insulso


También se encuentra en: Sinónimos.

insulso, a

(Del lat. insulsus.)
1. adj. Se refiere a la comida o alimento que no tiene sabor los tomates parecían de buena calidad, pero el sofrito te salió insulso. insípido
2. Que no tiene gracia o interés es un chico muy insulso y aburrido. soso

insulso -sa

 
adj. Insípido, desabrido, soso.

insulso, -sa

(in'sulso, -sa)
abreviación
1. que no tiene o tiene poco sabor Nos sirvieron un plato muy sofisticado pero bastante insulso.
2. que no tiene gracia ni interés La música clásica le parece insulsa y aburrida.
Sinónimos
Traducciones

insulso

insípido

insulso

ADJ
1. [comida] → tasteless, insipid
2. [charla, persona] → dull
Ejemplos ?
En la sociedad local de aquéllos años se levantaron unas pocas voces críticas, pero no hubo movimiento social alguno contra su demolición, como decía el cronista oficial de Jaén, Vicente Oya, el teatro se derribó «ante la pasividad oficial, la indiferencia de muchos y la impotencia de todos». Su orden de demolición se dictó en 1972. En su solar se levantó un insulso edificio de pisos. Cervantes Cervantes Cervantes
Lo más rescatable fueron las escenas con Marge y los niños. Estos gags cortos fueron los momentos más graciosos y evitaron que el episodio fuese completamente insulso».
A la muerte de Dosso, su taller siguió en activo bajo la dirección de Battista Dossi, pero ya sin la personalidad y el genio del artista, derivó hacia un romanismo insulso y de menor calidad.
April es una aspirante a actriz, lúcida y bella, que se inspira en los sueños de su marido cuando era joven, para anhelar mudarse a París y adoptar un estilo de vida bohemio y sibarita; mientras que Frank es un hombre un poco neurótico, con un insulso empleo como vendedor telefónico, que superando los 30 años de edad se pregunta si su vida podría ser distinta.
(C’est un con.) De seguro por su promoción-inglesa le quitaron lo sereno de Papa Noel y lo hicieron un copión que de todo se ríe, como insulso chiste yanqui.
Embarcación que iluminas a las piscinas divinas: en tu irisada presencia mi humanidad se esponja y se anaranja, porque en la muda eminencia están anclados contigo el vuelo de mis gaviotas y el humo sollozante de mis flotas. ¡Oh candil, oh bajel: Dios ve tu pulso y sabe que anonadas en las cúpulas sagradas no por decrépito ni por insulso!
La hija mayor, Joaquina, ya talluda ofrecía, en lo largo, insulso y verdoso del semblante, cierta semejanza con un calabacín, y por lo desgarbado del talle era un palo vestido.
Era bueno con la carne. Y se fue acostumbrando tan bien que, cuando no hubo más, le pareció insulso el más sabroso asado. Se interesó en la futura mies que ya iba asomando; hacía espantar por los hijos la hacienda golosa que siempre trataba de venir a robar algunos de los sabrosos tallos del trigo en flor; contemplaba, admirado, la maravillosa alfombra de oro, toda tornasolada por el soplo del viento.
La Parca, en esto, las manos en la rueca y en el huso, como dicen, y los ojos en el vital estatuto, inexorable sonó la dura tijera, a cuyo mortal son Píramo, vuelto del parasismo profundo, el acero que Vulcano templó en venenosos zumos, eficazmente mortales y mágicamente infusos, valeroso desnudó y no como el otro Mucio asó entrépido la mano, sino el asador tradujo por el pecho a las espaldas. ¡O tantas veces insulso cuantas vueltas a tu hierro los siglos dieren futuros!
Sucumbe el cuerpo con la piel urgida y vuela el sueño con pesadas cargas hasta la cama donde me agoniza el beso que la carne brama. Lleno de hiel, rasco cielos, tiendo antenas y rompo en mi tropel toda barrera: la del sonido insulso...
Y lo que me agradaba en el trato del diplomático era eso precisamente: sintiéndome yo también de mi raza -pero de mi raza cuando sus energías sentimentales no se habían gastado-, podía con el joven diplomático hablar de muchas cosas inaccesibles a los volterianos sin ingenio y a los escépticos sin profundidad, que componen lo más visible de la pléyade intelectual. Éstos encontraban a Fedor Zanovitch -tal era el nombre del ruso- o loco y visionario, o insulso y desabrido.
Creo que algo de lo que he leído, tan insulso, tan intrascendente, si no es que todo, me ha llegado a lo más hondo y ha abierto puertas inesperadas por mí, para introducirme en la realidad del mundo circundante.