insignificancia

(redireccionado de insignificancias)
También se encuentra en: Sinónimos.

insignificancia

1. s. f. Falta de relevancia, bien sea por el tamaño, la cantidad, la utilidad, o el valor de alguna cosa la insignificancia de su capital para el banco es evidente. importancia
2. Cosa sin importancia o de poco tamaño, valor y utilidad siempre regala insignificancias. futilidad, menudencia

insignificancia

 
f. Pequeñez, inutilidad.

insignificancia

(insignifi'kanθja)
sustantivo femenino
1. falta de importancia, utilidad o valor La insignificancia de su propuesta demuestra su ineptitud.
2. dicho o hecho de poco valor Tu problema es una insignificancia.
Sinónimos

insignificancia

sustantivo femenino
2 puerilidad, futilidad, tontada, tontería. importancia.
Referidos a actos de personas.
Traducciones

insignificancia

insignificância, zero

insignificancia

insignificance, nought, zero

insignificancia

صِفْرٌ

insignificancia

nula

insignificancia

nul

insignificancia

Null

insignificancia

μηδέν

insignificancia

nolla

insignificancia

zéro

insignificancia

ništica

insignificancia

insignificancia

insignificancia

nul

insignificancia

null

insignificancia

nic

insignificancia

ничто

insignificancia

nolla

insignificancia

ศูนย์

insignificancia

sıfır

insignificancia

số không

insignificancia

insignificancia

SF
1. (cualidad) → insignificance
2. (= cosa insignificante) → trifle
Ejemplos ?
Mientras el idiota del patrón desperdicia en insignificancias, mi familia sufre los efectos de la impotencia y de la desigualdad.
III. EL PASADO Tal parece que las insignificancias en los pueblos pequeños se vuelven terribles escándalos. Así sucedió cuando el joven Ramiro, hijo de una de las familias más adineradas del lugar, dijo a sus padres que deseaba casarse con Pilar, la hija de Chona, la lechera.
Su juicio fue tajante: Eres un gran poeta. Sabes transformar las insignificancias de quienes te atacan en extraordinarias metaforizaciones.
Me dijo que si se las enviaba a las oficinas, los demás escribientes le embromarían por recibir cartas de una dama; me brindé, pues, a escribírselas a máquina, igual que hacía él con las suyas, pero no quiso aceptarlo, afirmando que cuando eran de mi puño y letra le producían, en efecto, la impresión de que procedían de mí, pero que si se las escribía a máquina le daban la sensación de que ésta se interponía entre él y yo. Por ese detalle podrá usted ver señor Holmes, cuánto me quería, y en qué insignificancias se fijaba.