inusitado


También se encuentra en: Sinónimos.

inusitado, a

(Derivado del lat. usitare, emplear con frecuencia.)
adj. Que no es habitual o resulta extraño hoy tiene un humor inusitado en él. insólito, inusual

inusitado, -da

 
adj. No usado, desacostumbrado.
Sinónimos

inusitado

, inusitada
adjetivo
desacostumbrado*, insólito, raro, inusual,,, desusado*. habitual, viejo, usual, acostumbrado.
Desusado se dice de las cosas que se han usado y ya no se usan, en tanto que inusitado y los demás sinónimos pueden calificar también a lo que nunca ha sido frecuente. La santidad es inusitada, insólita, desacostumbrada, inusual, rara, en todos los tiempos.
Traducciones

inusitado

unusual

inusitado

inhabituel

inusitado

ongebruikelijke

inusitado

niezwykły

inusitado

необичайни

inusitado

不寻常

inusitado

不尋常

inusitado

neobvyklé

inusitado

epätavallinen

inusitado

יוצא דופן

inusitado

珍しい

inusitado

ADJunusual, rare
Ejemplos ?
Era inusitado aquel espectáculo que ante mis ojos aparecía: Miles de lucecitas de muchísimos colores alumbraban un gran salón; en sus paredes había millones de preciosas piedrecillas luminosas que las adornaban; en el fondo estaba una silla dorada en la que se veía sentada una abeja de vestido más brillante que los de las demás.
Era un estruendo como el de cien batallas y otros tantos huracanes; un fragor inusitado, indescriptible; no parecía sino que sobre el techo de mi tumba se desmoronaban los siglos a docenas y que entre los escombros se retorcían, jadeantes y aterrados, como si sobrevivir al cataclismo procurasen, las páginas de la historia patria, los gloriosos hechos, las grandes miserias, la religión, el fanatismo, la luz, la oscuridad, las artes, la literatura, el derecho, la conquista, el valor, la fuerza, la hidalguía, la fe de los mártires..., todo en confuso montón y estridente vocerío.
Apoyado en el respaldar del sillón, había echado la cabeza hacia atrás; sus ojos grises me examinaban con dureza, un momento se fijaron en el lazo de mi corbata, después se detuvieron en mi pupila y parecía que inmóviles allá en su órbita, esperaban sorprender en mí algo inusitado.
El escritor ha de hablar como todos hablamos, no como un Apolo que pronuncia oráculos anfibolójicos ni como una esfinje que propone enigmas indescifrables. ¿Para qué hacer gala de un vocabulario inusitado y estravagante?
México pasó a ocupar el segundo lugar entre los países productores de este mineral, ya que el Canadá, con un inusitado incremento de 25% se colocó en primer lugar.
¡Qué triste, entonces, y qué solitaria debía de ser!, únicamente animada, a veces, por la disparada rápida de los pocos avestruces, venados y baguales que en ella se buscaban la vida, asustados por algún movimiento inusitado.
II ¡Cuántas veces he llorado recordando la grandeza de aquel echo inusitado que una sublime nobleza inspiróle a un pecho honrado!
Bien es verdad que don Silvestre hacía mucho tiempo que hablaba con inusitado empeño de la necesidad de perpetuar su casta, y no faltaba en el pueblo quien atribuyera esta circunstancia a los ojazos negros de una moza de ocho arrobas, heredera de un decente patrimonio, que fue la que, al fin, tuvo la honra de conquistar la mitad del lecho de nuestro amigo, el vástago más notable de la insigne familia montañesa de los Seturas.
Seguían así, solos y gloriosos de libertad en el camino encendido de luz, hasta que al doblar una punta de monte, vieron a orillas del camino cierta extensión de un verde inusitado.
Sabemos por la reiterada experiencia de nuestra propia naturaleza que el cuerpo se une con el alma para formar un hombre entero y cumplido, lo que si no fuera muy ordinario y usado, fuera más increíble sin duda que esto; porque mas fácilmente se debe creer que se puede juntar, aunque sea lo humano con lo divino, lo mudable con lo inmudable, el espíritu con el espíritu, o por usar de los términos que vosotros empleáis, con más facilidad puede juntarse lo incorpóreo con lo incorpóreo que lo corpóreo con lo corpóreo. ¿Por ventura os ofende el inusitado parto del cuerpo, nacido de una virgen?
Nosotros, el pueblo sudafricano, nos sentimos satisfechos de que la Humanidad haya vuelto a acogernos en su seno; de que nosotros, que no hace tanto estábamos proscriptos, hayamos recibido hoy el inusitado privilegio de ser los anfitriones de las naciones del mundo en nuestro propio territorio.
En ese momento la avenida 18 de Julio, desde la mencionada calle Médanos hasta la plaza independencia, ofrecía aspecto inusitado, con sus aceras, y aún la calzada, rebosantes de concurrencia.