insuperable


También se encuentra en: Sinónimos.

insuperable

1. adj. Que no puede ser superado o es difícil de superar por su gran calidad un fármaco de propiedades insuperables. excelente, inmejorable
2. Que no puede ser superado o vencido en el camino tropezaron con obstáculos insuperables. invencible superable

insuperable

 
adj. Que no puede ser superado.

insuperable

(insupe'ɾaβle)
abreviación
que no se puede mejorar o vencer Hemos tenido un año insuperable.
Traducciones

insuperable

insuperável

insuperable

nepřekonatelný

insuperable

ADJ [problema] → insurmountable; [precio] → unbeatable; [calidad] → unsurpassable
Ejemplos ?
Los franceses, aterrados, estúpidos, clavados en sus sillas por insoportable letargo, creyendo que la muerte de que hablaba el español iba a entrar en aquel aposento en pos de los amotinados, hacían penosos esfuerzos por levantar los sables, que yacían sobre la mesa; pero ni siquiera conseguían que sus flojos dedos asiesen las empuñaduras: parecía que los hierros estaban adheridos a la tabla por insuperable fuerza de atracción.
Este gobierno fue elegido para controlar la inflación, reducir el poder y el tamaño del Gobierno, para reducir el costo de Gobierno para que pueda reducir el costo de vida, preservar y defender los valores fundamentales que han hecho grande a Estados Unidos, para mantener a la nación de fuerza militar insuperable, para alcanzar la paz con honor en el sudeste de Asia, y para llevar a casa a nuestros prisioneros de guerra, para construir una nueva prosperidad, sin inflación y sin guerra, para crear una estructura de paz en el mundo que duraría mucho tiempo después de nos hayamos ido .
Su relación con mi padre ocupaba cada vez más mi imaginación, la idea de preguntarle a él me sumía en un insuperable temor, y el deseo de indagar el misterio, de ver al legendario Hombre de Arena, aumentaba en mí con los años.
El absurdo de los enlaces que en el sueño se establecen entre las representaciones fue ya acentuado por Cicerón en una forma insuperable (De Divin., II.): Nihil tam praespostere, tam incondite, tam monstruose cogitari potes, quod non possimus somniare.
Ya en otra parte dijimos que donde quiera que volvemos los pasos, encontramos una pared insuperable, pared que fuera locura pretender derribar.
Mi corazón de viejo soldado revive con profunda emoción el coraje insuperable de Luis Cruz Martínez y de los otros 76 jóvenes chilenos, que junto a él, en plena soledad de la sierra peruana, supieron demostrar con la entrega de sus vidas, que nuestra Patria y los valores permanentes del espíritu están por encima de cualquier sacrificio personal que su defensa pueda demandar.
El segundo obstáculo insuperable fue la comida, invariable, igual, constante. En los primeros tiempos, apenas entrábamos al refectorio, un alumno trepaba a una especie de púlpito, y así que atacábamos la sopa, comenzaba con voz gangosa a leernos una vida de santo, o una biografía de la Galería Histórica Argentina, siendo para nosotros obligatorio el silencio y, por tanto, el fastidio.
¡inclinémonos Charmion, ante la sublime majestad de Dios el grande!, entonces se alzó un clamoroso y penetrante sonido, tal como si brotara de Su boca, y toda la masa de éter, dentro de la cual existíamos, reventó instantáneamente en algo como una intensa llama roja, cuya insuperable brillantez y abrasante calor no tienen nombre, ni siquiera entre los ángeles del alto cielo del conocimiento puro.
Artículo 19 Basado en los principios de la Carta de la OEA y con sujeción a sus normas, y en concordancia con la cláusula democrática contenida en la Declaración de la ciudad de Quebec, la ruptura del orden democrático o una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático en un Estado Miembro constituye, mientras persista, un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno en las sesiones de la Asamblea General, de la Reunión de Consulta, de los Consejos de la Organización y de las conferencias especializadas, de las comisiones, grupos de trabajo y demás órganos de la Organización.
No debe extrañarse ese resultado modesto: cada idea, cada proposición, cada tentativa, tiene que armonizarse no sólo con los intereses reales de las naciones contratantes, sinó, lo que suele ser un obstáculo insuperable a la mejor voluntad, con la legislación interior de cada país.
Lo que viene después tiene siempre dos caras: una cristiana y otra clásica, como en las esculturas de nuestro insuperable Alonso Cano, o una cristiana y otra oriental, como en el poema admirable de Zorrilla.
"Hay otro mundo–decía el delegado–y un mundo muy vasto del otro lado del mar, y la insistencia de este mundo en no elevar la plata a la dignidad del oro es el obstáculo grande e insuperable que se presenta hoy para la adopción de la plata internacional".