internista

(redireccionado de internistas)

internista

adj./ s. m. y f. MEDICINA, OFICIOS Y PROFESIONES Se aplica al médico que está especializado en medicina interna.

internista

 
com. med. Médico especializado en las enfermedades internas no quirúrgicas.
Traducciones

internista

internist

internista

internista

internista

m., f. physician specializing in internal medicine.

internista

mf internist
Ejemplos ?
Aunque los casos de accidente cerebro vascular (ACV) han sido tradicionalmente tratados por médicos internistas u hospitalarios, el surgimiento de neurología vascular y neurólogos intervencionistas han creado una demanda para especialistas en ACV.
En algunos países, esta especialidad es asumida por anestesiólogos, cardiólogos, neumólogos, internistas o cirujanos, generalmente tras un periodo complementario de formación en los conocimientos y habilidades propios de la Medicina Intensiva.
El Comité Universitario de Prevención y Vigilancia de la Influenza Humana A-H1N1 integrada por diferentes expertos, entre ellos epidemiólogos, infectólogos, pediatras, médicos internistas, entre otros, emitió esa semana el segundo boletín informativo con el propósito de encaminar a la población acerca de las medidas a tomar frente a la enfermedad.
Dicho proyecto contempla la creación de 4 áreas de capacitación específica: enfermedades infecciosas –a la que se podrá acceder desde las especialidades de Medicina Interna y Microbiología y parasitología-, hepatología –accesible para especialista en aparato digestivo y medicina interna-, neonatología –para pediatras y todas las áreas de capacitación específica de esta especialidad-, y urgencias y emergencias –a la que podrán optar internistas, intensivistas y médicos de familia-.
En Inglaterra, sin embargo, los internistas van ganando fuerza a lo largo del siglo XV, consiguiendo fundar el Real Colegio de Médicos, igualando a los cirujanos con los barberos, y obligándoles a ser regulados bajo idéntica norma que los pasteleros o los notarios.
Los médicos internistas son los expertos a quienes recurren los médicos de atención primaria y el resto de especialistas para atender a enfermos complejos cuyo diagnóstico es difícil, que se encuentran afectados por varias enfermedades o que presentan síntomas en varios órganos, aparatos o sistemas del organismo.
Algunos especialistas involucrados en el tratamiento de la fibromialgia incluyen médicos de cabecera, internistas generales, reumatólogos, fisioterapeuta, entre otros.
La extensa formación de los internistas no evita, sin embargo, que requieran expertos en el control de los factores de riesgo cardiovascular, enfermedades infecciosas y muy especialmente el VIH, la insuficiencia cardiaca congestiva, la enfermedad tromboembólica venosa y todas las enfermedades reumatológicas y autoinmunes.
Se puede caer en el error, que perjudica seriamente al paciente, de que los especialistas no se responsabilicen de pacientes que caigan fuera del área de su particular competencia y cada vez ha sido más frecuente que a un mismo enfermo lo estén atendiendo múltiples especialistas, con los más diversos y, a veces, contradictorios enfoques. Actualmente, en España, las plantillas de médicos internistas son las más amplias de todo el sistema sanitario.
El personal médico del HGPS está conformado por especialistas y sub-especialistas así como médicos internistas y generales...
Vivimos un desprestigio de la especialidad en Medicina Interna de múltiples orígenes, entre ellos: el desconocimiento por parte de una sociedad que demanda una medicina consumista basada en pruebas, la infravaloración del "acto clínico", la advocación a tareas asistenciales rechazadas por otras especialidades por parte de las gerencias y no rechazadas por el internista sobre la base de su concepto de la medicina (p.ej. el SIDA en los años 80), y la desmotivación de muchos internistas, maltratados en los grandes hospitales.
En el Concilio de Clermont, en 1130, llegó a prohibirse a todo clérigo el estudio de cualquier forma de medicina, y en el cuarto Concilio de Letrán (1215) se separa a los internistas de los cirujanos debido a la mala fama que van adquiriendo estos últimos («sajadores»), en parte propagada por los primeros («garladores»).