intemperie


También se encuentra en: Sinónimos.

intemperie

(Del lat. intemperies.)
1. s. f. Destemplanza o desigualdad del tiempo resguardar las plantas exóticas de la intemperie.
2. a la intemperie loc. adv. Al aire libre, sin techo los mendigos suelen vivir a la intemperie.

intemperie

 
f. Destemplanza o desigualdad del tiempo.
A la intemperie. loc. adv. A cielo descubierto.

intemperie

(intem'peɾje)
sustantivo femenino
destemplanza del clima atmosférico Debes resguardar estas plantas de la intemperie.
expuesto al aire libre Pasaron la noche a la intemperie y retomaron su camino a la mañana siguiente.
Sinónimos

intemperie


a la intemperie locución adverbio al aire libre, a cielo descubierto, a cielo abierto, al descubierto, al raso.
Traducciones

intemperie

intemperie

intemperie

Wetter

intemperie

погода

intemperie

weer

intemperie

pogoda

intemperie

天气

intemperie

天氣

intemperie

počasí

intemperie

vejr

intemperie

Sää

intemperie

מזג אוויר

intemperie

天気

intemperie

날씨

intemperie

Väder

intemperie

SF la intemperiethe elements pl
estar a la intemperieto be out in the open, be at the mercy of the elements
crema para proteger la piel de la intemperiecream to protect the skin against the elements
aguantar la intemperieto put up with the elements, put up with wind and weather
una cara curtida a la intemperiea weatherbeaten face, a face tanned by wind and weather
dejar a algn a la intemperieto leave sb unprotected
Ejemplos ?
Estanterías carbonizadas, aleteando al viento y dando una elegía muda al ambiente. Muebles arrojados a la intemperie y pianos destruidos, que mostraban irónicas carcajadas marfilínicas.
Y mientras ella sollozaba en un sillón del gabinete y la caritativa señora se daba a todos los demonios, el cojito, con el mismo traje con que le hallara el caritativo señor, durmiendo a la intemperie, llegaba a un solar, hecho casino por la muchachil golfería, y acercándose a un corro, donde una docena de hamponcillos jugaban a las cartas, gritaba triunfalmente: -Esta tarde soy yo el banquero.
or una vereda que atravesaba el agostado campo de trigo venían, camino de Madrid, Curro y Madroño, dos amigos inseparables, dos vagabundos curtidos por la intemperie, aparejados por la desgracia y hechos y vivir en trochas, vericuetos y carreteras, sin más compañía que la de Dios, ni otro consejero que su instinto.
(Aplausos.) Tuve la oportunidad de apreciar la entereza y el valor humano de otro grupo de chilenos, siempre negado, también olvidado, inclusive desconocido en la amplitud de su drama para mí, son los 150.000 chilenos parias en su propia patria, sin hogar, sin trabajo permanente, sin familia, caminando de pueblo en pueblo, durmiendo bajo los puentes o a la intemperie, acosados a veces por las fuerzas policiales.
La Cruz de Pámanes, tal cual hoy es, de tosca piedra, ennegrecida por los rigores de la intemperie, tiene una historia llena de interesantes episodios que se pierden entre el polvo de los más añejos pergaminos del tiempo del feudalismo.
Barba crecida, las pestañas y las cejas comidas de la intemperie, las manos y la cara como las de las fieras que persiguen, curtidas, sin pasiones, sin sentimientos, sin expresión; seres de los montes, sus facciones parecen rayas indeterminadas semejantes a las de la corteza de los árboles.
Allí estaba él, expuesto al viento y a la intemperie, calado hasta los huesos; para secarse las ropas que llevaba puestas no tenía más fuego que el viento cortante.
de los placeres. Vivimos a la intemperie y a la luna, como antes dijimos. Pero lo que no hemos dicho aún es la manera de vivir..., ni lo diremos tampoco, porque, envueltos en una nube de gasas, de blondas y de flores, hemos sido arrastrados de paseo en paseo, de baile en baile, de espectáculo en espectáculo, por espacio de muchos días, sin que entre tanto movimiento y agitado remolino nos hayamos podido dar cuenta del menor incidente.
La estatuaria realmente no cumple sino el objeto de contrarrestar impunemente la acción del tiempo y la intemperie; en un interior, o bien es odiosa la representación de escenas o es mucho más propio representarlos por medio de la pintura.
Ambos maltraídos, con gesto de atroz cansancio, las barbas crecidas y la tez de ese color amarillento que viene de las noches a la intemperie y las mañanas sin aseo.
Además de los representantes del sexo viril, no el mas débil dejaba de tener allí representación valiosísima, y sentadas, acá y acullá también, sobre el mal empedrado suelo, lucían sus haraposas vestiduras de colores, si vivos un tiempo, ya un tantico apagados por antiguas suciedades; los semblantes renegridos, algunos de gracioso perfil y ojos magníficos; los pies descalzos y el principio de la pantorrilla curtidos por la intemperie y el pelo sucio y aceitoso, cayéndole sobre la nuca en enorme castaña, engalanado con alguna flor de tallo larguísimo y de perfumado broche.
Su cuerpo achaparrado, duro, lleno de ángulos y nudosidades asemejábale a una encina añosa, dotada por un capricho de la Naturaleza de la facultad de trasladarse; su rostro curtido por la intemperie, era del color de la tierra labrada; no parecía sino que un solo arado había hecho los surcos de la una y las arrugas del otro; como crece entre los surcos la cizaña, desigual, revuelta y salpicándolo a trechos, crecía la barba en la cara rugosa del viejo labrador; hasta su cabeza puntiaguda, coronada de cabellos blancos, recordaba los picos inaccesibles que se erguían sobre la montaña, cubiertos de nieves perpetuas.