insepulto

(redireccionado de insepulta)

insepulto, a

adj. Se aplica al cadáver que aún no ha sido sepultado encontraron en el camino varios cuerpos insepultos. sepulto

insepulto, -ta

 
adj. No sepultado.
Traducciones

insepulto

ADJunburied
funeral o misa (de) corpore insepultofuneral mass
Ejemplos ?
El Noto, rápido compañero de Orión en su ocaso, sepultóme en las ondas de Iliria; mas tú, navegante, no te muestres tan malvado que niegues a mis huesos y cabeza insepulta algunos puñados de movediza arena.
Era el alma de Beethoven, ruiseñor inmortal, poesía eternamente insepulta, como larva de un héroe muerto y olvidado en el campo de batalla; era el alma de Beethoven lo que vibraba, llenando los ámbitos del Circo y llenando los espíritus de la ideal melodía, edificante y seria de su música única; como un contagio, la poesía sin palabras, el ensueño místico del arte, iba dominando a los que oían, cual si un céfiro musical, volando sobre la sala, subiendo de las butacas a los palcos y a las galerías, fuese, con su dulzura, con su perfume de sonidos, infundiendo en todos el suave adormecimiento de la vaga contemplación extática de la belleza rítmica.
Sobre la escoba a caballo no has de hacer más de las tuyas.» Estos chistes semejaban los aullidos con que aguzan la hambre los lobos al grito de los cuervos que barruntan los ya corrompidos restos de una víctima insepulta; la mofa con que los cafres a su prisionero insultan.
¡Bueno fuera que para que Turno obtenga una esposa de sangre real, nosotros, almas viriles, turba insepulta y de nadie llorada, quedáramos tendidos en los campos de batalla!
En marzo de 1864 el presidente Gabriel García Moreno ordenó al general Juan José Flores, por entonces gobernador de Guayas, imponer el exilio a Teresa y sus cuatro hijos pequeños, que no pudieron asistir al velorio de la abuela, que había fallecido apenas veinte horas antes y aún permanecía insepulta.
Su obra importante ha sido “Oda Yacu”, “Quito Insepulta”, “Mercado de Pulgas”; en ensayo “Compromiso de los Científicos, los académicos y los poetas con la vida”.
La insepulta de Paita: elegía dedicada a la memoria de Manuela Sáenz, amante de Simón Bolívar (con grabados en madera de Luis Seoane).
Blasfemó el Duque; y asiendo con mano audaz e iracunda el cajón que lo dió el Rey, le estrella en la tierra dura. Rodó por el campo estéril una cabeza insepulta.