ironía


También se encuentra en: Sinónimos.

ironía

(Del lat. ironia < gr. eironeia, disimulo.)
1. s. f. Modo de expresión en el que se utiliza un tono burlón no me vengas con ironías, sabes que tengo razón. guasa
2. RETÓRICA Figura retórica que consiste en dar a entender algo distinto de lo que se dice.
3. Paradoja, contraste entre las cosas de modo que parece una broma pesada una con tanta suerte y el otro con tan poca, éstas son las ironías de la vida.

ironía

 
f. Burla fina y disimulada.
fig.Contraste fortuito que parece una burla.
filos. Primera fase del método dialéctico de Sócrates que precedía a la mayéutica propiamente dicha.
ret. Figura que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice.

ironía

(iɾo'nia)
sustantivo femenino
1. figura consistente en dar a entender lo contrario a lo que se dice La ironía es el arma de los cínicos.
2. suceso inesperado que parece una burla del destino Qué ironía, llegar temprano por primera vez y el espectáculo suspendido.
3. burla realizada con disimulo Déjate de ironías.
Sinónimos

ironía

sustantivo femenino
burla, mofa, escarnio, sarcasmo.
La ironía es un género de burla fina y disimulada. Significa dar a entender lo contrario de lo que se dice. Es, pues, muy diferente de la mofa, del escarnio y del sarcasmo. La ironía necesita inteligencia, ingenio y artificio que la oculte más o menos.
Traducciones

ironía

irony

ironía

Ironie

ironía

ironie

ironía

ironia

ironía

ironie

ironía

ironi

ironía

ironia

ironía

ironija

ironía

皮肉

ironía

풍자

ironía

ironie

ironía

ironi

ironía

ironia

ironía

ironia

ironía

ironi

ironía

การประชด

ironía

ince alay

ironía

sự mỉa mai

ironía

讽刺

ironía

ирония

ironía

諷刺

ironía

SF
1. (gen) → irony
con ironíaironically; (= con burla) → sarcastically
2. (= comentario) → sarcastic remark
Ejemplos ?
La pregunta retórica final, marcada por la ironía y el juego, hace hincapié en el tema del poema y sirve para remarcar cómo la salvación y la religión pueden conseguirse sin formar parte de la clase clerical.
Sus facciones estaban ligeramente contraídas: los ojos eran algo oblicuos, las comisuras de los labios estaban levantadas y la nariz un tanto dilatada. Desprecio, ironía, crueldad podían leerse en aquel rostro, no obstante, de una increíble belleza.
No cometió el error de otros hombres poderosos que, imaginando que las almas pequeñas creen en las grandes almas, se dedican a intercambiar los más altos pensamientos del futuro con la calderilla de nuestras ideas vitalicias, Bien podía, como ellos, caminar con los pies en la tierra y la cabeza en el cielo; pero prefería sentarse y secar bajo sus besos más de un labio de mujer joven, fresca y perfumada; porque, al igual que la Muerte, allí por donde pasaba devoraba todo sin pudor, queriendo un amor posesivo, un amor oriental de placeres largos y fáciles. Amando sólo a la mujer en las mujeres, hizo de la ironía un cariz natural de su alma.
Cada vez es más frecuente encontrar en ciertos libros que se las dan de libertarios idiomáticos, referencias a los hablantes “cultos” con ese aire de desconfianza e ironía que revolotea entre la burla de las comillas y pregona que nadie puede contener ni retener esos cambios que se dan de tiempo en tiempo en todas las lenguas.
-exclamó con acento colérico. -De quién ha de ser sino de usté y mío -repúsole la señora Rosario, deteniéndose junto a él y mirándole con implacable ironía.
Yo le dije con una sonrisa: —Fray Ambrosio, estoy por decir que me alegro de que no triunfe la Causa. Me miró lleno de asombro: —¿Habla sin ironía?
Terribles imágenes que el principio del mal, existente en el hombre, eterniza y del cual se encuentran copias cada siglo: bien porque este tipo entra en conversaciones humanas encarnándose en Mirabeau; bien porque se conforma con actuar en silencio como Bonaparte; o de comprimir el mundo en una ironía como el divino Rabelais; o, incluso, se ría de los seres en lugar de insultar a las cosas como el mariscal de Richelieu; o que se burle a la vez de los hombres y de las cosas como el más célebre de nuestros embajadores.
En este punto del diálogo terció don Dionís, y con una desesperante gravedad a través de la que se adivinaba toda la ironía de sus palabras, comenzó a darle al ya sendereado mozo los consejos más originales del mundo, para el caso de que se encontrase de manos a boca con el demonio convertido en corza blanca.
–contestó don Juan con un rechinar de dientes. Pronto pudo el brazo viviente salir por encima del relicario y amenazó a la asamblea con gestos de desesperación e ironía.
Precisamente ahora que vemos a la cabeza de nuestro Gobierno una Reina que, de acuerdo con su augusto esposo, nos conduce rápidamente de mejora en mejora, nosotros, deseosos de cooperar por todos términos, como buenos y sumisos vasallos, a sus benéficas intenciones, nos atrevemos a apuntar en nuestras habladurías aquellos abusos que desgraciadamente, y por la esencia de las cosas, han sido siempre en todas partes harto frecuentes, creyendo que cuando la autoridad protege abiertamente la virtud y el orden, nunca se la podrá desagradar levantando la voz contra el vicio y el desorden, y mucho menos si se hacen las críticas generales, embozadas con la chanza y la ironía...
La solidaridad del mundo progresista para con el pueblo de Vietnam semeja a la amarga ironía que significaba para los gladiadores del circo romano el estímulo de la plebe.
-Güeno, tú me puees matar si es tu gusto; pero no por eso dejará de ser una malita faena la que tú te estás cargando con el Chumbera, y lo que yo te digo es que esas cosas tiéen sus quiebras, y que siendo Joseíto tan guasón y tan sin méritos como es, pudiera pasar que a ti se te estragara el gusto y te saliera ese juego por un ojo de la cara. -¡Menos!, -exclamó con jovial ironía Dolores-.