respeto, particularmente hacia las cosas sagradas o muy respetables se dirigió al rey de un modo irreverente. irrespetuoso reverente

irreverente

 
adj.-com. Díc. de la persona que no es reverente.
adj. Contrario a la reverencia o respeto debido.

irreverente

(ireβe'ɾente)
abreviación
1. persona que muestra falta de respeto una joven irreverente
2. cosa que implica o denota falta de respeto Dijo palabras irreverentes.

irreverente


sustantivo
persona que muestra falta de respeto Es un irreverente, no le puede faltar el respeto así al profesor.
Sinónimos
Traducciones

irreverente

irreverent

irreverente

irrévérencieux

irreverente

ασεβής

irreverente

ADJirreverent
un chiste irreverentean irreverent joke
Ejemplos ?
Quizá, como ciudadanos, estemos de acuerdo con usted en que el juramento es un ul- traje á la dignidad del hombre, y sobre irreverente para con la divinidad da motivo á inmoralidades; pero, como jueces, decimos cartuchera al cañón.
¡El público es un imbécil!». -Eso no -decía un autor que ni en ausencia se atrevía a ser irreverente con el público. Un crítico, gran catador de salsas dramáticas y filarmónicas, crítico del Real, vamos, de óperas, y constante lector de Shakespeare, hizo la anatomía del drama y del estreno.
Aquí está un patriota abnegado, de esos que dan el ala para comerse la pechuga y que saben sacar provecho de toda calamidad pública. Y basta para muestra de irreverente murmuración.
Choques como de hueso con loza: las fichas. Carcajadas: un codillo al patriarca dado por medio de unas trampas de lo más irreverente.
Contesta, pues, y ríase la gente: Que nos llamo La Risa sus apóstoles, Y aunque nos diga el vulgo irreverente Que esto es tocar el órgano de Móstoles.
Y en el oculto madero Hallar de rincón ruinoso, El rastro de un hormiguero Que en el verano pasó; Que en el fondo nació acaso, Mas no contento en el suelo, Con irreverente paso Hasta la almena trepó.
Acuérdate, Madre mía, Que nací niño y desnudo, Y que hoy a tus pies acudo, Mi nada al reconocer; Que mi lengua irreverente Cambia en himnos inmortales Los cánticos criminales Que alzó delirando ayer.
Creyó y dudó; y en duda irreverente, tornó a creer, y recayó en la duda; hundió en el polvo la humillada frente, en su cuita a su Dios pidiendo ayuda; creyó segunda vez, pero igualmente dudó segunda vez el alma ruda; oró, su pertinacia castigando, mas creyendo dudó, y creyó dudando.
El padre y la madre estaban más encantados que nunca. Sólo no gustaban de cierto irreverente desenfado que el chico tenía y de que daba muestras a cada paso.
Tres veces vio pasar el sol por encima de su cabeza. Cruzó sin detenerse, irreverente, con la excelsa majestad de un dios. Le asaeteó con sus rayos y fundiendo las nieves desató, para que le salieran al paso con más ímpetus los torrentes.
Aquella niña hermosa que escondía Los dedos de marfil torneados, puros, Entre los rizos que en la sien mecía En confusión, como la sombra obscuros, Sus ojos de azabache, que espiaban Los ojos del mancebo irreverente, A cuyo fuego criminal brotaban Las rosas del pudor sobre su frente, Aquella niña bulliciosa, inquieta, La sien ceñida de crespón y flores, Que por ajeno parecer sujeta, A los pies del altar soñaba amores: Tú la veías seca y descarnada, Sin cuanto bello en la hermosura hechiza, Calva la frente, huera la mirada, Los labios de coral vueltos ceniza.
Que al fatídico labio del poeta la pregonera Fama da que aliente su resonante mágica trompeta, que a otros ningunos embocar consiente; su voz el Tiempo vencedor respeta, y a mil voces y mil irreverente, hace que al fondo del olvido bajen, y las desnuda de sonante imagen.