institucionalización

institucionalización

1. s. f. Acción y resultado de institucionalizar están en contra de la institucionalización del movimiento solidario.
2. DERECHO Legalización, acción de dar carácter legal a algo.

institucionalización

 
f. sociol. Reconocimiento, no necesariamente legal, de una pauta normativa aceptada por la mayor parte de los miembros de la sociedad.
Ejemplos ?
Ya no amanece para morir o matar: cada día amanece para vivir y convivir, para ganar el derecho a la perfección, para ganar el derecho a la felicidad, para vivir cada vez mejor. Por eso murieron y mistaron, por eso triunfó la Revolución y ahora la Revolución está en el proceso de su institucionalización.
Las universidades y escuelas politécnicas de reciente creación que tengan menos de cinco años de existencia legal a la fecha de vigencia de la presente Ley, continuarán en sus procesos de institucionalización ya iniciados, hasta su conclusión, sin perjuicio de lo previsto en la Transitoria Vigésima de la Constitución de la República del Ecuador.
Las razones por las que nos hemos opuesto siempre al servicio militar han sido más que por negarnos a aprender a matar, cosa a la que nos podemos ver obligados para defendernos; ha sido y es por la esclavitud a la que nos somete, arrancándonos de nuestras familias y de nuestro trabajo, por la despersonalización que sufre el individuo, y por negarnos a una obediencia autómata, y principalmente porque somos enemigos del Estado, de la institucionalización de la violencia, y por negarnos a colaborar con el brazo armado del capitalismo.
Por otra parte, los avances en la institucionalización de las políticas a favor de las mujeres sólo serán sostenibles si se corrigen las normas jurídicas discriminatorias en vigencia, tarea que aún no se ha desarrollado a plenitud.
Así el ANE es firmado por la CEOE, U.G.T., el Gobierno y CC.OO, a pesar de discrepancias internas dentro de esta central (sector catalán). b) La institucionalización de los sindicatos en el ANE.
En cuanto a la escasa participación de representantes indígenas en los niveles municipales y departamentales en la toma de decisiones, recomiendo especialmente la institucionalización de sus formas de organización, como lo prevé el respectivo acuerdo.
Ante la necesidad de garantizar la vigencia y la institucionalización de la Política de Promoción de las Mujeres Guatemaltecas y el Plan de Equidad de Oportunidades 1999-2001, es necesario que las instituciones implementen los planes y programas que deriven de esa política, y que se cumpla con el compromiso de crear un ente rector que garantice su sostenibilidad a largo plazo.
La institucionalización y ejecución de la política de equidad en beneficio de las mujeres, requiere su articulación con el resto de políticas públicas a través de la creación de mecanismos institucionales y asignación de los recursos necesarios para asegurar su sostenibilidad.
Es posible avanzar en la institucionalización de acciones que apoyen las actividades de desarrollo productivo, ya que existen buenas condiciones para iniciar este proceso, tales como estudios de reordenamiento territorial y de factibilidad ya elaborados, pero que requieren estar enmarcados en una estrategia integral de desarrollo rural.
Incrementar la información del contenido social y medioambiental de los productos que son ofrecidos a los consumidores, mediante la institucionalización de los sellos y certificaciones sociales y medioambientales.
La consolidación e institucionalización de un auténtico poder social como el descrito ha de considerarse como el medio más eficaz para constituir en Chile una sociedad tecnificada, en que la palabra de los que saben prevalezca por sobre las consignas, y de una sociedad de verdadera participación, en que la voz del pueblo organizado emerja sin desfiguraciones partidistas y sin mezquindades que la empobrezcan.
Como avances en la institucionalización de la Política Nacional de Promoción y Desarrollo de las Mujeres Guatemaltecas, impulsada por la Secretaría Presidencial de la Mujer, se destaca el compromiso manifestado por los gobernadores departamentales, quienes firmaron una declaración en julio del 2001, en la cual se establece que las metas de la política de la mujer serán incluidas en los planes de desarrollo.