intelectiva


Búsquedas relacionadas con intelectiva: volitiva

intelectiva

s. f. Facultad para entender las cosas tiene una intelectiva admirable, es un cerebro.
Traducciones

intelectiva

intellect
Ejemplos ?
La legislación de Demetrio reflejaba las ideas éticas de Aristóteles, quien creía que la parte intelectiva del alma femenina era débil y necesitaba de una supervisión.
Más aún el relato moderno busca en la distorsión e irradiación la creación de una lógica intelectiva en el lector, una "confianza en la memoria intelectiva" Niccolini Silvia (comp.), El análisis estructural.
Ha sido calificado como "el manifiesto del Renacimiento". Elogia grandemente la capacidad intelectiva y deductiva del ser humano.
Asume la tesis franciscana de que en el alma humana hay una especie de materia llamada materia espiritual. Esta materia espiritual, según Olivi, posee una forma sensitiva y una forma intelectiva.
Husserl responderá que como no podemos captar sensiblemente conjuntos infinitos, partimos de la captación sensible de algunos miembros de dicho conjunto para continuar con una construcción simbólica de tal conjunto mediante su expansión o iteración categorial, intelectiva.
En resumidas cuentas, puede afirmarse que el juego es un recurso creador, tanto en el sentido físico (en cuanto interviene en el desarrollo sensorial, motor, muscular, psicomotriz, etc), como en el sentido mental (el niño pone a trabajar durante su desarrollo todo el ingenio e inventiva que posee, la originalidad, la capacidad intelectiva, su creatividad, etc).
La pregunta existencial y la indagación intelectiva, el pálpito emocional de la palabra y la cuestión metapoética son los motivos que se combinan en su personal universo literario.
El reconocimiento de la ignorancia es una ignorancia instruida, docta. Sin embargo, la naturaleza intelectiva se siente atraída por conocer lo incomprensible.
Cuando reconocemos algo que nuestro propio intelecto (imagen de lo Absoluto que está en nosotros) tiene como modelo por medio de la experiencia sensible. “Entonces mediante los actos de su vida intelectiva, encuentra en sí mismo descrito lo que busca.
El hombre, valiéndose de su capacidad intelectiva, se hace artífice de su propio destino saliendo de la cadena mediante el estudio y la filosofía, o bien, por el contrario, pensando en cosas inútiles, deviene casi un vegetal ignorante.
Para Brunschvicg, la filosofía, si quiere ser un saber integral, tiene que comenzar con la inteligencia misma, pues solamente la actividad intelectiva es completamente accesible para sí misma.
El núcleo de la actividad intelectiva es el juicio, a partir del cual se explican tanto el concepto como el razonamiento. Lo que constituye la esencia del juicio no son sus componentes psicológicos, sino la cópula (est).