instante


También se encuentra en: Sinónimos.

instante

(Del lat. instans, -tis.)
1. s. m. Porción muy breve de tiempo dame un instante y te lo acabaré. segundo
2. Momento sin extensión determinada que une dos espacios de tiempo contaba los instantes que faltaban para su vuelta.
3. a cada instante loc. adv. Con frecuencia o de manera repetida este niño llora a cada instante.
4. al instante loc. adv. En seguida, sin dilación estaba lloviendo y al instante paró.
5. en este instante o en este mismo instante loc. adv. Ahora, en este momento en este mismo instante estaba pensando en ti.
6. en un instante loc. adv. Deprisa, en muy poco tiempo en un instante me peinó.
7. por instantes loc. adv. 1. Sin cesar, continuamente: le crece el pelo por instantes. 2. De un momento a otro.

instante

 
m. Tiempo indivisible.
Momento, porción brevísima de tiempo.
A cada instante, o cada instante. loc. adv. fig.Frecuentemente.
Al instante. loc. adv. Al punto, sin dilación.

instante

(ins'tante)
sustantivo masculino
1. fracción muy breve de tiempo El enojo me duró sólo un instante.
2. tiempo preciso en que sucede un hecho El accidente ocurrió en el instante que desvié la vista.
con mucha frecuencia Fuma a cada instante por los nervios.
de manera inmediata Vuelvo al instante
de forma progresiva Nos sentimos bien por instantes.
indica que de manera pasajera se tiene la seguridad de lo que se expresa Por un instante creí encontrar la solución del problema.
Sinónimos

instante

sustantivo masculino
momento.
«Una y otra voz significan el punto mínimo o más breve en que se divide el tiempo. Pero así como el punto es la parte más pequeña en que se divide el espacio, y la consideran los geómetras como ideal, indivisible e inconmensurable; y los físicos como una cantidad efectiva y divisible, como lo es toda cantidad física; así parece que se puede concebir en el instante un punto ideal de tiempo indivisible e inconmensurable, y en el momento una cantidad efectiva de tiempo perceptible y divisible. Prestar un momento de atención ofrece al oído una expresión más exacta que prestar un instante, porque no parece que se percibe en este la duración que, aunque corta, se percibe en el momento, como necesaria para dar algún tiempo a la atención. Un reposo momentáneo: a esta frase, con que damos idea de un tiempo de alguna, aunque corta, duración, no se puede substituir con igual exactitud: reposo instantáneo, porque este adjetivo no presenta a la imaginación la más pequeña duración de tiempo para el reposo. Por el contrario, se puede aplicar con más propiedad la voz instantáneo a un tiempo en que suponemos que no se percibe duración alguna. La caída del rayo es instantánea
José López de la Huerta

en un instante locución adverbio en un vuelo, en un avemaría (col.), en un santiamén, en un decir un credo, en un dos por tres, menos que que canta un gallo, en un abrir y cerrar de ojos, en un periquete, en un soplo.
Traducciones

instante

moment

instante

instante

instante

SMmoment, instant
se detuvo un instantehe stopped for a moment
al instanteright now, at once
(a) cada instanteall the time, every single moment
en un instantein a flash
en ese o aquel mismo instanteat that precise moment
hace un instantea moment ago
por instantesincessantly

instante

m. instant;
en este ___right now.
Ejemplos ?
Artista por instinto, con el andar rítmico de las grandes solemnidades, con un sentimiento de la actitud que sólo él posee en grado tal, Pío IX se acerca a la cuna, junta las manos de marfil, eleva al cielo un instante los ojos, como si se invocase la presencia de Dios; se arrodilla, se abisma y los paños de su cándida vestidura se esparcen esculturales y clásicos cual los plegados de alabastro de un ropaje de Canova.
Por un instante, sintió la madre que sus esperanzas se fundían, a semejanza de la nieve ligera que acababa de caer y que, suspensa del alero, iba a convertirse en agua y en lodo.
(me decía a cada instante.) ¡Entonces no hay remedio, me matan!..., pues ese maldito se ha empeñado en que ningunos ojos que vean su fisonomía vuelvan a ver cosa ninguna.» Estaba yo haciendo estas reflexiones, cuando se me presentó un hombre vestido de macareno con mucho lujo, y dándome un golpecito en el hombro y sonriéndose con suma gracia, me dijo: - Compadre, ¡yo soy Parrón!
en aquel mismo instante sonó un tiro muy próximo; y como la pobre viuda, que también se había acercado a la ventana, viera a su hija detenerse y tentarse la ropa, lanzó un grito desgarrador, y cayó de rodillas, casi privada de sentido.
-Será para mí un señalado honor... -contestó la joven, dándole la medicina que le tocaba en aquel instante-. ¡Pero cuente usted desde ahora, señor Capitán Veneno, con que le acusaré a usted las cuarenta!
-exclamó entonces uno que hasta lloraba-. Yo hice también señas al segador de que se fuese al instante. El infeliz se levantó lentamente.
Por consiguiente, desde anteanoche es Angustias tan pobre como las infelices que piden de puerta en puerta... ¡Y ella lo ignora! ¡Ella duerme tranquila en este instante! ¿Cómo, pues, no he de estar muriéndome?...
Comenzamos a cenar y Sócrates no venía. A cada instante quería Agatón que se le fuera a buscar, pero yo lo impedía siempre. Por fin se presentó Sócrates después de habernos hecho esperar algún tiempo, como solía, y cuando ya habíamos medio cenado.
Solamente una niebla, solamente una nube el nacimiento de la materia. Entonces salieron del agua las montañas: al instante salieron las grandes montañas.
«El Niño Dios me está diciendo que hice bien, muy bien...» La sonrisa volvió a sus labios, aunque sus ojos estaban anegados en un llanto que no corría. En aquel mismo instante se oyeron pisadas fuertes en el pasillo, y apareció Julio Revenga.
me concede para mi desengaño: y si entónces habeis de llorar vuestros errores, si entónces habeis de confesar lo que yo os digo, creedme desde este instante, practicad las máximas verdaderas de quien se halla desengañado y convencido: honrad al rey, porque su poder es dimanado del de Dios; obedeced á vuestros prepósitos, constituidos por su soberanía, porque ellos velan sobre vosotros como quienes han de dar cuanta al Señor de vuestras operaciones.
El tiempo apremiaba; decidí resguardarme bajo el tejadillo de un portal desde donde me sería más cómodo parar algún coche de caballos. En ese mismo instante divisé justo a mi lado la entrada de un edificio cuadrado, de aspecto burgués.